loader image

Presentan propuesta para Proyecto de Ley Integral de las Personas Mayores

Tiempo de lectura: 20 minutos
Alejandra Parra
Periodista y Comunicadora Social egresada de la Universidad Austral de Chile el 2013.Diplomada de Marketing Digital de la Pontificia Universidad Católica el 2020. Con 10 años de experiencia en el área comunicacional, enfocada en el plan estratégico.

El Centro de Estudios para el Envejecimiento Activo de la FEN de UTalca expuso ante la Cámara de Diputadas y Diputados sobre esta normativa que hoy se analiza.

Wendy Lucena, Periodista UTalca.- La visión de la academia respecto a las políticas públicas que deben ser dirigidas al bienestar y calidad de vida de los adultos mayores, fue plasmada por el director del Centro de Estudios para el Envejecimiento Activo de la Facultad de Economía y Negocios, Germán Lobos, ante la Comisión de Personas Mayores y Discapacidad de la Cámara de Diputadas y Diputados, en el contexto de la discusión del Proyecto de Ley Integral de las Personas Mayores.

“Nuestro planteamiento es que se establezca un conjunto de políticas, planes, proyectos y programas sociales que permitan dar la bajada a los derechos establecidos. Para ello sería interesante que un porcentaje de los fondos regionales (básicamente FNDR, FIC, y glosas) puedan estar reservados sólo para políticas, planes, proyectos y programas orientados a personas mayores. También se podría establecer prioridades o beneficios en términos del puntaje asociado a la ficha del Registro Social de Hogares o beneficios municipales para incentivar la participación en Clubes de Adulto Mayor (CAM)”, explicó el académico.

Asimismo, Lobos subrayó que la propuesta del Centro tiene un enfoque en el diseño de la política pública. “Esto significa que, dado que la calidad de vida de las personas mayores es multidimensional, la solución requiere un enfoque sistémico. Por ejemplo, cuando se diseña una política o un programa de salud mental debe considerar otras variables, como la salud bucal o la calidad de la dieta, y por lo tanto que la intervención capture no sólo el efecto directo de la salud mental sobre la calidad de vida, sino que también los efectos indirectos”, destacó.

Centro de Estudios

Las mencionadas propuestas surgen del trabajo de investigación realizado por el citado Centro, que es financiado por el Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC – R) del Gobierno Regional del Maule.

Esta iniciativa realizó un diagnóstico en la calidad de vida de este grupo etario en las cuatro provincias de la región, incluyendo dimensiones como la salud bucal y mental, calidad de la alimentación e ingresos. El proyecto, que ya refleja algunos resultados, categoriza a los adultos mayores en tres grupos: residentes de un Establecimiento de Larga Estadía para Adultos Mayores (ELEAM), integrantes de un Club de Adulto Mayor (CAM) y un tercer grupo que no pertenece a ninguno de los anteriores.

“El 87.3% de las personas mayores que participan en un Club de Adulto Mayor (CAM) se declaran satisfechos o muy satisfechos con su vida, mientras que este porcentaje es sólo 74.6% en el caso de personas mayores que residen en un Establecimiento de Larga Estadía para Adultos Mayores (ELEAM). Las personas mayores que, están en una relación, son más satisfechas con su vida, y no observamos diferencias entre hombres y mujeres”, explicó Germán Lobos.

Otro aspecto que abordó la investigación fue la sospecha de sintomatología depresiva, que es uno de los factores complejos a los que se enfrenta este grupo etario. “Una de cada cuatro personas mayores presenta sospecha de sintomatología depresiva y muestra el impacto que ha tenido la pandemia sobre la salud mental. En el caso de las personas mayores que participan en un CAM este porcentaje es 15.6% mientras que quienes residen en un ELEAM la cifra es 40.1%. En general, las mujeres presentan más síntomas depresivos que los hombres y además la prevalencia de síntomas depresivos aumenta en aquellos grupos con menor nivel educacional”, agregó.

“Las cifras que presentamos muestran un escenario complejo y hubo coincidencia en que el desafío de las políticas públicas es poder canalizar recursos hacia este segmento de la población. Se requiere dar un salto cualitativo y cuantitativo significativo en términos de recursos para satisfacer las necesidades de la población de personas mayores. Chile enfrenta un escenario de más personas mayores y además más longevas”, finalizó el académico FEN.

Compartir publicación

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados