loader image

Nueva vacuna contra el COVID: Especialistas explican su objetivo y llaman a vacunarse ante aumento de casos

Tiempo de lectura: 20 minutos
Alejandra Parra
Periodista y Comunicadora Social egresada de la Universidad Austral de Chile el 2013.Diplomada de Marketing Digital de la Pontificia Universidad Católica el 2020. Con 10 años de experiencia en el área comunicacional, enfocada en el plan estratégico.

Compartir publicación

El Ministerio de Salud anunció que se implementará una nueva etapa de vacunación contra esta enfermedad para la población de riesgo. La académica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, Claudia Cortés, asegura que el COVID “se ha convertido en un virus endémico, como es la influenza, y contra la influenza nos vacunamos todos los años”. La jefa del Programa Infecciones Asociadas a la Atención de Salud (IAAS) del Hospital Clínico de la U. de Chile, Marcela Cifuentes, agrega que con esta nueva dosis la población de riesgo se protege “de hacer enfermedad grave, reducen el riesgo de long COVID y, por supuesto, el riesgo de fallecer”.

El Ministerio de Salud (Minsal) anunció que implementará una nueva vacuna contra el COVID-19, una nueva dosis dirigida a grupos de riesgos, es decir, enfermos crónicos y personas inmunodeprimidas. La noticia fue dada a conocer en medio del aumento de casos de esta enfermedad en las últimas semanas.

La jefa del Programa Infecciones Asociadas a la Atención de Salud (IAAS) del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, la infectóloga Marcela Cifuentes, explica que “estamos en un escenario epidemiológico de aumento sostenido de casos las últimas ocho o un poco más de semanas. Con respecto a la semana epidemiológica anterior, la semana 43 tuvo un aumento de 5,6% en los casos, con más de un 100% de aumento en los fallecidos. Estamos teniendo, en estos momentos, una positividad de PCR de 5,1%, mucho más en antígenos, con un poco más de 1.000 casos semanales nuevos y 10 fallecidos semanales. Todo esto en la Región Metropolitana, con datos hasta el 8 de noviembre de 2023”.

La académica agrega que “hemos tenido brotes en instituciones de salud de atención cerrada y abierta. Cuando los casos aumentan, aun cuando la población más vulnerable se siga cuidando, queda más expuesta a la infección. Es este grupo el de más riesgo no solo de enfermar, sino de quedar con secuelas como el Long COVID o de fallecer. Estamos hablando de adultos mayores, especialmente mayores de 75 y más años, enfermos crónicos e inmunodeprimidos”.

Por su parte, la infectóloga del Hospital Clínico San Borja Arriarán y académica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, Claudia Cortés, agrega que “la vacunación es siempre importante y obviamente cuando los casos aumentan, pero más que todo porque llevamos casi un año desde la primera dosis bivalente que se utilizó en un grupo importante en la población”. Asimismo, plantea que “hoy día la gente que tiene mayor riesgo, los mayores de edad, las personas con comorbilidad, tienen que ir a recibir su nueva dosis de refuerzo de COVID”.

Una nueva vacuna, una nueva dosis

De acuerdo a lo informado por el Minsal, a partir de la semana del 20 de noviembre, estará disponible en los centros de atención primaria la nueva vacuna monovalente, que está específicamente diseñada para atacar a la cepa XBB-1.5, una subvariante de Ómicron. ¿Quiénes deberán vacunarse? Las personas que ya cumplieron 12 meses desde su última vacunación COVID y que pertenecen a los grupos de riesgo, como mayores de 60 años, pacientes inmunocomprometidos y personas con enfermedades crónicas.

La doctora Claudia Cortés destaca que el COVID “se ha convertido en un virus endémico, como es la influenza, y contra la influenza nos vacunamos todos los años, y es muy probable que contra el COVID, que tiene variantes permanentes también, necesitemos una vacuna anual. Por lo tanto, la gente tiene que entender que es una vacuna segura, que se han vacunado millones de personas y que una vez al año vamos a tener que recibir una dosis de refuerzo, particularmente los grupos más expuestos, como son los trabajadores de salud o las personas con algún riesgo por una edad muy elevada o por tener alguna comorbilidad”.

En este sentido, la doctora Marcela Cifuentes enfatiza la importancia de esta nueva dosis porque así “los grupos de mayor riesgo y aquellos sin esquemas completos se protegen de hacer enfermedad grave, reducen el riesgo de long COVID y, por supuesto, el riesgo de fallecer. Por eso, es muy importante conocer cuál es la situación de cada uno. Las personas pueden acceder fácilmente con clave única o con número de serie de la cédula de identidad al sitio https://mevacuno.gob.cl/ y descargar de ahí su resumen de las vacunas que les han colocado, con fecha, marca, tipo, etc. Es muy aconsejable tener conocimiento de ello”.

La importancia del autocuidado

La infectóloga Marcela Cifuentes asegura que “el retiro de uso de la obligatoriedad de mascarillas ha sido confundido con que ahora no se puede/debe usar. La mascarilla no es obligatoria, pero se recomienda su uso en personas de mayor riesgo cuando concurren a lugares cerrados, mal ventilados y también se recomienda fuertemente que sea usada por toda persona que esté con un cuadro respiratorio activo, especialmente si tienen tos y coriza (mocos) por 5 a 7 días”.

“Con esto, aun cuando por el cuadro clínico no amerite consulta médica y licencia, podemos cortar la cadena de transmisión, especialmente en lugares públicos (colegios, universidades, metro, micro, colectivo, salas de espera, visitantes de hospitales, personal de salud). Higienizarse las manos cada vez que estas se contaminen o toquen superficies comunes es una medida que debe quedar como medida higiénica, más allá del COVID y la pandemia”, indica la especialista del Hospital Clínico de la Universidad de Chile.

La doctora Cifuentes añade que sigue siendo importante, además, buscar la etiología de los cuadros infecciosos que nos afectan para conocer la dinámica de la transmisión y las medidas para cortarla. Hacer diagnóstico etiológico nos permite hacer las curvas de ocurrencia de los distintos agentes para detectar precozmente cuando se están produciendo las alzas de uno u otro agente y tomar medidas según corresponda”.

Además, la académica Claudia Cortés indica que “uno espera que después de tres años, cuatro, la gente haya aprendido a cuidarse y haya aprendido que cuando tiene síntomas respiratorios tiene que usar mascarilla para cuidar a los demás, a la gente con la que vive, a sus compañeros de trabajo, de estudio. Por lo tanto, cada vez que tengamos síntomas respiratorios hay que usar mascarilla, hay que tener un buen lavado de manos y, si uno se siente enfermo, tiene que quedarse en casa”. Ante síntomas respiratorios, agrega, “hay que hacerse un test, que puede ser un test de antígenos o una PCR, para poder determinar si se trata de COVID o no y es fundamental que nos cuidemos”.

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados