Uno de cada 10 chilenos mayores de 50 años consume alcohol en exceso, según estudio del CISS

258

Según criterios clínicos, se considera consumo pesado 5 tragos o más en hombres y 4 en mujeres en una sola ocasión. Investigadores de la Universidad de Columbia y la Universidad Mayor describieron la trayectoria del uso del alcohol en esta población muy poco estudiada en 22 países del mundo: Inglaterra lidera la lista con 20%.  

Las investigaciones sobre uso de alcohol se centran mayoritariamente en adolescentes y jóvenes, siendo los adultos mayores de 50 años una población poco estudiada. Por ello, académicos de las universidades de Columbia (EE.UU.) y Mayor (Chile) describieron cómo varía el consumo de alcohol según la edad y el país de residencia.

Así, analizaron información de 22 países durante 2010 y usaron indicadores de uso promedio de alcohol, pero también algunos más específicos como su intensidad y severidad. En el caso de Chile, los investigadores encontraron que los mayores de 50 años consumen en promedio 1,2 tragos estándar a la semana y 8% de ellos consume alcohol en exceso (1 de cada 10), según criterios clínicos.

De acuerdo a las guías médicas, se considera consumo pesado de alcohol 5 o más tragos en el caso de los hombres y 4 tragos en el caso de las mujeres en una sola ocasión. En Israel, por ejemplo, el consumo en exceso es del 1%, mientras que en Inglaterra llega al 20%. En tanto, el consumo promedio semanal va de 0,6 en México a 6,9 en Irlanda, esto en medidas estándar equivalentes a 1 lata de cerveza semanal.

Estas cifras son importantes, ya que en la población de 50 años y más los efectos del alcohol son más dañinos debido a su metabolismo y la interacción con remedios, ya que éstos pueden exacerbar los efectos intoxicantes del alcohol, mientras que la bebida puede disminuir la eficacia del tratamiento médico. A esto se suma el riesgo de caídas en adultos mayores.

El estudio también arrojó que el consumo se explica en gran medida por la cantidad de alcohol que pueden comprar en cada país: los adultos mayores tienden a consumir con más frecuencia y en mayores cantidades entrados los 80 años, si viven en países más ricos con precios más bajos del alcohol, en comparación con países menos ricos y con precios más altos.

El director del Centro de Investigación de la Sociedad y la Salud (CISS) de U. Mayor y profesor de epidemiología en el Columbia Aging Center, Dr. Esteban Calvo, comentó que “los responsables de la formulación de políticas deben considerar elevar el precio del alcohol para prevenir las consecuencias negativas para la salud del consumo en adultos mayores,  junto con otras opciones de políticas como las regulaciones sobre los programas de ventas y comercialización”.

En ese sentido, los investigadores destacaron la experiencia exitosa de Irlanda para establecer impuestos y fijar precios mínimos para la venta de alcohol.

Álvaro Castillo-Carniglia, profesor del CISS, agregó que la sociedad, por su parte, debe acompañar a sus familiares y su relación con el alcohol, de modo de modelar un consumo responsable.

Revisa el estudio AQUÍ

Comunicaciones-U.Mayor