loader image

Núcleo Milenio LiLi realiza su primer encuentro del 2023

Tiempo de lectura: 20 minutos
Valentina luza

Compartir publicación

Para el Núcleo Milenio LiLi es fundamental obtener evidencia científica con el fin de aportar en la protección de la biodiversidad de la Patagonia.

Por Sense Contents.-El Núcleo Milenio LiLi ha realizado su primera actividad del 2023, reuniendo a su equipo para compartir los avances de su primer año y planificar sus acciones durante esta nueva etapa.

La Universidad Austral de Chile, en el edificio Emilio Pugin reunió durante dos días a las y los integrantes del Núcleo Milenio LiLi en su primer claustro de 2023. Esta actividad se desarrolló los días 10 y 11 de marzo, el cual tuvo como objetivo analizar y dialogar respecto a las diferentes líneas investigativas del Núcleo, en donde se revisaron las primeras investigaciones del 2022.

Desde la región del Biobío y hasta Tierra del Fuego, los científicos de la Universidad Austral, Pontificia Universidad Católica, Universidad de Santiago y Universidad de Talca buscan aportar información científica sobre los ecosistemas de montaña, con el objetivo de avanzar en el conocimiento y proteger la biodiversidad de la Patagonia y sus bosques nativos.

“El Núcleo Milenio LiLi es un equipo multidisciplinario enfocado en la investigación de ciencia ecológica, genética y de conservación focalizado en la Patagonia. Como parte de la investigación, LiLi busca entender principalmente la relación de organismos focales, tales como levaduras nativas (Saccharomyces eubayanus) y el marsupial Monito del Monte, que se encuentran sostenidos en este ecosistema de altura por el bosque Nothofagus, particularmente en la lenga. LiLi busca determinar cómo estos organismos responden al flujo estacional de energía, y cómo les afectará el calentamiento global”. Comenta el Dr. Roberto Nespolo, director del Núcleo.

“Nos propusimos poner al bosque como centro de nuestra investigación, con todos los organismos asociados para entender qué factores, en estos organismos que son tan distintos entre sí, impactan en el comportamiento a nivel fisiológico, estructura de poblaciones, diversidad genética y distribución a nivel nacional”, afirma el Dr. Francisco Cubillos, PI del Núcleo.

Complementando con lo anterior, el Dr. Nespolo comenta que: “en ambientes extremos como estos, en invierno los ecosistemas enfrentan condiciones incompatibles con la vida. Por ahora, pusimos nuestro foco en tres organismos característicos de este ecosistema: las levaduras S. eubayanus, hongos unicelulares adaptados al frío, el marsupial Dromiciops (monito del monte), único en esta zona del mundo y quienes fijan la energía radiante, el bosque de lengas (N. pumilio). Es clave comprender el funcionamiento de estos elementos figurados de la cadena trúfica, que se deprime e hiberna en invierno, cuando nada puede vivir, pero se reactiva y florece en primavera, desarrollando una actividad frenética en verano”.

Relevancia de los equipos multidisciplinarios

Dando inicio al segundo año de LiLi se reunieron 20 científicos durante esta actividad, en donde se agruparon los investigadores principales, estudiantes de pregrado, doctorado y posdoctorado, además de un tremendo equipo de colaboradores entre asistentes de investigación, biólogos, biotecnólogos y veterinarios. Este equipo ha demostrado un tremendo interés por volver a realizar ciencia desde la experiencia de los terrenos, complementando con toda la precisión de los laboratorios.

Esta investigación aborda el reino animal, vegetal y fungi, logrando una unión complementaria entre cada uno de los estudios, abordando diversos métodos investigativos y transformándolo en algo completamente enriquecedor y motivante.

La Dra. Frida Piper, PI y directora alterna de LiLi comenta que: “el cambio climático va a afectar a los ecosistemas de manera conjunta y no individualmente a los organismos que conforman el ecosistema. Los científicos somos reacios a trabajar de forma multidisciplinaria, es complejo, pero es hacia donde debemos apuntar, los efectos no se producen en un solo organismo, sino en una escala ecosistémica. Sabemos que hay interacciones entre organismos, por lo que estudiar un solo organismo nos limita y hace perder información”.

“Desde un principio, las personas ligadas a la ciencia estamos acostumbrados a trabajar en un laboratorio, en cambio, con LiLi volvemos al campo, volvemos al bosque y miramos a nuestro alrededor. Como científicos y científicas nos preguntamos cuáles son los fenómenos que aquí están ocurriendo. Yo lo abordo desde los microorganismos, para entender cómo sobreviven, como llegaron a ese punto y como se dispersaron.

Basándonos en la colaboración y el trabajo interdisciplinario en LiLi hemos logrado ir más allá”. Dr Francisco Cubillos.

“El 2023 para LiLi es un año de cosechar lo que hemos cultivado. Es nuestro segundo año en donde veremos resultados de las investigaciones, pero también es el momento de definir en qué nos enfocaremos después, cómo crecerá LiLi y quien nos acompañará en este proceso de búsqueda de evidencia científica, en torno a los ecosistemas de la Patagonia, al límite de la vida y en un escenario de cambio climático”.

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Sorry, No posts.