Redes sociales y plataformas digitales: su impacto en la divulgación científica

225

Expertos explican la importancia y el auge de las plataformas digitales utilizadas para la divulgación científica, así como su impacto y evolución a futuro en la sociedad.   

  Comunicaciones Par Explora Antofagasta. El uso de la tecnología se ha convertido en una herramienta bastante poderosa para la divulgación científica. Lo avances tecnológicos y las nuevas plataformas digitales han permitido generar un puente entre el mundo científico y la sociedad, contribuyendo a la divulgación del conocimiento, y al pensamiento crítico y reflexivo de las personas.

No obstante, es fundamental conocer los aspectos negativos y positivos del uso de las herramientas tecnológicas para la divulgación científica, especialmente en estos días, en los cuales han proliferado las fakes news o noticias falsas, incluso de un tema tan delicado como es la pandemia mundial del coronavirus (COVID-19).

Para ello, el PAR Explora Antofagasta del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, ejecutado por la Universidad Católica del Norte (UCN), consultó a expertos en la materia, quienes se refieren a la importancia de la tecnología como herramienta de divulgación científica, así como a su impacto y evolución a futuro en la sociedad.

El académico de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica de Chile (UC), Dr. Daniel Halpern, explica que antes no sólo los científicos, sino que políticos y personas en general, requerían de los medios de comunicación tradicionales, como la radio o la televisión, para llegar a más personas y así entregar su mensaje. “Sin embargo, hoy un científico puede a través de Youtube, por ejemplo, desarrollar una idea con un video sobre los resultados del último experimento, mostrar también cómo hacer este experimento al resto de la comunidad, con su visión y propia experiencia; o puede hacerlo a través de sus redes sociales, mostrando imágenes, fotos y los resultados principales”, detalla.

“TECNOLOGÍA DE DIFUSIÓN SOCIAL”

El Dr. Halpern afirma que un científico puede publicar los resultados de su investigación como paper o artículo en una revista especializada, cuyo público -un gran porcentaje- son académicos. Sin embargo, hoy el espectro es más amplio y los públicos son diversos.

“La difusión quedaba en manos de académicos para académicos. Sin embargo, hoy con el desarrollo de todos estos canales de comunicación, la realidad es que no solamente puedo comentarle a los académicos sobre mis últimos resultados, sino que además puedo hacerlo a través de mis redes, comentando, contando qué fue lo que pasó con los resultados, con la revista que me publicó, etcétera. Entonces, amplío el círculo de personas que conocen lo que estoy investigando y desarrollando, lo que hoy se hace gracias a la tecnología, específicamente la tecnología de difusión social, o de medios personales, pero que permiten una comunicación social a muchos”, comenta el académico de la UC.

Respecto a las herramientas tecnológicas que más se están ocupando actualmente para divulgar el conocimiento, el Dr. Halpern asegura que dependen del público objetivo al que apunta el investigador. “Por ejemplo, Youtube es muy útil para mostrar resultados por medio de un video. En tanto, si un académico quiere dar a conocer los resultados por a través de una imagen, creo que Instagram podría ser una mejor herramienta para ello”, subraya.

El académico del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación de la UCN, Dr. Juan Bekios, detalla que existen distintas herramientas tecnológicas, con determinadas características, que pueden ser usadas para la divulgación del conocimiento.

“Si pensamos en audio, podemos hablar de podcasts y programas de radio, como rtve.es, que pueden ser encontrados en diferentes medios online. Desde el punto de vista del video: Youtube, películas, videoconferencias y programas vía streaming, como TED Talks. En la web existen publicaciones en la prensa generalista, en revistas especializadas y libros. Además, podemos encontrar blogs donde un amplio número de personas exponen sus opiniones sobre algún tema científico. Finalmente, las redes sociales juegan un papel fundamental en la divulgación del conocimiento científico hacia el público más general, por medio de plataformas, tales como Facebook, Google+ o Twitter. En un nivel más especializado aparecen plataformas como ResearchGate”, subraya.

El Dr. Bekios explica que la tecnología en los medios de comunicación lleva bastante tiempo acercando el mundo de las ciencias a la comunidad. “Nuestros padres y abuelos se fascinaron con la ciencia y los avances tecnológicos del mundo moderno a través de revistas, la radio y la televisión. Muchos de nosotros que seguimos la carrera académica, como profesores o investigadores, fuimos motivados por revistas como Mecánica Popular, las radios universitarias y por series de televisión tan célebres como el programa Cosmos, los programas dirigidos por Hernán Olguín, y Eric Goles con su programa Enlaces”, recuerda.

IMPACTO DE LA TECNOLOGÍA EN LA DIVULGACIÓN CIENTÍFICA

Pese a ser una poderosa herramienta para la divulgación científica, el uso de las plataformas tecnológicas ha impactado en la sociedad de distintas maneras, como por ejemplo la propagación de las fake news, es decir, noticias falsas.

El Dr. Halpern advierte que actualmente existen influenciadores o influencers, es decir, personas que tienen un muy buen manejo de las redes sociales y que llegan a audiencias muy grandes. “El problema es que lamentablemente no tienen información que es científica, por ejemplo, entonces lo que sucede es que desinforman en vez de informar. Porque muchas veces muestran un resultado que no es cierto, que no es real, o que se dio en ciertas situaciones, y como hacen divulgación sin ser científicos/as, confunden a las personas”, añade el académico de la UC.

Coincide el Dr. Bekios, quien argumenta que un aspecto negativo de las redes sociales “es que muchas veces sus contenidos carecen de sustento científico o sus efectos no perduran en el tiempo”.

Desde una mirada positiva, el Dr. Bekios manifiesta que actualmente las nuevas tecnologías han permitido democratizar aún más el conocimiento, derribando las barreras del lenguaje e ideológicas. “En lo personal, creo que lo positivo es que las nuevas tecnologías permiten democratizar la transmisión del conocimiento a todo tipo de personas. Sobre todo a aquellas con una fuerte inquietud científica. Las redes sociales, por ejemplo, son vehículos de transmisión de gran potencialidad y que tienen un carácter instantáneo”, agrega el académico de la UCN.

El Dr. Halpern sostiene que “lo positivo está justamente en que los científicos hoy pueden salir a desmentir (las fake news) y tienen la autoridad, pero para ello necesitan manejarse en estas tecnologías sociales, porque es una responsabilidad que todo científico tiene, en base a su conocimiento y experiencia, para poder desmentir en muchos casos, así como también divulgar información real”, subraya.

Consultado acerca de cómo evolucionará el uso de la tecnología como herramienta de divulgación científica, el académico de la Facultad de Comunicaciones de la UC explica que se va a tener que ampliar la forma en la que se divulga el conocimiento científico. Es decir, pensar en la audiencia. “Para eso tengo que saber cómo leen la información las personas que ven Youtube, Instagram o cualquiera de estas plataformas”, puntualiza.

En tanto, el académico del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Computación de la UCN cree que las redes sociales evolucionarán para transmitir conocimientos cada vez más específicos a los distintos grupos de interés. “Con un alto grado de interactividad debido a que la forma de aprender ha cambiado. Por ejemplo, hoy existen herramientas como Jupiter o Google Colab, que permiten a los asistentes de una conferencia ejecutar el código de los experimentos dinámicamente e incluso que puedan modificarlos en sus computadoras personales después del evento”, señala el Dr. Bekios.

Como una forma de acercar las ciencias a la comunidad, y potenciar la divulgación científica y tecnológica, PAR Explora Antofagasta estará realizando charlas online y panoramas virtuales con la intención de utilizar al máximo todas las plataformas tecnológicas disponibles. Quienes estén interesados/as en conocer estas actividades en línea, pueden ingresar a las redes sociales del proyecto: PAR Explora Antofagasta (Facebook), parexplora_antofagasta (Instagram), PAR Antofagasta (Twitter), PAR Explora Antofagasta (Youtube) y https://www.explora.cl/antofagasta/