loader image

Proyecto de investigación sobre salud mental de la UAI y Todo Mejora es publicado por Nature Mental Health

Tiempo de lectura: 20 minutos
Alejandra Parra
Periodista y Comunicadora Social egresada de la Universidad Austral de Chile el 2013.Diplomada de Marketing Digital de la Pontificia Universidad Católica el 2020. Con 10 años de experiencia en el área comunicacional, enfocada en el plan estratégico.

Con el objetivo de determinar los efectos de la pandemia por Covid-19 en la salud mental de los adolescentes en Chile, durante 2021 la Facultad de Ingeniería y Ciencias, el GobLab UAI, de la Escuela de Gobierno, y la Escuela de Psicología de la UAI, en colaboración con la Fundación Todo Mejora, desarrollaron un proyecto investigativo en el marco de la adjudicación de fondos de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID).

El proceso y los resultados obtenidos durante el desarrollo de esta investigación, fueron publicados este 2023 por Nature Mental Health —revista que forma parte de Nature, una de las editoriales de información científica y médica más prestigiosas a nivel global— en el artículo académico “Natural language processing analysis of the psychosocial stressors of mental health disorders during the pandemic”.

Este estudio recogió la experiencia de ambas instituciones en los campos de la psicología, la ciencia de datos y la estadística, utilizando la información obtenida por la Fundación Todo Mejora en “Programa Hora Segura”, una plataforma de contención emocional virtual por chat vigente desde 2015, en la que un grupo de profesionales voluntarios se mantienen disponibles para conversar en tiempo real sobre diferentes problemáticas adolescentes.

“El GobLab UAI impulsa proyectos que buscan usar la ciencia de datos para mejorar la calidad de vida de las personas, y siempre el objetivo del proyecto fue ver cómo podíamos apoyar a Todo Mejora para hacer mejor su trabajo”, explica María Paz Hermosilla, directora del GobLab UAI quien agrega que  además de atender a jóvenes y niños LGBTIQA+, la fundación tiene incidencia en políticas públicas sobre salud mental juvenil y, “si bien el proyecto es de carácter científico, siempre tuvimos la meta de que estos algoritmos puedan servir para apoyar su gestión a futuro”.

“El principal objetivo de la colaboración corresponde a la generación de herramientas y conocimientos de impacto en la sociedad”, agrega Matías Trujillo, director ejecutivo de Todo Mejora. “En este sentido, la alianza permite que la tecnología y, particularmente, la ciencia de datos, contribuya a la provisión de servicios sociales especialmente diseñados para las necesidades de salud mental de la niñez y adolescencia LGBTIQA+”, afirma.

Para el proyecto se utilizó procesamiento y análisis de textos usando diversas herramientas de Procesamiento de Lenguaje Natural (NLP), así como clasificación de textos mediante aprendizaje de máquina y operacionalización de conocimiento experto, sometiendo a estudio alrededor de 11 mil conversaciones con datos entre 2018 y 2020, a través de los cuales fue posible comparar sintomatologías ansiosas, depresivas y comportamientos suicidas antes y durante la pandemia.

“Nuestro análisis muestra un aumento significativo de las conversaciones que abarcan temas de autoimagen y relaciones interpersonales, así como una disminución de los temas de rendimiento”, explica el extracto inicial del paper académico. “Además, observamos que las conversaciones que trataban temas como autoimagen y crisis emocional desempeñaron un papel en la explicación tanto del comportamiento suicida, como de los síntomas depresivos. Sin embargo, los síntomas ansiosos sólo pueden explicarse por los temas de crisis emocional. Estos resultados arrojan luz sobre las intrincadas conexiones entre los estresores psicosociales y diversos aspectos de la salud mental en el contexto de la pandemia Covid-19″.

Producto de esta colaboración, también se realizó un documento de recomendaciones de política pública en salud mental y un Manual de Lineamientos para Intervenciones Psicológicas por chat en contexto de crisis a raíz del Covid-19.

“Dado el contexto mundial de cambios acelerados y de incertidumbre, es sumamente importante contar con investigaciones conformadas por equipos interdisciplinarios, ya que nos permiten abordar de forma integral una problemática presentada”, indica Isidora Paiva, docente de la Escuela de Psicología UAI, quien agrega que “usualmente, se asocia la salud mental a problemas que deben ser solucionados solo por profesionales afines, como psicólogos, psiquiatras, entre otros. Sin embargo, es algo de lo que todas las personas tenemos que hacernos cargo, y es multidimensional, por lo que requerimos una mirada integral”.

Además de crear un modelo que permita detectar la sintomatología ansiosa o depresiva, el objetivo de la investigación fue marcar un precedente para todas las intervenciones psicológicas no presenciales, que hoy son claves para identificar problemas de salud mental.

“Una implicancia interesante corresponde a la importancia de atender la salud mental de la población en un país en donde su acceso es deficiente. Desde ahí, darle visibilidad al cómo la Ciencia de Datos fortalece la capacidad técnica y operativa de las líneas de ayuda, permitiéndonos innovar en la manera en la que estos servicios se articulan con la infraestructura sanitaria”, agrega Trujillo.

Para el especialista, “los principales desafíos están en ir generando conocimiento y herramientas que puedan ir contrastando las distintas experiencias de las líneas de ayuda en miras a su mejora continua”.

Las publicaciones de Nature son leídas por científicos e investigadores de todo el mundo, ya que cuenta con exposiciones de trabajos de investigación, editoriales y noticias científicas de carácter general, así como artículos sobre política científica, críticas de libros técnicos y de divulgación, y artículos sobre la historia y el futuro de algunas disciplinas científicas.

“Esperamos que el artículo tenga un gran alcance para que más personas se motiven a realizar este tipo de intervenciones novedosas que por un lado son interdisciplinares y, por otro, unen la ciencia de datos con la salud mental”, concluye Isidora Paiva.

Compartir publicación

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados