loader image

Investigadores de la UCM completan segunda campaña a antártica

Tiempo de lectura: 20 minutos
Redacción CienciaEnChile
Somos un medio de comunicación y una agencia nacional de difusión y divulgación de ciencia. Estamos comprometidos con la difusión de una variedad de proyectos respaldados por ANID y diversas fuentes de financiamiento.

Compartir publicación

Un equipo compuesto mayormente por científicos del Centro de Investigación y Estudios Avanzados del Maule, viajó hasta el continente helado, para descifrar las estrategias de sobrevivencia de microorganismos que habitan en ambientes hostiles.

¿Qué clase de vida puede subsistir a las condiciones más extremas de la Antártica? Esta es una de las preguntas que intenta responder un equipo de investigadores, que se trasladó hasta la Isla Decepción para estudiar a los campeones de la supervivencia: los microorganismos que habitan las fumarolas del austral lugar.

“Queremos comprender cómo los microorganismos sobreviven a este clima, cuál es su estrategia y cómo producen carbohidratos complejos, un tipo de azúcares que no son dulces”, explicó la doctora en Botánica, Aparna Banerjee, quien lidera el proyecto que ejecuta su segunda misión a la ínsula, un volcán activo que emerge desde el océano con una curiosa forma de herradura.

“El año pasado hicimos muestreo en ocho sitios y nos faltaron dos, que abordamos ahora. Estamos haciendo estudios, para entender esta comunidad microbiana y poder, en el futuro, utilizar esos carbohidratos complejos como aditivos en industria alimenticia. Hasta el momento estos aditivos no se producen nacionalmente, por lo que hay un gran mercado”, afirmó la también integrante del Centro de Investigación y Estudios Avanzados del Maule (CIEAM), perteneciente a la UCM, y académica de la U. Autónoma de Chile.

“Las fumarolas son anomalías térmicas con una alta dinámica y una temperatura que oscila harto. Hemos encontrado desde los 40 hasta los 100 grados centígrados y eso nos pone un reto para la toma de muestras. Si bien la temperatura no es tan baja en este momento del año, ubicándose entre los 0 y 3 grados, cuando el viento se levanta, la sensación térmica es mucho menor y eso hace todo más complejo”, señaló el doctor en Oceanografía, Alexander Galán, miembro igualmente del CIEAM y parte de la delegación que responde a la iniciativa financiada por el Instituto Antártico Chileno (INACH).

¿Vida en Marte?

Por sus características, incluyendo agua y sedimento con pH corrosivos, las fumarolas resultan además atractivas para proyectar con cierta precisión qué podría propiciar vida bacteriana en sitios tan inhóspitos como Marte y el satélite helado de Júpiter.

Ese misterio aborda el tercer integrante del grupo. “Me llevaré parte de las muestras a China, al Laboratorio para las Ciencias Lunares y Planetarias, donde soy responsable del área de astrología. El estudio de ambientes poliextremófilos es muy importante para la astrobiología y la microbiología espacial y para entender un poco cuáles son los límites de la vida y darnos información esencial para comprender si sería posible encontrar vida en Marte”, destacó el investigador de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Macao en China, André Guimarães.

El comandante David Liarte, responsable de Logística en la Base Española Gabriel de Castilla, donde se hospedan los científicos, efectúa asimismo un aporte a la expedición.

“Estamos con mucha lejanía, a trece mil kilómetros de España, en condiciones climatológicas adversas, pero planificamos y nos preparamos para que ellos, al volver de la toma de muestras, puedan guardan, custodiar y medir datos en un módulo científico, con la idea de que puedan llevárselas de la mejor manera posible”, aseveró.

 

Crédito: Vicerrectoría de Investigación y Postgrado UCM.

Compartir publicación

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados