Investigador de la Universidad de Talca trabaja en nuevas terapias antibacterianas

599

La proyección indica que en el año 2050 la principal causa de muerte será las infecciones intrahospitalarias. El Dr. Esteban Durán piensa que esta cifra se podría acortar aún más.

Dr. Esteban Durán.

Lorenzo Palma, Ciencia en Chile.- “Están quedando muy pocos antibióticos que siguen siendo efectivos”, comienza diciendo el Dr. Esteban Durán, académico de la Universidad de Talca. Su preocupación está en la resistencia bacteriana y a través de su Proyecto Fondecyt Regular 1210476 espera desarrollar tratamientos con mayor efectividad y menores efectos secundarios para las personas.

¿La razón? La proyección indica que en el año 2050 la principal causa de muerte a nivel mundial serán las infecciones intrahospitalarias. Los antibióticos son medicamentos que combaten las infecciones causadas por bacterias patógenas, ya sea matándolas o inhibiendo su crecimiento y multiplicación. El investigador explica que, muchas veces se consumen antibióticos sin prescripción médica, por recomendación de amigos, familiares, o consultando en internet., también las personas consumen antibióticos bajo una prescripción médica, pero sin respetar el horario de consumo, ni cantidad de días del tratamiento, lo que en gran parte de las veces no son completados.

El académico de la U. de Talca además menciona que los médicos cuando recetan antibióticos, gran parte del tiempo lo hacen sin solicitar un antibiograma previamente, que es un estudio para identificar cuál antibiótico funcionará mejor con la determinada bacteria que está provocando la enfermedad. Es importante reforzar la educación sobre la importancia del uso correcto de los antibióticos, dice Durán, pero no sólo ahí está el problema.

La industria agroalimentaria también utiliza una gran cantidad de antibióticos, tales como, salmoneras o industria bovina, donde los antibióticos se liberan en el ambiente, terminando en el agua potable y productos agrícolas los que son consumidos finalmente por la población.

La resistencia a antibióticos produce que enfermedades infecciosas comunes causen enfermedades prolongadas, discapacidad, muerte y grandes pérdidas económicas para los sistemas de salud de todos los países. Serán más de 10 millones de personas que morirán al año a consecuencia de esta problemática. En Chile, el Dr. Ciencias Mención Investigación y Desarrollo de Productos Bioactivos, da a conocer cifras.

 

Uno de los focos del trabajo del Dr. Durán es frenar que las bacterias terminan siendo resistentes a las últimas posibilidades de antibióticos que quedan disponibles en cuanto a su efectividad. Por otra parte, en el suministro dirigido de antibióticos usando formulaciones como los hidrogeles termosensibles, que a tem  peratura ambiente son un líquido, pero al tomarlo con la mano o ingresar al cuerpo se solidifican, podrían ser utilizados como sistema de depósito y liberación localizada de antibióticos.

“Este concepto tiene gran utilidad, por ejemplo, frente a una infección en el páncreas u otro órgano se pueden suministrar antibióticos con liberación prolongada y localizada usando hidrogeles termosensibles que pueden liberar el antibiótico de forma dosificada y localizada en el lugar preciso (lugar de la infección), con ello se evita ocupar grandes dosis de fármacos evitando además que éste se distribuya por todo el cuerpo.

De izquierda a derecha – Dr. (c) Gustavo Carreño – Dr. Esteban Durán Lara – Dr. Adolfo Marican

¿Cuáles serían las ventajas? Terapias farmacológicas más amigables, disminución de los efectos secundarios y terapias más efectivas. Además, dosificando el uso de antibióticos, se evita usar altas concentraciones de éstos, debido a que las bacterias tienden a ser resistentes cuando son expuestas a altas concentraciones de antibióticos. Por ejemplo, esperamos que esta tecnología se pueda aplicar en la recuperación de heridas en personas con pie diabético y en pacientes con infecciones asociadas a bacterias multiresistentes con periodos de hospitalización prolongados”, explica el investigador.

La investigación Fondecyt comenzó en el 2021 y concluirá el 2025. Durante el presente año el investigador adelantó que se está trabajando en ensayos in vivo en modelo de ratas “una vez que los resultados sean positivos continuaremos con estudios en pacientes que sufren de pie diabético, que hasta el momento no tiene solución efectiva que alivie su sufrimiento y discapacidad”.