[Opinión] Inclusión ¿Todos los días?

746
Alejandra Ríos Urzúa Directora Diploma en Habilidades Laborales Universidad Andrés Bello Sede Viña del Mar

En 1992, la Asamblea General de la ONU definió el 3 de diciembre como el día internacional de las Personas con Discapacidad (PcD), con el fin de visibilizar la situación de este colectivo en todos los ámbitos de participación, así como para promover sus derechos. A casi 30 años de ello, podemos mirar el camino recorrido por Chile y veremos innegables avances, especialmente en cuanto a derechos.  Al hablar de promoción de derechos de las PcD, debemos necesariamente hacer referencia al concepto de Calidad de Vida (CdV), ya que no se puede pretender progresar en uno, sin abordar el otro.  Si bien, nuestro marco normativo ha avanzado en el resguardo de ciertos espacios de participación social, vemos que algunas etapas, en términos de derechos, han quedado rezagadas. Es así, como desde el 2015 contamos con la ley de Inclusión Escolar, que busca proteger el derecho de todo niño a acceder a una educación, independiente de su condición. Por otro lado, tenemos la ley de Inclusión Laboral del 2018, que reserva el 1% de los colaboradores de una empresa, para personas que acrediten discapacidad. Vemos, por tanto, que una PcD puede acceder, por derecho, a la etapa escolar y luego al entorno laboral. Pero ¿qué pasa con la formación para incorporarse a un trabajo? Legalmente no contamos todavía con el respaldo que asegure a este colectivo opciones de formación para desempeñarse laboralmente. Si lo que se ha perseguido con la promulgación de estas leyes es una participación plena en la sociedad, cabe preguntarse, ¿cómo una PcD podría insertarse con éxito en un trabajo, sin haber recibido formalmente las herramientas para ello? Entonces aparece el concepto de CdV, que, en definitiva, busca el bienestar de las PcD. Este bienestar es multidimensional, siendo el trabajo uno de los aspectos que lo favorecen ya que, en la adultez, la manera más concreta de participación social es a través de una actividad laboral. Y si bien, las cifras de contrataciones de PcD ha aumentado desde la promulgación de la ley 21.015, según un estudio de Fundación ConTrabajo, a febrero del 2021 recién se había alcanzado un 33,9% de cumplimento de la cuota de contratación. ¿Falta de preparación? ¿Falta de oportunidades laborales?  ¿Falta de valoración de la diversidad? Lo cierto es que este 3 de diciembre, en Chile se inaugura la Teletón 2021 y el lema de este año es “todos los días”. Y me pregunto, ¿llegaremos al momento en que no necesitemos una campaña televisiva para visibilizar la necesidad de oportunidades de las PcD? Por ahora, a seguir abriendo espacios de formación para que las PcD puedan realmente ejercer su derecho de participación, todos los días.