loader image

Investigadores de la UAI detectaron la rápida acumulación de basura en los rompeolas y cómo esto amenaza los ecosistemas

Lorenzo Palma
Lorenzo Palma Morales es Periodista, Licenciado en Comunicación Social y Bachiller en Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Austral de Chile. Diplomado en Periodismo de Investigación de la Universidad de Chile y Magíster en Desarrollo Rural, Becado por CONI- CYT (UACh), Diplomado en Escritura Creativa de No Ficción por la Universidad Alberto Hurtado. En el año 2018 fundó el medio de comunicación nacional y agencia de contenidos www.cienciaenchile.cl, del cual es su director. Ha participado organizando actividades de divulgación y difundiendo resultados de investigación en innumerables proyectos de norte a sur del país.
[tiempo_lectura]

Académicos de la Universidad Adolfo Ibáñez confirmaron que los rompeolas acumulan más desechos que el hábitat rocoso natural. Comparando construcciones en Valparaíso – Viña de Mar y zonas de rocas sin intervención

Lorenzo Palma, Ciencia en Chile.- Chile es un país que mira al mar con una costa que recorre desde la región de Arica y Parinacota hasta Magallanes y la Antártica Chilena. Sus ciudades están expuestas a tormentas, tsunamis y el aumento del nivel del mar. Pero también los centros urbanos costeros enfrentan la visita de millones de visitantes cada temporada.

Antes de la pandemia COVID-19, visitaban las playas de Viña del Mar y Valparaíso más de 2 millones de personas, además de tener uno de los puertos más grandes de Chile.

El primer rompeolas del país se construyó con madera, en el puerto de Valparaíso en 1836, que protegía las instalaciones portuarias del oleaje y las marejadas. Se proyecta que las infraestructuras de rompeolas o defensas costeras aumentarán en los próximos 20 años en todo el mundo.

Los investigadores de la Universidad Adolfo Ibáñez, muestrearon basura antropogénica en rompeolas antiguos, con más de 10 años de construcción y uno, recientemente mejorado y costas rocosas de Chile central. Lo que descubrieron fue que, los rompeolas artificiales acumulan mucha más basura que los hábitats rocosos, y este patrón fue persistente a lo largo del tiempo (~5 años). Además, un rompeolas mejorado recientemente tenía una composición y una densidad de desechos similares a las de los rompeolas más antiguos.

El estudio se publicó en la revista científica Marine Pollution Bulletin, y participó  Moisés Aguilera, del Departamento de Ciencias de la Facultad de Artes Liberales  de la Universidad Adolfo Ibáñez; Andrés Castro, de la Escuela de Biología Marina, de la Universidad de Valparaíso; y Martin Thiel, del departamento de Biología Marina de la Universidad Católica del Norte, y parte del Centro de Ecología y Manejo Sustentable de Islas Oceánicas (ESMOI) y del Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA).

Desechos en las costas

Los rompeolas son un foco de acumulación de basura antropogénica, especialmente de plásticos, papeles y cartones, que presentan una alta densidad en comparación con las plataformas rocosas cercanas a ellos. “Otros objetos como ropa, vidrio y escombros también están presentes, aunque en menor cantidad que los primeros. Aunque las mascarillas faciales solo se encontraron en los rompeolas durante los muestreos de 2022, a densidades mucho más bajas que los otros objetos, el número total de objetos registrados en los rompeolas fue consistentemente mayor que en las plataformas naturales”, detalló el Dr. Moisés Aguilera.

En el estudio observaron que los plásticos registrados en los rompeolas de referencia mostraron una tendencia al aumento durante el verano y el otoño, mientras que en el invierno se registró una reducción importante y significativa. Por el contrario, no se registraron tendencias para las plataformas rocosas naturales, donde las densidades de plásticos fueron significativamente más bajas que en los rompeolas para todas las estaciones consideradas. Esta situación pone de manifiesto la necesidad de establecer medidas efectivas para el manejo y la gestión de los desechos que se acumulan en los rompeolas y evitar así su impacto en el medio ambiente y en la biodiversidad marina.

Los expertos explican que, la acumulación de basura en los rompeolas es un proceso muy rápido relacionado con su estructura topográfica y con la disposición de las personas a disponer basura antropogénica en la infraestructura. Se requiere rediseñar la estructura del rompeolas para reducir la acumulación de basura en la costa y sus impactos, concluyeron. 

 

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Descubre novedades en publicaciones científicas destacadas