loader image

U. de Chile fortalecerá monitoreo de los bosques chilenos mediante el uso de satélites e inteligencia artificial

Tiempo de lectura: 20 minutos
Redacción CienciaEnChile
Somos un medio de comunicación y una agencia nacional de difusión y divulgación de ciencia. Estamos comprometidos con la difusión de una variedad de proyectos respaldados por ANID y diversas fuentes de financiamiento.

Compartir publicación

La Facultad de Ciencias Forestales y de la Conservación de la Naturaleza de la Universidad de Chile ha formalizado un acuerdo de colaboración con Lemu, startup chilena de soluciones tecnológicas para la conservación de la naturaleza, consolidando así el compromiso para impulsar de forma conjunta el “Programa de investigación para el desarrollo de innovación tecnológica en el monitoreo y seguimiento de recursos forestales a través de percepción remota y análisis geoespacial”.

El objetivo central de este programa es contribuir al avance de herramientas tecnológicas para abordar desafíos asociados a la evaluación y seguimiento de ecosistemas forestales en distintas escalas, que van desde grandes regiones o paisajes hasta el monitoreo de árboles individuales. Para alcanzar esta meta, el programa de investigación conjunta estará enfocado en el desarrollo de soluciones basadas en percepción remota y análisis geoespacial. El área piloto para probar estas soluciones será la Estación Experimental Frutillar de la Universidad de Chile, ubicada en la Región de Los Lagos.

Entre los propósitos específicos del convenio, se encuentra la colaboración activa en la postulación a fondos de investigación e innovación, tanto a nivel nacional como internacional. Además, se destaca la importancia de la divulgación de los resultados obtenidos, tanto a través de medios formales como informales, buscando así un impacto más amplio y una contribución significativa al conocimiento en este ámbito.

La Facultad de Ciencias Forestales y de la Conservación de la Naturaleza ha sido pionera en la investigación y desarrollo de metodologías para la percepción remota de ecosistemas forestales. Desde 1959, su Estación Experimental Frutillar ha sido un centro de investigación y ensayos sobre los bosques primarios de ese rincón del mundo, albergando más de 150 especies de flora nativa, a las cuales se suman más de 90 plantaciones experimentales de especies nativas y exóticas. Los 65 años de historia de la estación han sido profundamente documentados, usando desde los métodos más primitivos hasta los instrumentos más sofisticados del mundo, convirtiéndolo en un territorio privilegiado para el desarrollo de herramientas destinadas al monitoreo de ecosistemas.

Primer satélite privado chileno

Lemu es reconocida a nivel global por su enfoque tecnológico para impulsar la conservación y restauración de ecosistemas. Conecta a empresas e individuos con proyectos de conservación ambiental generando métricas cuantificables sobre nuestro mundo natural, y permitiendo evaluar el impacto de nuestras acciones. Entre sus soluciones tecnológicas, la compañía está próxima a lanzar su satélite, Lemu Nge (“Ojo del Bosque” en Mapudungun). Se trata del primer satélite privado chileno y el primero del mundo construido exclusivamente para la observación de la biodiversidad en los ecosistemas de la Tierra. El satélite usará su cámara hiperespectral de alta resolución para capturar imágenes de la Tierra en más colores de los que puede ver el ojo humano, usando la premiada tecnología desarrollada por Lemu para identificar especies y caracterizar ecosistemas.

La misión de Lemu se alinea con la urgencia de abordar las crisis ambientales y esta colaboración se perfila como un paso crucial hacia la materialización de soluciones que contribuyan a revertir los efectos negativos que impactan a nuestro planeta. La fusión de la experiencia académica y el enfoque innovador de Lemu promete resultados significativos en el ámbito del monitoreo de bosques y la conservación de nuestra naturaleza.

 

Leo Prieto, fundador y CEO de Lemu, comenta que “es alucinante vivir en una era en que la tecnología nos permite observar y evaluar en profundidad bosques completos de una forma eficiente y no invasiva, al mismo tiempo que es esencial para la conservación efectiva de estos ecosistemas. Nos entusiasma colaborar con la Universidad de Chile y sus décadas de datos de distintos tipos de bosques en su Estación Experimental Frutillar, para acelerar la efectividad de las mediciones remotas cruciales para la conservación basada en evidencia. Este tipo de investigaciones son de enorme valor para entender mejor las dinámicas de los ecosistemas, diseñar planes de manejo efectivos y demostrar el impacto que los proyectos de conservación, las empresas y otros actores tienen en el mundo natural”.

El Dr. Jaime Hernández, Profesor Titular de la Universidad de Chile, señala por su parte que “es tremendamente interesante y prometedora la alianza con Lemu. Ellos tienen la agilidad de gestión que a veces no encontramos en la Universidad. Por ejemplo, son capaces de movilizar los recursos necesarios para lanzar un satélite capaz de generar datos hiperespectrales de gran utilidad en la evaluación y monitoreo no solo de recursos forestales, sino que de ecosistemas completos. Tenemos afinidad en los intereses, conservación de la naturaleza y desarrollo sostenible, y también en las herramientas de inteligencia artificial que estamos usando y desarrollando. Todo hace prever que el programa arrojará resultados importantes”.

Compartir publicación

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados