Kit interactivo y multisensorial hace de la astronomía una ciencia para todos

56

Incluye maqueta 3D, manuales, audio-video-libros, juegos y experimentos, para explicar conceptos de astrofísica.

Hacer que la enseñanza de la astronomía sea completamente inclusiva era posible. A pesar de que alguien pudiese pensar que para este campo de la ciencia el recurso visual es fundamental para comprenderla, un grupo de científicos del Núcleo Milenio de Formación Planetaria (NPF), que lidera la astrónoma del Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso Amelia Bayo, abrieron más que sus ojos e intentaron llevar el conocimiento un peldaño más arriba y hacer de la astronomía una ciencia para todos.

Así crearon el Kit Inclusivo para la Educación de la Astronomía, orientado a estudiantes de enseñanza media y que permite democratizar el conocimiento de esta ciencia y extenderlo a personas que presenten alguna dificultad visual (leve, severa o total), como también a aquellas que sufren de hipoacusia, en sus diferentes grados.

El kit, que es completamente gratuito e incluye maqueta 3D, manuales, audio-video-libros, audios independientes, juegos y experimentos, permite explicar aspectos claves sobre la formación de los planetas, así como también otros conceptos fundamentales en astrofísica, de un modo accesible. Además, todas las explicaciones van acompañadas por un intérprete en lengua de señas.

La directora del NPF reconoce que la experiencia ha sido muy enriquecedora: “Para mí personalmente significa crecer, darme cuenta de que yo misma entiendo y puedo explicar mejor conceptos si ocupo algo más que un recurso visual. Y también significa tratar de ser más consecuentes y concretos con la idea de la democratización del conocimiento. Además, estos materiales ayudan a aprender de un modo más exploratorio y así no caer en la ‘dogmatización’ de la ciencia”.

La doctora Bayo agrega que el kit se venía fraguando hace tres o cuatro años y al recordar el momento en que en ella germinó la idea, señaló: “La semilla fue enterarme que había una astrónoma, Érika Labbé, que estaba empezando en Santiago a hacer actividades pensando en población ciega y de baja visión. Ahí, realmente me explotó la cabeza, porque yo siempre he estado muy comprometida con la difusión, pero nunca había siquiera pensando que estaba discriminando a la población ciega o de baja visión en todas las actividades que yo hacía, porque siempre se basaban muy fuertemente en imágenes y videos”.

Tal como lo señala la astrónoma, desde ese momento comenzó a pensar en las actividades que podría llevar a cabo y no mucho después recibió la noticia que se habían adjudicado el Núcleo Milenio de Formación Planetaria, lo cual admite que fue perfecto, porque “la formación de planetas tiene fases muy llamativas, que se pueden llevar a un modelo 3D, para explicar los procesos físicos que están ocurriendo”, revela.

Asimismo, indicó que en el proyecto también participaron personas ciegas, tanto en el diseño como en el testeo de la maqueta, junto a un equipo multidisciplinar que contribuyó en las áreas de diseño de productos, astrofísica, pedagogía e inclusión, entre otras.

“El kit es muy completo por el manual (los manuales, en verdad, porque también incluimos un cuaderno de conceptos astrofísicos), los audio-video-libros (que cuentan con interpretación en lengua de señas chilena) y la maqueta en sí. Hasta donde yo sé se innovó tanto por el lado de la maqueta como por el del manual. La maqueta fue totalmente diseñada por nosotros con atención a los detalles como escalas, texturas, etcétera. Además, iteramos diversos diseños y nos decidimos por una impresión modular finalmente, por la pandemia, para poder enviar la maqueta de un modo más compacto y que se pueda ensamblar fácilmente (diseñamos hasta unos sistemas de ‘enganche’ entre piezas) al momento de recibirla”.

Este proceso de ensamble modular de la maqueta y concepto de kit “autocontenido” ya ha sido probado con tres facilitadores: el Museo de La Ligua, la ONG Cealivi (de apoyo integral para personas con limitación visual de Quillota) y la Asociación Alteridad.

“La retroalimentación que hemos tenido de ellos es muy buena y estamos deseando que se pueda masificar su uso. De hecho, hemos hecho público todo el material, cualquier persona con acceso a una impresora 3D puede imprimir su maqueta, el manual está disponible no sólo en PDF sino también en Epub”, agregó, refiriéndose al formato de archivo de libro electrónico.

Finalmente, Amelia Bayo destaca que “creo que un punto interesante de nuestra maqueta es el que sea interactiva, la parte de incluir ‘el tiempo’ en la maqueta. Además, el manual es muy completo y ofrece una variedad de niveles de profundidad, para que quien quiera explorar la maqueta lo pueda hacer una y otra vez y siempre descubrir algo nuevo”.

El proyecto inclusivo es parte de los Proyectos de Proyección al Medio Externo, PME, de la Iniciativa Científica Milenio.

El material se puede descargar y utilizar libremente en actividades gratuitas de educación aquí.