Reciente estudio demostró cómo se ve afectada la población de pelillo frente a un terremoto

879

Los efectos en la demografía y la genética de una población son profundos con eventos catastróficos como un terremoto. Investigadores estudiaron qué sucedió con el pelillo después del terremoto del 2010

Recolección de pelillo en el cultivo de Tubul, era una de las actividades principales del pueblo antes del terremoto de 2010 (crédito fotográfico: M-L Guillemin, Universidad Austral de Chile).

Lorenzo Palma, Ciencia en Chile. En la actualidad los efectos al nivel genético que tienen las perturbaciones masivas como erupciones volcánicas, tsunamis o terremotos en las especies no se ha estudiado profundamente y es poco entendido. Esto se debe al hecho que es muy difícil tener acceso al antes y el después de estos eventos imprevisibles, aunque muy frecuentes en el territorio nacional.

En el caso de un alga chilena, que fue fuertemente afectada por el terremoto en la región de Concepción, el pelillo (Agarophyton chilense), se tuvo la suerte de que un grupo de investigadores liderados por la Dra. Marie-Laure Guillemin, de la Universidad Austral de Chile (UACh), se encontraba investigando los cambios genéticos en sus poblaciones desde el año 2002 y, recientemente publicaron los resultados en la prestigiosa revista Evolutionary Applications

Dos meses después del terremoto y levantamiento de la costa casi todos los pelillos cultivados en Tubul están muertos y se observa todavía algunos individuos secándose sobre el barro. Detrás se nota el puente de Tubul destruido por el terremoto (crédito fotográfico: C Valdovinos, Universidad de Concepción, Chile).

El grupo de investigación conformado con académicos del Instituto de Genética, Medio Ambiente y Protección Vegetal, Le Rheu, Francia (INRA); del Centro de Conservación Marina, de la Pontificia Universidad Católica de Chile; del departamento de Ecología y del Centro de Investigación Biodiversidad y Ambientes Sustentables (CIBAS), de Concepción y de la de la Estación de Biología Marina de Roscoff, Francia. Los investigadores fueron a tomar muestras justo después del terremoto de febrero 2010 en dos regiones, la Región del Biobío que fue la más impactada y la Región de Los Lagos, en la cual el efecto del terremoto y tsunami en la costa fue casi no percibido, recordó la especialista en algas y académica del doctorado en Ciencias Mención Ecología y Evolución de la UACh.

Dos años después, en el 2012, regresaron para ver cómo se reponían las poblaciones y en particular cual eran las diferencias entre las poblaciones que se reproducen sexualmente y las otras que simplemente se clonan, estas últimas siendo los cultivos de pelillo, que seguían en cada región. “Justo después de la catástrofe las poblaciones sexuales fueron mucho más impactadas que las clonales, perdiendo mucho de su diversidad genética. Parece que clonarse actúo como un colchón de protección, pero este efecto positivo no fue duradero. Después de a penas dos años las poblaciones sexuales habían logrado volver a su nivel inicial de diversidad genética mientras las clonales estaban decayendo. Pero se podía notar como los pescadores habían tratado de salvar algunos cultivos de Concepción, clonando los sobrevivientes”, explica la investigadora.  

La académica de la UACh explica que es importante poder entender lo que pasa con las algas después de una catástrofe para poder desarrollar estrategia de cultivos que permiten una recuperación rápida. “El efecto del terremoto fue tremendo. Se relaciona con el cambio de hábitat, donde la costa se elevó más de 2 metros, pero también fue consecuencia de tener muchos clones, lo que limita la capacidad de estas poblaciones a adaptarse rápidamente a condiciones cambiantes”, concluyó.

La Dra. Marie-Laure Guillemin, sigue investigando el pelillo y adelanta que se encuentran tratando de comparar lo que pasa en algas cultivadas de manera clonal en Chile y en las Filipinas.

Cabe destacar que los autores del trabajo fueron Ronan Becheler, Marie‐Laure Guillemin, Solenn Stoeckel,  Stéphane Mauger, Alice Saunier, Antonio BranteChristophe Destombe y Myriam Valero y su trabajo completo lo encuentran en el siguiente link https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/eva.12967.