loader image

Gripe Aviar: investigador llama a tener el menor contacto posible con aves silvestres

Tiempo de lectura: 20 minutos
Alejandra Parra
Periodista y Comunicadora Social egresada de la Universidad Austral de Chile el 2013.Diplomada de Marketing Digital de la Pontificia Universidad Católica el 2020. Con 10 años de experiencia en el área comunicacional, enfocada en el plan estratégico.

Compartir publicación

El académico de Ciencias Veterinarias, Sergio Donoso, llamó a la precaución y a no tener contacto con aves que son parte del paisaje urbano, como palomas o gorriones, que si bien tienen más resistencia al virus, pueden ser vectores de contagio de otras aves.

Con casos de aves y animales marinos infectados en 14 de las 16 regiones del país y el primer contagio humano, la gripe aviar continúa siendo una preocupación para la población y para los investigadores. El académico de la Facultad de Ciencias Veterinarias, Sergio Donoso Erch, entregó algunas respuestas a las interrogantes que surgen a partir de esta emergencia.

La influenza aviar es una enfermedad viral altamente contagiosa que afecta tanto a las aves domésticas como a las silvestres. También se ha detectado su presencia en mamíferos y en seres humanos, aunque en menor medida. Los contagios en humanos son poco frecuentes, pero pueden ocurrir. La semana pasada, el Ministerio de Salud informó sobre el caso de una persona del norte del país, que se encontraba internada y en estado de gravedad. El riesgo de contraer esta enfermedad depende del grado de exposición directa con animales infectados, mientras que la probabilidad para el público general es muy baja.

Una de las preocupaciones recae en el consumo de alimentos provenientes de aves, como carne o huevos. “Estos productos son seguros para el consumo, sobre todo porque acostumbramos a consumirlos cocidos y eso inactiva cualquier virus que pueda estar presente”, señaló el Dr. Donoso. Su recomendación es comprar en lugares habilitados, y que sean productos que vienen de fábricas o faenadoras conocidas.

Respecto al control sanitario, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) ha informado que hasta el momento se han muestreado más de 5 mil ejemplares de aves industrial y más de 29 mil aves de traspatio, con lo que se han obtenido cinco planteles industriales con casos positivos, y 69 traspatios. Las regiones con mayor cantidad de muestras positivas son la de Valparaíso (135) y La Araucanía (133).

Contacto aves y humanos

Si bien las personas que crían aves o trabajan en criaderos industriales son las más expuestas, la convivencia de quienes habitan las ciudades con ciertas especies, como palomas o gorriones, también debiera ser motivo de atención, aunque no presenten un mayor riesgo. “La recomendación es tener el menor contacto posible con aves. Todos los pájaros, como los picaflores, gorriones o palomas pueden ser portadores del virus, aunque no presenten la enfermedad”. Donoso explicó que estas aves tienden a ser un poco más resistentes a las aves de corral o migratorias y por lo mismo, presentan una menor posibilidad de transmitir el virus, pero no están exentas del mismo, por lo que invitó a las personas a evitar tocar o acariciar a dichas especies. “En el caso de palomas o gorriones, actúan principalmente diseminando el virus, transportándolo a aquellas especies que sí pueden enfermar gravemente”.

Sobre las aves de patio

En distintos puntos del país, muchas personas crían aves de traspatio, como gallinas, pavos o gansos. Estas tienen un alto riesgo de enfermar gravemente o morir por contagio con el virus de la influenza. Este contagio ocurre cuando entran en contacto con aves silvestres, como aves migratorias u otras, que pueden acercarse a comer o beber agua de la que se dispone para los animales domésticos. Por ello, la recomendación del profesor Donoso es “idealmente encerrar el máximo posible a las aves de corral. Es importante además velar porque el alimento y el agua no sea compartido con las aves silvestres. Por ejemplo, ocurre que si un ave silvestre defeca en esa agua o comida y es portadora del virus, se lo va a traspasar a las aves de corral”. Esto, porque además se ha demostrado que el virus de la influenza aviar resiste en el ambiente por un largo tiempo, y no se elimina por las bajas temperaturas que puedan existir en la época invernal.

Las autoridades han hecho el llamado a notificar la presencia de aves o animales marinos fallecidos. En el caso de animales marinos, se solicita llamar al teléfono de Sernapesca (800 320 032). Si se trata de aves, se debe notificar al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) al teléfono fijo 2 2345 1100, o al whatsapp +56 9 690 89 780. En ningún caso se deben tocar las aves o animales, porque eso constituye riesgo de contagio.

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Sorry, No posts.