loader image

Inversión ANID en CEAZA: Financiarán ciencia en el marco de la planificación frente al cambio climático

Tiempo de lectura: 20 minutos
Lorenzo Palma
Lorenzo Palma Morales es Periodista, Licenciado en Comunicación Social y Bachiller en Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Austral de Chile. Diplomado en Periodismo de Investigación de la Universidad de Chile y Magíster en Desarrollo Rural, Becado por CONI- CYT (UACh), Diplomado en Escritura Creativa de No Ficción por la Universidad Alberto Hurtado. En el año 2018 fundó el medio de comunicación nacional y agencia de contenidos www.cienciaenchile.cl, del cual es su director. Ha participado organizando actividades de divulgación y difundiendo resultados de investigación en innumerables proyectos de norte a sur del país.

Compartir publicación

La aprobación del proyecto CLAP, enfocado principalmente en ciencias del mar, se alinea con el Decenio de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible (2021-2030), decretado por la ONU, con el propósito de establecer un marco común de apoyo de la investigación de ese ámbito a los esfuerzos de los países por alcanzar los objetivos de desarrollo sustentable.

El Centro Científico CEAZA, de la Región de Coquimbo, se adjudicó fondos de la Subdirección de Centros de Excelencia de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID) por 2.700 millones de pesos, por cinco años, para su proyecto “Climate Action Planning” (Planificación de la Acción Climática) (CLAP).

El financiamiento permitirá estudiar la sensibilidad de los diferentes componentes de la biosfera, incluyendo la atmósfera, la hidrósfera y los ecosistemas marinos y terrestre,  al cambio climático y la variabilidad climática (asociada por ejemplo al fenómeno El Niño o cambios decadales) en el Centro Norte de Chile. La generación de esta información busca aportar a  la planificación climática efectiva regional, nacional e internacional.

Según explica el Dr. Carlos Olavarría es un fondo mayor que apoya el fortalecimiento del trabajo de la institución de investigación y que es relevante por la visión estratégica y científica que se ha planteado el centro.

“Si bien este proyecto se centra en la investigación de la adaptación al cambio climático y su planificación, con énfasis en la observación oceánica, también integra los componentes que se relacionan con ella. Por ejemplo, los procesos que ocurren con el recurso hídrico en la alta cordillera, pasando por los valles hasta llegar a la costa”.

El científico asegura que de esta manera el trabajo integra a todos los investigadores del CEAZA, con un énfasis en lo que está ocurriendo en el ambiente marino.

“Nosotros estamos apostando a desarrollar y levantar cada vez más la observación oceánica. Ya tenemos un trabajo que se ha venido haciendo por años en el ambiente terrestre y creemos que ahora es el momento de focalizarnos en apoyar más el trabajo oceanográfico, manteniendo el trabajo terrestre”.

El Dr. Olavarría agrega que estas son buenas noticias, ya que la inversión, junto con el financiamiento basal que otorgó recientemente el Gobierno Regional de Coquimbo al CEAZA, aseguraría la planificación a mediano plazo del trabajo de la corporación de investigación, lo que -plantea- es difícil de lograr en ciencias.

Además, el director de la corporación de investigación enfatiza que la aprobación del proyecto CLAP se alinea con el Decenio de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible de 2021 a 2030, decretado por la ONU, con el propósito de establecer un marco común de apoyo de la investigación de ese ámbito a los esfuerzos de los países por alcanzar los objetivos de desarrollo sustentable, establecidos en la Agenda 2030 acordada en el marco de esa organización.

Objetivos y resultados

Dentro de los objetivos específicos del proyecto se espera la generación de proyecciones sobre los efectos futuros del cambio climático en el norte-centro de Chile tanto en la atmósfera como en el océano y la biota, a escalas espaciales finas, todavía fuera de alcance de los modelos climáticos globales de predicción del clima. También se mejorará la red de observación meteorológica y oceanográfica, al incorporar una serie de sensores y con la construcción de estrategias de observación en conjunto con usuarios y tomadores de decisión. Asimismo, se buscará caracterizar y proyectar la tolerancia fisiológica de especies marinas claves a la variabilidad climática y eventos extremos, con el propósito de estimar la evolución y resiliencia de los servicios ecosistémicos.

Según explica el Dr. Boris Dewitte, oceanógrafo del CEAZA y uno de los líderes del proyecto, entre los resultados esperados de la iniciativa se encuentra el fortalecimiento del enfoque basado en la ciencia para diseñar soluciones efectivas en el combate de riesgos climáticos.

“De la misma forma, esperamos contribuir a mejorar la conexión entre ciencia y política, con el apoyo a la toma de decisión, en el ámbito de la gestión de los recursos marinos, con base científica. Además, queremos promover la educación sobre el océano que permita la modificación de conductas y regulaciones en torno al mar”.

El especialista también señala que el trabajo buscará proporcionar bases científicas para transformaciones de desarrollo y sostenibilidad más amplia, con el propósito de posicionar a Chile como un actor clave a nivel internacional y para abordar los Objetivos de Desarrollo Sostenible comprometidos en las Naciones Unidas.

Junto al Dr. Dewitte lidera la iniciativa el Dr Marcelo Rivadeneira, paleontólogo del CEAZA. También contribuyen al trabajo del proyecto otros 38 especialistas del CEAZA, la Universidad de Antofagasta, Universidad de La Serena, Universidad Católica del Norte, Pontificia Universidad Católica de Chile, Universidad Católica del Maule, Universidad de Concepción, y de instituciones científicas internacionales.

Comunicaciones-CEAZA

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Sorry, No posts.