loader image

Oomicetos, los patógenos que enferman los cultivos de almendros en España

Tiempo de lectura: 20 minutos
Amanda Muñoz
Amanda Sofía Muñoz Ávila es Periodista, Licenciada en Comunicación Social y Bachiller en Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Austral de Chile.

Compartir publicación

La investigación es liderada por Francisco Beluzán Flores, Ingeniero Agrónomo de la Universidad Austral de Chile y candidato a Doctor en Patología Vegetal por la Universitat Politècnica de València, gracias a la concesión de una Beca de Doctorado en el extranjero otorgada por la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo ANID, Chile.

El experto indicó que estos microorganismos pueden resultar devastadores para las plantaciones de almendros en diferentes sectores de España y de la cuenca mediterránea. En dicha investigación, se detectó un amplio espectro de oomicetos asociados a los síntomas de pudrición de raíces y cuello de los almendros, siendo los de mayor frecuencia de aislamiento Phytophthora niederhauserii y Phytopythium vexans, alcanzando un 35% de los aislamientos totales detectados. 

Esta investigación destaca a Phytophthora niederhauserii como un patógeno de interés, ya que su distribución en el territorio español y mundial ha sido muy rápida. Junto con lo anterior, un estudio posterior del mismo investigador, publicado en la prestigiosa revista científica Plant Disease, de la American Phytopathological Society APS, evaluó la patogenicidad de varios oomicetos aislados en campos de almendros españoles, destacando a la especie Phytopythium helicoides, que si bien fue aislado en una muy baja frecuencia, demostró una elevada agresividad en plantas de almendro en ensayos de laboratorio, incluso superando a otras especies de oomicetos de mayor frecuencia de aislamiento.

“La transformación de los cultivos de almendro españoles desde la producción tradicional a la producción intensiva, lo que conlleva una mayor densidad de plantación y el uso del riego tecnificado, han reflotado problemas fitosanitarios que eran anecdóticos en otros tiempos, y se han posicionado en la actualidad del panorama almendrícola como principales focos de atención” indica el investigador Francisco Beluzán.

Investigador Francisco Beluzán.

Además, “la problemática actual de daños causados por oomicetos en cultivos de almendro, pueden extenderse a otros frutales pertenecientes a la misma familia botánica, como son los frutales de hueso: duraznero, ciruelo, cerezos, etc., que se cultivan de manera muy similar al almendro y bajo las mismas condiciones climáticas”.

Para realizar estos estudios, fue necesario recolectar cerca de 150 muestras, provenientes de seis provincias españolas. Cada muestra consistía en una planta de almendro con síntomas de pudrición de cuello y raíz, presencia de gomosis y decaimiento generalizado, además de una proporción del suelo circundante a la raíz. Los muestreos se realizaron durante tres años, en los meses de primavera-verano, momento en que las infecciones por oomicetos están activas. “La gran mayoría de las especies de oomicetos de interés agrícola, son difíciles de aislar desde las plantas infectadas, por lo que se recurre a diferentes métodos de trampeo, en los que se utiliza el suelo que rodea a las raíces de la planta enferma”.

“Este tipo de estudios es interesante en términos de proyección, ya que si bien se desarrolló localmente en España, la forma en la que se llevó a cabo es perfectamente replicable a cualquier territorio de producción de almendros y otros frutales en el mundo”, mencionó el experto. “Los oomicetos son microorganismos presentes en muchos cultivos de frutales leñosos en la zona mediterránea europea y considerando que la zona central de Chile tiene características climáticas similares, disponer de la información metodológica que aportan este tipo de estudios, puede entregar información valiosa que contribuya siempre al resguardo del patrimonio fitosanitario chileno“, comentó el investigador.

Beluzán destaca e invita a agricultores y asesores técnicos a mantener monitorizados los cultivos no solo de almendro, “pues es esencial que se mantengan ciertas enfermedades de interés agrícola, por debajo del umbral de daño económico de cada unidad productiva, destacando los controles fitosanitarios oportunos y siempre enmarcados en Manejo Integrado de Enfermedades que está afortunadamente en auge”.

Raíces de almendro con síntomas de daños por oomicetos.

Los artículos en cuestión se titulan “Survey of Oomycetes Associated with Root and Crown Rot of Almond in Spain and Pathogenicity of Phytophthora niederhauserii and Phytopythium vexans to ‘Garnem’ Rootstock” (Estudio de oomicetos asociados a la pudrición de la raíz y de la corona del almendro en España y patogenicidad de Phytophthora niederhauserii y Phytopythium vexans en el portainjerto ‘Garnem’) y “Pathogenicity of oomycete species to different Prunus hybrid rootstocks” (Patogenicidad de especies de oomicetos en diferentes portainjertos híbridos de Prunus), publicados en las revistas científicas del primer cuartil “Agriculture” y “Plant Disease”, respectivamente.

Beluzán adelantó que retorna al país en los próximos meses y está dentro de sus planes seguir trabajando e investigando en temas relacionados con los oomicetos enfocados en cultivos de Prunus en Chile, además de poder generar lazos internacionales con otros grupos de investigación en temas similares y crear redes de contacto en torno a la investigación en frutales leñosos.

Links de papers aquí:

Agriculturehttps://www.mdpi.com/2077-0472/12/2/294 

Plamt Diseasehttps://apsjournals.apsnet.org/doi/10.1094/PDIS-08-22-1902-RE 

Compartir publicación

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados