loader image

Inteligencia Artificial, Innovación y Propiedad Intelectual en la Universidad

Lorenzo Palma
Lorenzo Palma Morales es Periodista, Licenciado en Comunicación Social y Bachiller en Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Austral de Chile. Diplomado en Periodismo de Investigación de la Universidad de Chile y Magíster en Desarrollo Rural, Becado por CONI- CYT (UACh), Diplomado en Escritura Creativa de No Ficción por la Universidad Alberto Hurtado. En el año 2018 fundó el medio de comunicación nacional y agencia de contenidos www.cienciaenchile.cl, del cual es su director. Ha participado organizando actividades de divulgación y difundiendo resultados de investigación en innumerables proyectos de norte a sur del país.

La Inteligencia Artificial (IA) ha comenzado a revolucionar nuestra vida y la educación superior no es la excepción. Las universidades se enfrentan a nuevas posibilidades y desafíos con la IA. Exploraré brevemente sus implicancias en la universidad, centrándome en su impulso a la innovación y las tensiones sobre la propiedad intelectual.


Rodrigo Aedo Soto
Director de Innovación y Transferencia Tecnológica
Universidad Católica de Temuco
raedo@uct.cl

La IA ofrece un amplio abanico de posibilidades para fomentar la innovación en la universidad, mejorando los procesos de investigación y desarrollo al acelerar la recopilación y el análisis de datos. Los algoritmos de IA pueden procesar grandes volúmenes de información de manera más eficiente que los métodos tradicionales, lo que permitirá a los investigadores obtener de manera ágil resultados y conocimientos basados en evidencia. Este tipo de capacidad promoverá la generación de nuevos conocimientos y avances científicos en múltiples campos.

En las Ciencias Ambientales, la IA puede ayudar, mediante sistemas de monitoreo, en la recopilación y análisis de datos ambientales a gran escala, proporcionando a los investigadores información valiosa para comprender los patrones y colaborar en el modelado y predicción de fenómenos naturales, como el cambio climático, la deforestación o la propagación de incendios forestales.

En las Ciencias Sociales puede contribuir en la investigación, al procesar y analizar grandes conjuntos de datos como textos, encuestas, entrevistas o registros históricos. Así mismo, puede colaborar en la identificación de patrones y tendencias en áreas como la economía, la política y la demografía, apoyando una mejor comprensión de los fenómenos sociales.

En el campo de la Ingeniería, la IA puede apoyar la innovación en el diseño de productos y servicios, acelerando la generación de ideas creativas y evaluando múltiples opciones. Así como en el mantenimiento predictivo, donde algoritmos de aprendizaje automático pueden analizar datos de múltiples sensores para predecir fallos críticos.

En la Salud un alto potencial para mejorar el diagnóstico médico, mediante la detección de patrones y correlaciones a partir de grandes volúmenes de datos, lo que puede ayudar a interpretar y diagnosticar de manera más precisa. Así como, la gestión hospitalaria a partir de la automatización de registros y análisis de altas cantidades de información clínica.

Sin embargo, también es importante abordar los desafíos éticos que sin duda emergen en el uso de la IA en estos campos. El uso de datos personales en la investigación basada en IA debería cumplir con rigurosas normas éticas y legales para garantizar la privacidad y la protección de los derechos de las personas.

El uso de IA como motor de la innovación universitaria también plantea desafíos relacionados con la propiedad intelectual, efecto que la generación de conocimientos y tecnologías basadas en IA puede producir interrogantes sobre la autoría y la titularidad de los resultados obtenidos, debido a la utilización de grandes conjuntos de datos que pudieran estar protegidos por propiedad intelectual. Así mismo, la creación de obras mediante IA nos ha llevado ante una tensión que recién comienza debido a que no existe la impronta de un autor, expresada a través del esfuerzo y las decisiones creativas de este, en la obra. Este tipo de casos se presenta porque no pensamos que los sistemas artificiales reproducirían las habilidades y capacidades exclusivas de nuestra especie.

Finalmente, la IA ha llegado a la sociedad como una oportunidad con ventajas y dilemas. Por lo pronto, lo sustancial es regular su desarrollo para que se convierta en una ayuda real para la humanidad, permitiendo el cierre de brechas y en ningún caso su profundización.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Descubre novedades en publicaciones científicas destacadas