loader image

Investigadores alemanes estudiarán en Chile cómo los disturbios naturales impactan en la vegetación

Tiempo de lectura: 20 minutos
Valentina luza

Compartir publicación

Christian Mohr y Michael Dietze, ambos de la U. de Potsdam, se encuentran en la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la UACh.

Comunicaciones UACh.-“Como regresar a casa” es para el Dr. Christian Mohr llegar a la Facultad con la cual tiene vínculos académicos desde 2008. Esta vez visita la Universidad Austral de Chile junto al investigador Michael Dietze, con quien trabajará en terreno con el fin de avanzar en un proyecto de la Fundación Alemana para la Investigación Científica, DFG.

“Cuando estaba realizando mi doctorado en la U. de Potsdam, Alemania, trabajé con el equipo de hidrología, quienes mantenían una estrecha conexión con los académicos de la UACh Dres. Andrés Iroumé y Anton Huber. Desde entonces hemos colaborado y trabajado en conjunto”, expresó el Dr. Mohr, quien espera realizar constantes visitas a Chile por su proyecto de investigación, que durará tres años.

“En esta oportunidad -continuó- se llevarán a cabo estudios en el Parque Nacional Pumalín Douglas Tompkins, específicamente en dos cuencas de esta zona de distintos tamaños y con diferentes niveles de exposición al viento. El objetivo central es entender cómo los disturbios naturales (como deslizamientos) controlan procesos superficiales, cómo impactan a la vegetación, y cómo la vegetación controla los procesos superficiales y viceversa”.

Uno de los aspectos que trabajarán es la cuantificación del efecto del viento y cómo los árboles transfieren la energía del viento hacia el subsuelo. “Esta energía puede provocar procesos también. Por ejemplo, si hay un árbol que se mueve producto del viento, ese movimiento se transfiere al suelo y quizás cause deslizamientos”, indicó.

Para los investigadores, este proyecto es relevante debido a que no existen estudios en este ámbito. “La idea es mejorar nuestro entendimiento de la vegetación y los procesos superficiales en un bosque nativo, que es un hotspot a nivel global, que tiene tanta biodiversidad y biomasa, pero que es muy poco explorado”, comentó y enfatizó la importancia de venir a Chile con este propósito, debido a sus características. “En mi opinión, Chile tiene las gradientes más fuertes en el mundo y los sitios en el sur de este país son excelentes para llevar a cabo este tipo de estudios”.

En estos sitios además dejarán instalados geófonos para estimar y medir flujos de energía, pero la idea es contar con una serie de instrumentos que, en el futuro, generen datos durante años.

Los investigadores estarán en Chile por tres semanas y se espera que el Prof. Dr. Andrés Iroumé, por su parte, visite la U. de Potsdam durante este año.

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados