La cura de la diabetes mellitus en perros Beagle

144

Profesionales de la Universidad Autónoma de España muestran que es posible curar la diabetes en animales grandes con un solo tratamiento mediante terapia génica. Tras 8 años de seguimiento del estudio, se demostró la eficacia del método.

Xaviera Hermosilla, Ciencia en Chile.-Hoy hace 8 años atrás  se publicó la cura para la diabetes en animales grandes. La diabetes es una enfermedad que no solo afecta a los humanos, sino que también está presente en las mascotas; con sintomatología clínica similar al compararla con las personas. La Diabetes Mellitus DM, afecta a los perros a partir de los 5 años hasta los 12 años; esta incrementa el riesgo de envejecimiento, debido a la disminución del ejercicio y aumento de peso, lo cual  favorece al desequilibrio entre los niveles de glucosa e insulina.

. La diabetes es una enfermedad que no solo afecta a los humanos, sino que también está presente en las mascotas; con sintomatología clínica similar al compararla con las personas. La Diabetes Mellitus DM, afecta a los perros a partir de los 5 años hasta los 12 años; esta incrementa el riesgo de envejecimiento, debido a la disminución del ejercicio y aumento de peso, lo cual  favorece al desequilibrio entre los niveles de glucosa e insulina.

De acuerdo con la Asociación Americana de Diabetes ADA (2013), la diabetes mellitus tipo 1, es considerada una enfermedad autoinmune, ya  que es el propio sistema inmunitario del paciente el que conduce la destrucción de las células beta del páncreas, lo que origina una deficiencia total de insulina. La insulina es la hormona que permite que la glucosa de los alimentos pase a las células del organismo.

En 2013 Investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona UAB , expusieron un estudio en la revista científica  Science Direct, que evidenció el nacimiento de la cura para la diabetes tipo 1 en animales. Se trata del desarrollo de una terapia genética focalizada en el control de la hiperglucemia diabética, que es el exceso de glucosa asociada a la enfermedad.

La terapia génica basada en vectores virales adenoasociados (AAV), los cuales empaquetan cualquier casete de ADN dentro de sus limitaciones de tamaño, se utilizan como ayuda en el proceso de transferencia de genes. En este caso para la co-expresión de los genes de la insulina, hormona, que es liberada por el páncreas como respuesta a la presencia de glucosa en la sangre y la glucoquinasa (GK) , que es una enzima, que actúa como un regulador de la captación de glucosa de la sangre. Cuando ambos genes actúan simultáneamente, funcionan como un “sensor de glucosa”, consiguiendo una regulación automática de la captación de la glucosa de la sangre y reduciendo así la hiperglucemia diabética. Ambos antídotos fueron introducidos en el músculo esquelético de dos perros Beagle machos de la empresa Isoquimen, dedicada a la crianza de animales para la realización de experimentos científicos.

Los sabuesos se alojaron en el Servei de Granges i Camps Experimentals de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). Fueron alimentados individualmente una vez al día a las 9:00 am con 30 g / kg de peso corporal de alimento seco estándar (Nestlé). La diabetes experimental se indujo. Los animales fueron monitoreados regularmente en el Hospital Clínico Veterinario de la UAB. Todos los procedimientos experimentales fueron aprobados por el Comité de Ética para la Experimentación Animal y Humana de la UAB.

Después de una sola administración de los vectores terapéuticos en los perros, los investigadores obtuvieron el control de la glucemia durante varios años sin la necesidad de realizar una suplementación con insulina exógena. Así, se manifestó en el último estudio, expuesto en la revista Science Direct realizado por los mismos investigadores de la UAB. Tras 8 años de la primera ingesta de los vectores, la corrección metabólica, se demostró, mediante la normalización de los niveles séricos de fructosamina, triglicéridos y colesterol y una mejora notable en la respuesta a una prueba de glucosa oral.

Gracias a la persistencia de los genomas de vectores o  transgenes terapéuticos.   La expresión génica, resultó eficiente. Un transgén es un gen artificial, que incorpora todos los elementos apropiados críticos para la expresión génica, que es el proceso que permite que se incorpore y funcione de manera efectiva el transgén en el organismo del enfermo. La eficacia de la liberación de estos vectores se documentó en múltiples muestras de músculos tratados, que mostraron una morfología normal.

Las figuras muestran los resultados del seguimiento de los años 4 a 8 después de la transferencia de genes. El “tiempo 0” indica el momento de la inducción de la diabetes. Las flechas rojas indican el momento de la administración de vectores virales adenoasociados (AAV).

El estudio demostró la eficacia y seguridad a largo plazo de la transferencia de genes de insulina y glucoquinasa en animales grandes y, especialmente, la capacidad del sistema para responder a los cambios en las necesidades metabólicas a medida que los animales envejecen.

Enlace papers:

  • https://diabetes.diabetesjournals.org/content/62/5/1718
  • https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2329050117300530
  • http://www.scielo.org.mx/scielo.php?pid=S2448-61322017000100053&script=sci_arttext
  • http://rd.buap.mx/ojs-dm/index.php/rdicuap/article/view/224/191