loader image

Hospital del Salvador y U. de Chile lanzan guía para mejorar la atención de personas con demencias a nivel nacional

Alejandra Parra
Periodista y Comunicadora Social egresada de la Universidad Austral de Chile el 2013.Diplomada de Marketing Digital de la Pontificia Universidad Católica el 2020. Con 10 años de experiencia en el área comunicacional, enfocada en el plan estratégico.
[tiempo_lectura]

Alzheimer y demencias frontotemporales, vasculares o por cuerpos de Lewy son parte de los trastornos cognitivos que más de 200 mil personas padecen en Chile. Frente a esta realidad, especialistas de ambas instituciones elaboraron este documento que “entrega herramientas de funcionamiento de la atención de las personas con demencias, de manera ordenada y sistematizada, que servirá de modelo para los más de 30 dispositivos en el país que están en proceso de implementación”, explica Andrea Slachevsky, académica de la Facultad de Medicina de la U. de Chile.

Comunicaciones Universidad de Chile.- “Guía de funcionamiento: Unidad de Memoria. Centro de Memoria y Neuropsiquiatría” es el nombre del documento lanzado virtualmente por especialistas del Servicio de Neurología del Hospital del Salvador junto a la académica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y miembro del Centro de Gerociencia, Salud Mental y Metabolismo (GERO), Andrea Slachevsky, coordinadora de la Unidad de Memoria del Servicio de Neurología del Hospital del Salvador. El texto busca ser un aporte a la continuidad de los cuidados que requieren las personas con trastornos cognitivos, abordando desde la prevención y el diagnóstico precoz hasta el manejo paliativo.

Entre 1990 y 2014, el número de adultos mayores se ha duplicado. A raíz de aquello, en la actualidad un 8% de las personas mayores de 60 años tendrían demencia, con una alta prevalencia en la población rural. Frente a este escenario, durante 2017 el Ministerio de Salud impulsó el Plan Nacional de Demencia con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas que padecen esta alteración de la capacidad cerebral, mediante el acceso a una atención socio-sanitaria integral y continua.

Dentro de las medidas del plan, se determinó la creación de la Unidad de Memoria del Servicio de Neurología del Hospital del Salvador, espacio apoyado por el Centro de Gerociencia, Salud Mental y Metabolismo (GERO) y la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. Tras seis años de su funcionamiento, la entidad elaboró esta guía, con el objetivo de compartir sus experiencias y reflexiones en torno a su implementación y funcionamiento, esperando aportar a otros espacios y así robustecer la atención de pacientes con trastornos cognitivos.

Para la académica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile e integrante de GERO, Andrea Slachevsky, resulta importante dar cuenta de cómo ha sido el proceso de la Unidad de Memoria del Hospital del Salvador, pues si bien actualmente existe el Plan Nacional de Demencia y las Garantías Explicitas en Salud (GES), siguen registrándose falencias en los procedimientos con los pacientes. “La guía entrega herramientas de funcionamiento de la atención de las personas con demencias, de manera ordenada y sistematizada, que servirá de modelo para los más de 30 dispositivos en el país que están en proceso de implementación”, indicó.

Cabe destacar que actualmente solo existen tres Unidades de Memoria a nivel nacional. Sin embargo, el 1 de octubre de 2019 el Ministerio de Salud implementó la herramienta GES 85, destinada a garantizar el derecho de acceso a la atención y protección frente a las demencias, posibilitando la creación de nuevos espacios destinados a esta materia.

Desafíos nacionales

De acuerdo al Plan Nacional de Demencias del Ministerio de Salud, estos trastornos traen consigo síntomas psicológicos, conductuales y fallas cognitivas que demandan una constante y amplia gama de especialistas y redes de apoyo. Sin embargo, el presupuesto fiscal destinado a salud mental no ha superado el 2% del total del presupuesto de salud durante 2022.

Es por esto que tanto los especialistas del Hospital del Salvador como la académica de la Casa de Bello enfatizaron que hoy existe una serie de desafíos relacionados con el Plan Nacional de Demencia que pueden impactar directamente en la vida de los pacientes. Entre ellos, se encuentra la falta de conocimiento sobre el programa y su aplicación, la escasez de profesionales en el área, la falta de recursos para la implementación y el nulo seguimiento.

Según la psicóloga de la Clínica de Memoria y Neuropsiquiatría del Hospital del Salvador, Alejandra Pinto, uno de los problemas tiene que ver con las “falencias relacionadas con decisiones técnico-políticas”, pues “existía la declaración técnica y política de ampliar el Plan de Demencias a otras comunas, pero fue descontinuado”.

En esta línea, la enfermera de la Clínica de Memoria y Neuropsiquiatría del Hospital del Salvador, Loreto Castro, indicó que “la no ampliación del Plan Nacional de Demencia ha limitado el fortalecimiento de las intervenciones de la especialidad. En algunas comunas no ha funcionado el Plan Nacional de Demencia, ya que no existe un programa específico o profesionales que puedan recepcionar a las personas con demencias y sus cuidadores para la continuidad de los cuidados en la atención primaria de salud”.

La neuróloga de la Unidad de Memoria, Teresita Ramos, en tanto, advirtió que “hace más de cuatro años se incorporaron las demencias en las Garantías Explícitas de Salud (GES), pero aún nos encontramos a la espera de orientaciones técnicas para la implementación de la atención adecuada, lo que genera cierta incertidumbre entre los distintos dispositivos del servicio de salud pública que atienden a personas con demencia”.

Un documento para la opinión pública

A seis años de la implementación del Plan Nacional de Demencia, el lanzamiento de esta “Guía de funcionamiento: Unidad de Memoria. Centro de Memoria y Neuropsiquiatría”, busca ser un aporte a la discusión nacional sobre este tema. El documenta está sustentado en las capacidades de un equipo de más de diez especialistas de diversas disciplinas del área de la salud como neurólogos, psicólogos, enfermeras, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales y psiquiatras, entre otros.

El texto da a conocer la experiencia de la Unidad de Memoria del Hospital del Salvador para traspasar su conocimiento y visibilizar las buenas prácticas. También posibilita la autoevaluación de la atención de especialidad y otorga una mirada crítica a los procedimientos con pacientes con demencia.

Este cuenta con cinco secciones, en las que se realiza una descripción general del Centro de Memoria y Neuropsiquiatría y la Unidad de Memoria, y se explican las acciones clínicas, los criterios de derivación e ingreso de los pacientes y la evaluación y anuncio diagnóstico. Además, da cuenta del funcionamiento de los tratamientos, los acompañamientos tanto para el paciente como para las o los cuidadores, la terapia de estimulación cognitiva y detalla el Programa Biopsicosocial, así como también las competencias de los profesionales que forman parte de la unidad.

Para el psiquiatra de la Clínica de Memoria y Neuropsiquiatría del Hospital del Salvador, Tomás León Rodríguez, este documento sirve como ejemplo de éxito respecto al funcionamiento de la unidad, lo que puede ser un aporte para que, a nivel nacional, se creen estos espacios especializados en las demencias. “El Estado debe tener una forma sistemática de hacerse cargo de las demencias y que no dependan de la voluntad de cada uno de los centros de salud”, concluyó.

Finalmente, los expertos llaman a mejorar el Plan Nacional de Demencias debido al aumento de la población mayor en Chile, ya que existe una esperanza de vida similar a la de países desarrollados, 77 años para los hombres y 82 para las mujeres. Por otra parte, el 8% de la población con más de 60 años padece este tipo de trastorno cognitivo.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Descubre novedades en publicaciones científicas destacadas