loader image

Proyecto UCH evalúa las posibilidades de contagio por Covid-19 de a animales domésticos

Tiempo de lectura: 20 minutos
Alejandra Parra
Periodista y Comunicadora Social egresada de la Universidad Austral de Chile el 2013.Diplomada de Marketing Digital de la Pontificia Universidad Católica el 2020. Con 10 años de experiencia en el área comunicacional, enfocada en el plan estratégico.

Compartir publicación

Si bien los casos de SARS-CoV-2 se encuentran en descenso, el Ministerio de Salud alerta que será un virus se mantendrá en la población. Considerando que actualmente ocho de cada 10 chilenos tienen una mascota en sus hogares, resulta necesario estudiar las posibilidades de contagio a los animales.

Comunicaciones Universidad de Chile.- Buscando identificar nuevos modos de propagación del COVID-19, la Universidad de Chile, a través de su Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias, se encuentra estudiando las posibilidades de contagio del virus humano en animales. Asimismo, la investigación  establecerá las características que presentan las mascotas infectadas al convertirse en reservorios virales.

Tras la propagación del virus SARSCoV-2, las crisis sanitarias y sociales se posicionaron en el escenario mundial, causando más de siete millones de fallecidos. A nivel nacional, el Ministerio de Salud (MINSAL) estima que a la fecha más de 5.200.000 personas se contagiaron durante los últimos tres años y 64 mil fallecieron.

Si bien el virus ataca principalmente a los humanos, existen diversos casos de contagios en animales. Por ejemplo, en el ámbito silvestre, el COVID-19 se ha evidenciado en los visones, aumentando las cifras de mortalidad en las granjas de Estados Unidos.

Bajo este escenario, especialistas de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias (FAVET) de la Universidad de Chile, se encuentran desarrollando el estudio “SARSCoV-2 en animales de compañía: preparación para el futuro cercano, evaluando el papel potencial como reservorios virales”. La iniciativa impulsada desde el 2021, se ha enfocado en caracterizar a mascotas que se hayan expuesto al virus a través de su convivencia con humanos para identificar la probabilidad de infección y sus consecuencias.

Siendo coordinado por el académico FAVET, Víctor Neira, el estudio nº 1211517 de Fondecyt también cuenta con la colaboración de los profesores Patricio Retamal y Galia Ramírez, de la misma facultad.  Así como también, han participado estudiantes, tales como Belén Agüero, del doctorado en Ciencias Silvoagropecuarias y Veterinarias UCH.

Mascotas como reservorios virales

Según cifras del Programa Mascota Protegida de la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo, en Chile existen cerca de 12 millones y medio de perros y gatos en los hogares, alcanzando los 8.306.650 y 4.176.029 respectivamente. La cifra ha tenido un aumento de un 13% desde 2019, de acuerdo con la Encuesta Cadem de marzo de 2022, siendo necesario revisar las posibilidades de contagio del virus de humanos a animales.

“Nuestras mascotas no son vacunadas contra SARSCoV-2, por lo tanto, desconocemos cuán susceptibles pueden ser después de una infección u otras enfermedades emergentes y/o re-emergentes”, explicó la profesora Ramírez, agregando que al convivir con animales, “ambos grupos están expuestos a una serie de patógenos que pueden ser compartidos o transmitidos mutuamente”.

Si bien a nivel mundial Chile cuenta con una baja tasa trasmisión de enfermedades entre animales y humanos gracias a la alta tasa de vacunación, el profesor Neira explica que es necesario conocer ciertas conductas que “pueden favorecer a la transmisión del virus. Por ejemplo, si les comparten comida, si duermen en las mismas camas o si les dan besos, lo que podrían ser instancias de riesgos”.

En esta línea, la profesora Ramírez considera necesario “profundizar en las dinámicas de mantenimiento y transmisión de las enfermedades infecciosas para el diseño de programas o recomendaciones de control y prevención”.

A la fecha, el Laboratorio de Virología UCH ha sido el único espacio que ha reportado casos de animales con Covid-19 en el país, logrando trazar más de 100 casos positivos en perros y gatos. Pese a ello, los especialistas explican que pueden existir casos que no han sido identificados, siendo clave la prevención.

“La principal recomendación es que, ante un contagio de Covid-19, se debe evitar el contacto estrecho con la mascota por un periodo de hasta siete días, evitando dar restos de comida y dormir con ellas”, sostuvo Neira.

Proyecciones investigativas

De acuerdo con el profesor Neira, la investigación, que ha colaborado con instituciones gubernamentales y con el Colegio Médico Veterinario, ha hecho “una exhaustiva búsqueda de casos, por lo que en el corto plazo se podrán generar nociones concluyentes del impacto del virus en los animales nacionales”.

Para este año esperan “generar un manual para las personas con mascotas que tengan un caso de virus. De este modo vamos a evitar que se transmitan enfermedades a las especies. Queremos proteger a los animales con educación y enseñar ciertas conductas que erradas”, afirmó el profesor Patricio Retamal.

Finalmente, el profesor Neira concluyó que “es necesario continuar el estudio de SARSCoV-2 en la vida silvestre. Por ejemplo, en Estados Unidos, el virus se ha establecido en poblaciones salvajes de ciervos, lo que confirma que es capaz de volver a la vida salvaje, donde potencialmente pueden generarse nuevas variantes. Por otra parte, la introducción de Influenza Aviar nos reafirma que debemos seguir estudiando enfermedades zoonóticas, para tener datos suficientes que sustenten estrategias de prevención en humanos y animales”.

Para más información sobre el proyecto, visita la noticia elaborada por FAVET: https://uchile.cl/v170177 

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados