loader image

Investigación y creación: el desembarco de la UC en Puerto de Ideas Antofagasta

Tiempo de lectura: 20 minutos
Redacción CienciaEnChile
Somos un medio de comunicación y una agencia nacional de difusión y divulgación de ciencia. Estamos comprometidos con la difusión de una variedad de proyectos respaldados por ANID y diversas fuentes de financiamiento.

Compartir publicación

Entre el 18 y el 21 de abril, el puerto de Antofagasta se vistió de colores, curiosidad y experiencias en un festival de la ciencia que mezcló disciplinas que habitualmente no se encuentran. Entre los protagonistas estuvieron investigadoras y creadores de la UC, quienes ofrecieron charlas y guiaron talleres repletando salas y espacios.

Pocos escenarios mezclan con tanta soltura la ciencia, el conocimiento en general y la creación artística, como lo hace el Festival de Ciencia Puerto de Ideas. Entre el 18 y el 21 de abril pasados, y con una participación de más de 16 mil personas, tuvo lugar la versión número 11 de su edición en Antofagasta, en esa ciudad-puerto, llenando de colores y experiencias nuevas una explanada flanqueada por contenedores y enormes grúas portuarias, ya en desuso. Es el llamado “Sitio cero” del puerto, donde se desplegó el festival con sus charlas e invitados nacionales y extranjeros, y también el Paseo por la Ciencia, la feria científica más grande de Chile. Todo en formato de recorrido, que permitía entrar y salir de las actividades a gusto del visitante, mapa en mano. Otras actividades se tomaron locaciones como la Plaza del Museo, Ruinas de Huanchaca o Lagerhaus. 

Hasta el Sitio Cero arribó también una delegación de investigadoras y creadores de la Universidad Católica, de diversas áreas, sumándose a sus colegas de distintas universidades y regiones, con el objetivo de divulgar sus trabajos en formatos más distendidos que los habituales, integrar investigación y creación, y nutrirse de las preguntas y curiosidad del público.

Las primeras representantes UC en pisar el escenario del festival -el jueves 18 de abril- fueron Paula de Solminihac, profesora de la Escuela de Artes y del Instituto de Desarrollo Sustentable, y Virginia Carter, docente del Instituto de Geografía e investigadora del Centro UC Desierto de Atacama (CDA UC).

Bajo el título “Los pliegues del atrapaniebla”, se desarrolló una conversación sobre arte y ciencia, tema que ambas investigadoras manejan muy bien. La geógrafa, por su trabajo de investigación en el CDA UC con estas estructuras que captan agua a partir de la niebla costera; mientras que la artista –Premio a la Creación Artística UC 2023– desarrolló el atrapaniebla como un objeto de arte, llevándolo a la Bienal de Sydney 2022.

Como cuenta Virginia Carter: “Tengo la suerte de haber construido muchos atrapanieblas en mi vida, en muchos países. Mi mensaje es que se motiven, que tengan curiosidad. Como comentaba Paula (de Solminihac), siempre van a encontrar maestros y maestras que van a estar felices de enseñar. A mí me enseñaron varios, como mi profesor Pablo Osses -director de la Estación Atacama UC, parte de la Red de Centros y Estaciones Regionales– en que hoy somos colegas y amigos”.

El público tuvo la posibilidad de ver cómo se construye uno de estos instrumentos en el “Taller de atrapanieblas. Cómo aprovechar el agua de niebla”, guiado por Virginia Carter y apoyado por NubeLab, fundación que trabaja acercando el arte a todas las personas a través de la educación, creada por Paula de Solminihac. Todo esto, a través de un prototipo a escala que contaba con las mismas piezas que tiene un atrapanieblas convencional.

– Paula, ¿qué te aportó, desde tu mirada como artista, conocer el trabajo de Virginia Carter en torno a los atrapanieblas?  
– “Diría que enamorarme con más conocimiento. Una a veces cree que el amor es irracional, o que el arte carece de racionalidad, y creo que mientras una más conoce, más quiere. Entonces fue bueno conocer a la Virginia, también a Pilar Cereceda, su maestra, y que junto con Horacio Larraín son los precursores de los atrapanieblas en Chile. El saber más, hoy me hace entender con más profundidad el sentido de este proyecto y la belleza de observar y comprender los procesos de transformación de la naturaleza”.

Tejiendo el fondo del mar

Con el mismo sentido de tejer puentes entre investigación y creación, la Dirección de Investigación -de la Vicerrectoría de Investigación de la UC-, y el Núcleo Milenio NUTME, marcaron presencia en el evento con su proyecto “Tramares, tejiendo arrecifes”una gran obra creada a crochet por cerca de cien personas mayores de comunas de El Tabo y El Quisco, en la Región de Valparaíso. 

Las piezas -de colores amarillos, naranjos, rosados, marrones y blancos- emulan las formaciones de arrecifes rocosos que se observan a más de 30 metros de profundidad, donde la luz es escasa. Y fueron tejidas precisamente frente al mar, en la Estación Costera de Investigaciones Marinas (ECIM), de la Red de Centros y Estaciones Regionales de la UC.

Este proyecto es parte de Cientifica 2024 -el programa de divulgación del conocimiento de la Dirección de Investigación de la UC-, y fue creado por el Núcleo Milenio NUTME, que estudia ecosistemas marinos ubicados a gran profundidad. La exposición fue el telón de fondo de dos talleres, llamados “Tejiendo el fondo submarino”, que realizaron Sandra Cerda, tejedora, y Celeste Kroeger, bióloga marina de NUTME. En total, participaron cerca de 60 personas de distintas edades, que trenzaron “volumen roca”, y las más avezadas, anémonas joya y esponjas marinas.

Celeste Kroeger dice que la exposición -que ocupaba una vistosa esquina en el Paseo por la Ciencia- genera interés transversal, en personas de distintas edades. “En algunos casos son los colores y las formas lo que llaman la atención; en otros el hecho de que esté representando organismos de la costa chilena, específicamente en nuestros mares semi profundos que, como ya casi no hay luz, muchas veces pensamos que son carentes de color. También genera mucho interés en personas mayores que tejen o que tienen alguna relación con el tejido”, explica la bióloga marina.

Esa vida que sucede en las profundidades de las costas de Chile y que estudia el Núcleo Milenio NUTME -en el que participa la UC junto a otras universidades-, fue el corazón de la charla que dio Celeste Kroeger para un público formado por estudiantes de tercer y cuarto básico. Se llamó “Explorando al límite de la luz”. “De una manera sencilla, presentamos distintas metodologías que utilizamos para hacer estas exploraciones marinas, como el buceo técnico, el ADN ambiental, la utilización de cámaras remotas con carnada o de estructuras de arrecife artificial (conocidos como ARMS, por su sigla)”.

El resultado fue mucha participación y entusiasmo. “Fue participación verbal y no verbal, porque era un grupo muy grande. Entonces en el escenario trabajé harto con señas y gestos del cuerpo, para responder preguntas y dar indicaciones”, recuerda la también educadora del Núcleo NUTME.

Desde marzo de este año, la UC está presente en Puerto de Ideas Antofagasta, en su consejo asesor, a través de la directora de Investigación de la universidad,  María Elena Boisier. Luego de recorrer el Paseo por la Ciencia, la directora explicó que “para la UC es muy importante poder estar presente en este festival, a través de varios centros de investigación en los que participamos. Estamos acá trayendo el conocimiento al público general, como los escolares y las familias”. Y destacó la exposición “Tramares, tejiendo arrecifes”, que llevó a la práctica temas de investigación sobre la profundidades del océano, matemáticas y representaciones a crochet. “Es muy bonito traer esta muestra itinerante, que se hizo en Valparaíso, y que la vean las personas de Antofagasta”, dijo María Elena Boisier.

Macarena Droguett tiene 28 años y es astrofísica de la UC. En su corta pero brillante carrera, no sólo está ad portas de obtener su doctorado, sino que también fue una de las invitadas más jóvenes de Puerto de Ideas Antofagasta. Esto, gracias a la invitación del Centro de Excelencia en Astrofísica y Tecnologías Afines (CATA), cuyo subdirector es el profesor del Instituto de Astrofísica UC Ezequiel Treister.

En su charla “¿Y si no hubiera Luna”, la joven científica demostró su talento en la divulgación, con una presentación que incluyó videos de gatitos, memes y referencias a la película “Mi villano favorito”, además de muchos “datos duros”, para explicar cómo cambiaría la vida cotidiana si no existiera la Luna.

Su audiencia eran estudiantes de enseñanza media, quienes la miraban concentrados y a menudo se reían. “El recibimiento fue muy bonito. Había muchos chicos preguntando cosas y eso siempre se agradece. También, hartos adultos que se acercaron después para felicitarme”, contó la astrofísica, quien ganó en 2023 el concurso 3MT (Tesis en Tres Minutos), que organiza en Chile la Escuela de Graduados, de la Vicerrectoría de Investigación.

Es “súper importante llevar representantes de la universidad a distintas partes, para que los chicos puedan ver las posibilidades y preguntarle a alguien que realmente estuvo ahí, que es muy distinto a ver una página web o leer cosas (…). Es súper relevante la participación de la universidad en todas estas actividades, mostrarse y decir ‘oigan, Astronomía existe en la UC, hay muchos doctorados en ciencias, vengan a vernos, participen con nosotros’”, dice la astrofísica.

En un ámbito de investigación distinto, que podría graficarse como un viaje profundo y sin escalas al centro del cerebro, la neurocientífica Florencia Álamos -del Centro de Neurociencias de la UC– hizo su desembarco en Puerto de Ideas Antofagasta. “Mitos y verdades del cerebro adolescente” fue el nombre de su charla, en la que compartió escenario con sus colegas Gabriela Martínez e Ismael Palacios, ambos neurocientíficos. La invitación surgió del libro que co-escribieron, llamado “A 4.270 kilómetros: diario de amistades rotas, salud mental y neurociencia”, en el que participó además la investigadora Leonie Kausel.

La charla arrancó con una sala repleta de adolescentes, a los que Florencia Álamos les habló de salud mental -con guiños a Harry Potter- y contó qué les pasa a los cerebros en caso de depresión u otras enfermedades. “Romper un poco el mito y que quede claro que esta sí es una enfermedad con un sustrato neurobiológico donde hay alteraciones del cerebro en la estructura, en el funcionamiento, en distintas moléculas, en los neurotransmisores. Luego de generar esa conciencia, invité a que eso se transforme en acción. Después, Gabriela Martínez habló más sobre cerebros adolescentes e Ismael Palacios, dio una charla más práctica de nuestros estilos de vida y cómo cambiarlos pueden ayudar a enfrentar este tema”, detalló la también investigadora del Centro de Bioética de la UC y  ganadora del premio Excelencia de Tesis Doctoral de la Escuela de Graduados 2022.

-Florencia, ¿cuán importante es que estés acá y contigo la neurociencia que se hace al alero de la universidad?
– “Me encanta, porque también habla de una visión distinta que la UC ha venido empujado con mucha fuerza: cómo se conecta a la ciencia con los problemas reales de las personas, con las necesidades, las inquietudes y los miedos. En lo que nos ha tocado trabajar a nosotros de neurociencia y salud mental, hay mucho de eso: mucha necesidad e inquietud”.

En la locación donde se realizó la inauguración de Puerto de Ideas Antofagasta, en las imponentes Ruinas de Huanchaca -una enorme construcción de piedra, vestigios de las estructuras de una fábrica de fundición de plata-, fue el escenario del estreno de la lectura dramatizada de “Noche Estelar”. Un proyecto teatral y musical que busca encender la chispa de la curiosidad por el estudio del universo, especialmente en audiencias jóvenes. “Esta creación nace del trabajo de Teatro UC y el Instituto de Astrofísica de la universidad, para innovar en la divulgación científica a través de las artes”, contó su directora, Elvira López Alfonso, profesora de la Escuela de Teatro.

Gracias al apoyo de la Dirección de Artes y Cultura, de la Vicerrectoría de Investigación, esta iniciativa se suma a otras del Teatro UC que han puesto el foco en la difusión de la ciencia, a través de las artes. Ejemplos de ello son “Mujeres Matemáticas Magníficas” (2021) y “Ciencia Ficción” (2010).

“Noche Estelar” es un encuentro entre un astrónomo, Leo, y su abuela Estela, quien fue una estrella de la canción chilena y mundial. “Y Leo la invita para conversar sobre astronomía, en una especie de charla o conferencia interactiva con su abuela, donde empiezan a hacer una comparación, un paralelo entre su vida como astro de la música y el sol”, explicó Gabriela Aguilera, intérprete de la obra y co-autora junto a Matías Silva. La música del proyecto es de Cristian Molina.

El hecho de estrenar el work in progress de la obra es “tremendamente relevante” agregó Elvira López, “no sólo porque se generan diálogos en el círculo interno -que es muy enriquecedor para la gente que participa de este Puerto de Ideas-, sino que también para el público y las regiones”. “Claro -añadió Gabriela Aguilera, quien además es directora artística del Teatro UC-, salir con esta creación, inquietud, mezcla de cabezas, creatividades, voluntades, con una función de acceso gratuito, es un verdadero aporte de lo que estamos pensando y haciendo en la universidad hacia afuera”.

La alianza entre Puerto de Ideas y la UC es muy fructífera, cree Chantal Signorio, presidenta de la Fundación Puerto de Ideas, “porque la universidad, finalmente, tiene una propuesta que es de ciencia y arte, que dialoga muy bien con Puerto de Ideas. Mediante diferentes centros, como lo son CIGIDEN o CEDEUS, que están en el Paseo por la Ciencia con sus stands y que son propuestas de pura investigación, hasta un espectáculo como es la obra ‘Noche Estelar’. Eso se da por el tipo de trabajo y por cómo nos unimos en esto que es ciencia y arte de la creatividad, no solamente la investigación dura que obviamente está presente”.

En línea con lo anterior, Miryam Singer, directora de Artes y Cultura -de la Vicerrectoría de Investigación- es parte del consejo asesor de Puerto de Ideas Valparaíso; mientras que Pablo Chiuminatto y Olaya Sanfuentes, académicos de la Facultad de Letras y del Instituto de Historia UC respectivamente, son parte del directorio de la Fundación Puerto de Ideas, que realiza el festival en Antofagasta, Concepción y Valparaíso.

Como concluye el vicerrector de Investigación Pedro Bouchon: “Como vicerrectoría de Investigación promovemos, entre otros temas, la formación doctoral y la investigación de todas las disciplinas, desde las ciencias exactas hasta las artes. Nos encanta ver que Puerto de Ideas aprovecha todas estas capacidades de la UC y convoca a una estudiante de doctorado como lo es Macarena Droguett, a investigadoras e investigadores de temas súper diversos, a artistas y a centros de investigación, para generar puntos de encuentro con la sociedad. Nos sentimos muy agradecidos de esta oportunidad”.

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Sorry, No posts.