loader image

Recalcan que ola polar aumentaría el déficit hídrico

Tiempo de lectura: 20 minutos
Alejandra Parra
Periodista y Comunicadora Social egresada de la Universidad Austral de Chile el 2013.Diplomada de Marketing Digital de la Pontificia Universidad Católica el 2020. Con 10 años de experiencia en el área comunicacional, enfocada en el plan estratégico.

Compartir publicación

Este tipo de fenómeno impide las precipitaciones y por tanto es perjudicial para la agricultura. Sin embargo, beneficiaría a la industria frutícola porque generaría mayor calidad en la fruta.

Camila Bauer, Periodista UTalca.- La ola de bajas temperaturas que afecta a la zona central de Chile tendría efectos negativos para el déficit hídrico que registra el país.

Así lo explicó el investigador del Centro de Investigación y Transferencia en Riego y Agroclimatología (CITRA) de la Universidad de Talca, Patricio González Colville, quien aseguró que estas heladas se mantendrán hasta el jueves.

“Esta masa de aire polar es muy intensa y prácticamente abarca un tercio del centro de Chile. Para el día martes la temperatura que estamos esperando puede oscilar entre los -3 y los -4 grados bajo cero, fundamentalmente las regiones de O ́Higgins, Maule y Ñuble”, explicó.

Impacto en los cultivos

De acuerdo con el agroclimatólogo, el problema principal que genera este fenómeno radica en que “está bloqueando las precipitaciones que deberíamos haber tenido en la zona central de Chile, que nos está dejando un déficit cercano al 70% y eso es muy perjudicial para la agricultura, porque este frío no provoca nieve ni precipitaciones”, sostuvo.

De esta manera, se espera que en la zona comprendida entre Valparaíso y el Biobío termine el invierno con un alto déficit de lluvias, que podría llegar al 25%.

Sin embargo, detalló que estas bajas temperaturas tendrían efectos positivos para la exportación del rubro frutícola.

“Este frío es beneficioso porque los frutales necesitan acumular temperaturas bajo 7 grados durante el invierno, porque de esa manera se protegen durante este periodo y, además, internamente absorben este frío y eso hace que en septiembre y octubre los frutos sean de buen calibre, de buena calidad y exportables”.

En cuanto a otros tipos de plantaciones, la recomendación es tomar las medidas de precaución necesarias para enfrentar este fenómeno climático. “Los cultivos de hortalizas y bajo invernadero son los que deben deberían tener problemas si no se protegen con calefactores o un buen plástico, porque son muy sensibles a las heladas”.

Pronósticos

Durante el próximo mes, González Colville cree que se repetirán estas temperaturas extremas. “En Julio, agosto y hasta la primera quincena de septiembre esperamos tener masas de aire polar muy intensas por el déficit de lluvia”.

“Este invierno, de acuerdo a nuestro modelo, va a ser más bien frío que lluvioso, a pesar de que el evento de El Niño iniciará en junio, no se tendrán mayores repercusiones en cuanto a precipitación”, concluyó el agroclimatólogo.

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados