loader image

La seguridad hídrica se logra a través de la articulación de los diversos actores territoriales

Alejandra Parra
Periodista y Comunicadora Social egresada de la Universidad Austral de Chile el 2013.Diplomada de Marketing Digital de la Pontificia Universidad Católica el 2020. Con 10 años de experiencia en el área comunicacional, enfocada en el plan estratégico.
[tiempo_lectura]

Para la Dra. Pilar Barría, encargada de Transición Hídrica Justa del Ministerio de Medio Ambiente, es fundamental comprender los diversos usos del agua para superar la conflictividad que rodea la crisis hídrica.

Comunicaciones UA.- El 16 de noviembre del 2022 se publicó en el Diario Oficial el decreto Nº 58 del Ministerio del Medio Ambiente, el cual estableció la creación de un comité interministerial de transición hídrica justa para asesorar al presidente en los temas referentes a la política y transformaciones institucionales.

Este comité busca avanzar en el proceso de transición hídrica justa, teniendo en cuenta principios de equidad, justicia, ambiental, sostenibilidad y con enfoque de género. Respuesta a un diagnóstico transversal sobre la necesidad de cambios en la política, la falta de articulación entre sectores público-privado y espacios vinculantes para estas modificaciones.

«Es prioritario impulsar el diálogo entre actores para una gobernanza del agua que integre la cuenca como una unidad básica de la gestión. Reconociendo la complejidad de las transformaciones que se requiere» señaló la representante del Ministerio de Medio Ambiente.

Las declaraciones las hizo durante el lanzamiento el 24 de abril del proyecto anillo «La crisis social del agua: desarrollo de modelos de gobernanza colaborativa en el contexto de la mega sequía en la zona centro-sur de Chile», financiado por la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo y dirigido por la Dra. Paola Bolados, quien también dirige el Doctorado en Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Chile.

Para la Dra. Pilar Barría el escenario de conflictividad en torno al agua exige una propuesta dinámica, flexible ante un escenario donde hay menos agua disponible, problemas en la frecuencia del servicio y los eventos extremos.

«Hay conflictos entre juntas de vigilancias, y otros actores al interior de ellas, o sobre los usos de un usuario y las formas de usar que no son entendidas y ni aceptadas por otros usuarios. Es fundamental crear una visión compartida que permita una gestión integrada a nivel de cuencas para conseguir la seguridad hídrica» complementa.

Paralelamente se están configurando los primeros Consejo de Cuencas en las distintas regiones del país. Organismos de conformación pública-privada-comunitaria, con representantes de distintos actores de la cuenca, que tengan o no titularidad de derechos de aprovechamiento de aguas.

Éstos buscan establecer una visión y planificación de la cuenca y, de forma vinculante, generar y promover las coordinaciones para implementar medidas de gestión integrada de los recursos hídricos. Los pilotos permitirán retroalimentar el modelo de gobernanza que quedará consagrado en un proyecto de ley que será prontamente a la Secretaría General de la Presidencia.

«Los consejos de cuencas no reemplazan o superponen funciones de otros organismos, ni reemplaza a las organizaciones de usuarios de aguas, como tampoco asumirá roles asociados a la redistribución de las aguas» aclaró la Dra. Pilar Barría.

En la actividad también expusieron la Dra. Tatiana Celume abogada e investigadora del proyecto; Carlos Estévez asesor del Ministerio de Obras Públicas y ex director de la Dirección General de Aguas; y la Dra. Paola Bolados quien hizo un llamado a mirar la crisis del agua desde su componente social, con múltiples dimensiones y diversas escalas.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Descubre novedades en publicaciones científicas destacadas