loader image

Núcleo FAIR reflexiona sobre el impacto de la IA en el futuro

Tiempo de lectura: 20 minutos
Alejandra Parra
Periodista y Comunicadora Social egresada de la Universidad Austral de Chile el 2013.Diplomada de Marketing Digital de la Pontificia Universidad Católica el 2020. Con 10 años de experiencia en el área comunicacional, enfocada en el plan estratégico.

Compartir publicación

Investigadores chilenos, entre ellos, Claudia López, profesora del Departamento de Informática, reflexionan y anticipan los impactos que esta tecnología tendrá de cara al futuro.

Comunicaciones USM.- Crear conocimientos desde el sur, el territorio y las comunidades en torno a los efectos inciertos de la Inteligencia Artificial, es la propuesta central que presentó el Núcleo Milenio Futures of Artificial Intelligence Research (FAIR), un grupo interdisciplinario de investigación y creación que buscará imaginar, comprender y transformar las capacidades de estas tecnologías para hacerlas más democráticas y participativas. Lo que se busca es intentar responder si es posible diseñar futuros alternativos desde Chile, situando la siguiente pregunta ¿Qué aspectos de la vida social no pueden ser delegados a las inteligencias artificiales?

Si bien esta tecnología (IA) emergió como una de las mayores promesas de prosperidad de la sociedad del futuro, su rápido avance también abrió nuevas controversias éticas asociadas a la exacerbación de la brecha digital, el impacto en el medioambiente y sus efectos en el mundo del trabajo, la salud y la educación. En ese sentido, la invitación de FAIR es a reflexionar y anticipar los impactos que esta tecnología tendrá de cara al futuro, pero desde una perspectiva latinoamericana, experimental y en conexión con el territorio situado.

“Inaugurar este proyecto sobre los Futuros de la Inteligencia Artificial en el Museo Chileno Precolombino es una forma de recordar que no podemos comprender el futuro sin reconocer nuestros territorios y nuestras prácticas locales. No hay posibilidad de un futuro inclusivo, sustentable y ético de la inteligencia artificial si no somos capaces de dialogar con la multiplicidad de formas de inteligencia que habitan y diseñan nuestros territorios, que muchas veces han sido negados y olvidados”, señaló Martín Tironi, director del Milenio FAIR y de la Escuela de Diseño de la Universidad Católica.

En este escenario, los investigadores principales del centro —Tironi junto a Wolfgang Bongers (Letras UC), Claudia López (Informática USM) y Teresa Correa (Comunicaciones UDP)— proponen una alternativa a las miradas celebratorias y fatalistas de los escenarios futuros de la IA para, en su lugar, comprender y anticipar las transformaciones e impactos de estas tecnologías, reconociendo sus potenciales beneficios y límites éticos. En particular, se enfocarán en abordar los desafíos sociales, culturales y ambientales de la IA en Chile y Latinoamérica, considerando no sólo el progreso tecnológico que posibilita, sino también sus contextos de uso y las inestabilidades que genera sobre la vida en el planeta.

“Queremos entender qué es lo que está, incluso detrás de las ideas y los pensamientos de la gente que desarrolla y toma decisiones sobre inteligencia artificial y por eso es tan necesario unir saberes desde las letras, desde los estudios artísticos, pasando por la comunicación, por cómo la gente conceptualiza la inteligencia artificial, hasta el poder prototipar y tratar de probar esas nuevas inteligencias artificiales que vamos a imaginar”, puntualizó la investigadora FAIR y profesora del Departamento de Informática de la USM, Claudia López.

Transformando la Cultura de la IA

El lanzamiento del Núcleo FAIR congregó a cerca de 200 personas en el Museo de Arte Precolombino en torno a una experiencia que reunió la historia propia del lugar con la intervención artística de Felipe Rivas San Martín y su “Archivo Queer Inexistente”, la propuesta algorítmico-musical de la Orquesta de los Poetas y la charla magistral de la experta en Humanidades Digitales de King’s College, Mercedes Bunz.

La autora de «The Silent Revolution: How Algorithms Changed Knowledge, Work, Journalism, and Politics without Making Too Much Noise», reflexionó sobre cómo las tecnologías digitales han moldeado nuestra sociedad y cómo la Inteligencia Artificial tiene el potencial de transformar aún más nuestras formas de vida. Además, Bunz destacó la importancia de la infraestructura pública en la Inteligencia Artificial, un espacio que el núcleo viene a complementar, especialmente para indagar en las implicancias socioculturales que conlleva la adopción de estas nuevas tecnologías.

En ese sentido Carolina Gainza, subsecretaria de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, destacó que “el Núcleo FAIR es muy importante para el país porque fomenta la transdisciplina (…), aquí encontramos investigadores e investigadoras de las ingenierías, humanidades, ciencias sociales, letras y artes. Eso es inédito y, al mismo tiempo, un ejemplo que debemos seguir”.

Una de las áreas que ha sido poco estudiada y que comienza a explorar es “el mito de la desmaterialización de la Inteligencia Artificial”. En ese sentido, los investigadores problematizan cuál es la verdadera materialidad en aspectos tales como los costos ambientales de estas tecnologías (se estima que para el año 2040 el almacenamiento de datos digitales generará el 14% de las emisiones mundiales) o el rol que tienen en la producción de imaginarios culturales.

Sobre FAIR

El Núcleo Milenio FAIR es un centro de investigación interdisciplinario que cuenta con el financiamiento y apoyo de la Iniciativa Científica Milenio de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID), que busca interrogar las implicancias socioculturales de la IA desde Chile y Latinoamérica, creando espacios de colaboración, aprendizaje y experimentación que fomenten cruces entre humanidades, ciencias y artes.

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Sorry, No posts.