loader image

Nuevo proyecto FIC apunta a inserción digital de empresas agrícolas del Biobío

Tiempo de lectura: 20 minutos
Valentina luza

Compartir publicación

El programa apuntará a 150 beneficiarios directos y 550 indirectos, de diversos rubros asociados al hortofrutícola regional.Chile es el mayor exportador frutícola del hemisferio sur, realizando 2.6 millones de toneladas de envíos de fruta al extranjero. Sin embargo, el cambio climático y el agotamiento de los recursos naturales han puesto como desafío implementar nuevas técnicas para el desarrollo agrícola, como lo es la agricultura de precisión.

Según la Fundación de Estudios Rurales, 2021, el proceso de digitalización del sector agroalimentario va a influir en el cambio de roles y en el desarrollo de nuevos modelos de negocio vinculados al asesoramiento agrario. El uso masivo de datos, su gestión y análisis, junto a la utilización de tecnologías, como la inteligencia artificial, van a permitir proveer de herramientas de apoyo a la decisión a los agricultores y ganaderos, de forma que les permita pasar a un proceso de toma de decisiones avanzado y adaptado a las necesidades específicas de cada explotación.

Actualmente, en la Región del Biobío, las empresas agrícolas no poseen tecnologías claves que permitan la eficacia y sustentabilidad en su producción, algunas de ellas son la adopción de tecnologías para un eficiente riego tecnificado, sensores para el riego, mecanización, telemetría, entre otras.

Las empresas enfrentan problemas en la adopción de tecnologías, principalmente por el desconocimiento de las plataformas existentes.

En ese contexto, es que la Universidad Católica de la Santísima Concepción desarrollará la iniciativa “Transferencia para la inserción digital de empresas agrícolas de la región del Biobío”, proyecto enmarcado en el Fondo de Innovación para la Competitividad FIC-R 2022 del Gobierno Regional del Biobío.

Cubrir brechas

Al respecto, Robinson Sáez, especialista del Centro Regional de Estudios Ambientales (CREA) y director de este proyecto FIC, indicó que no es desconocida la importancia que tiene en “nuestra economía nacional y regional la agricultura familiar campesina, la cual representa un 90% de las unidades agrícolas del país y donde gran parte de los alimentos que llegan a nuestros hogares provienen de estos productores, por ello resulta muy importante que estos empresarios y emprendedores puedan cubrir las brechas y necesidades tecnológicas que poseen en la actualidad, pudiendo dar el salto a nuevos mercados nacionales e internacionales, destacando rubros como las hortalizas, los berries, el avellano europeo, las viñas, el cerezo, entre otros”.

Remarcó que el programa apuntará a 150 beneficiarios directos y 550 indirectos de comunas de Biobío, como, por ejemplo, Los Ángeles, Mulchén, San Rosendo, Negrete o Tucapel, y de diversos rubros asociados al hortofrutícola regional.

Aparte, dijo que la iniciativa contempla desarrollar un programa de difusión y transferencia tecnológica que implemente pilotos con tecnología digital que superen brechas en gestión y operación para un agricultor de la Región del Biobío. “Con la implementación de tecnologías para procesos productivos agrícolas, se busca dar a conocer estos pilotos digitales para procesos productivos agrícolas, en rubros tan diversos como el frutícola regional, y que a la larga permitan aumentar los ingresos de los agricultores de la región”, subrayó.

Además, se vincularán con especialistas tecnológicos ad hoc, quienes interiorizarán los beneficios de utilizar tecnologías digitales. Por otro lado, el proyecto contempla desarrollar un programa de difusión masiva de estas tecnologías, tanto a los beneficiarios, actores relevantes de los rubros y comunidad en general.

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Sorry, No posts.