Fondef del Dr. Jaime Pizarro cierra con interesantes aportes al desarrollo de la extracción selectiva de tierras raras

207

Con el objetivo de aportar al conocimiento científico y tecnológico en torno al desarrollo de una minería de tierras raras, el director del Departamento de Ingeniería Geográfica, Dr. Jaime Pizarro, realizó el cierre de su proyecto Fondef, junto a a las empresas asociadas al proyecto, Minera BioLantánidos y la Fundación Tecnológica de SONAMI, entregando  las conclusiones del trabajo científico para desarrollar una matriz mesoporosa para la adsorción de tierras raras que permita capturar selectivamente dos de estos elementos, lantano y cerio, altamente usados por la industria tecnológica.

Las “tierras raras” o lantánidos, son un grupo de elementos químicos de gran interés científico y de mercado ya que algunos de estos elementos son componentes esenciales en el desarrollo de nuevas tecnologías. El mayor productor de tierras raras, más de 90%, es China, y se usan en gran medida para producir potentes imanes, drones, turbinas eólicas, teléfonos móviles, componentes de vehículos eléctricos, entre otros. En Chile, Corfo ya había apoyado a la empresa BioLantánidos en la exploración de estos elementos, a lo cual se suma, desde su aprobación en 2018, este proyecto de línea 1 de Fondef, dirigido por el Dr. Jaime Pizarro, cuyo nombre es “Desarrollo de una matriz mesoporosa para la adsorción de tierras raras (Lantano y Cerio). La motivación del proyecto subyace en que las tierras raras son elementos que están presentes en desarrollos tecnológicos de los últimos 30 años, dada su alta conductividad eléctrica y propiedades magnéticas. “Uno de los aspectos limitantes es la extracción. Dada sus propiedades químicas, son difíciles de separar selectivamente de la matriz mineral. Nuestra idea es promover el desarrollo de un nuevo material, un nanomaterial funcionalizado que permita la extracción selectiva de Lantano y Cerio. El proyecto concluye con dos prototipos de laboratorio y se espera obtener financiamiento para escalarlos” indicó el Dr. Pizarro.

Esta investigación consistió en desarrollar una matriz mesoporosa para capturar selectivamente estos dos elementos, los que forman parte del grupo de  17 elementos, llamados tierras raras que se encuentran en la corteza terrestre. El trabajo fue desarrollado en el Laboratorio de Química Ambiental del Depto. de Ingeniería Geográfica y liderado por el Dr. Jaime Pizarro contando  con el apoyo la Fundación Tecnológica de Sonami y de Minera BioLantánidos, quienes contribuyeron a la formulación del proyecto, difusión de resultados y obtención de muestras para los ensayos de laboratorio. En la actividad, el académico presentó los resultados donde se destacaron las propiedades adsorbentes, caracterización química, fisicoquímica y textural del nuevo nanomaterial funcionalizado, exponiendo que este desarrollo, si logra una robustez, podría ser aplicado tanto en la industria minera de tierras raras como a la extracción de estos elementos desde los desechos tecnológicos en el marco de la minería urbana. Esta matriz abriría la posibilidad de desarrollos tecnológicos posteriores. Esta se concibe como una nueva forma de hacer minería de tierras raras de manera sostenible y con bajo impacto, lo que permitirá ampliar la matriz exportadora porque el uso de tierras raras es esencial para la electromovilidad, la generación de energías renovables y el desarrollo de la industria tecnológica.

“Quisiera resaltar los resultados de propiedad intelectual. Hay una solicitud de patente planteada, hay productividad a través de artículos científicos, presentaciones a congresos, articulo de difusión, memorias de títulos (5 memorias de ingenieros), financiamiento a una estadía postdoctoral del Dr. Gómez en la Universidad de Alicante (España)  y apoyo al desarrollo de dos tesis doctorales. Agradezco la dedicación de todos los colaboradores, la Dra. Ximena Castillo, Paulina Guzmán, Dr. Mauricio Gómez, Dr. Carlos Díaz, a los alumnos memoristas Sebastián, Catalina, Felipe, Valentina, María. Muchas gracias a la Dra. Claudia Ortiz, Dr. Esteban Quijada, Dr. René Garrido y las empresas asociadas Fundación Tecnológica-SONAMI y Minera BioLantánidos, que siempre estuvieron muy interesados en aportar. También hubo un apoyo fundamental desde la Vicerrectoría de Investigación y la DGT, a través de la Sra. Carolina Espinoza, quien fue un apoyo administrativo gravitante; también se debe destacar la colaboración internacional del laboratorio del Dr. Diego Cazorla, Universidad de Alicante. Nuestra apuesta es postular a una línea 2 de Fondef, porque nos queda mucho por proponer y desarrollar” puntualizó el Dr. Pizarro.

La Vicerrectoría de Investigación estuvo representada por el director de la Dirección de Gestión tecnológica, Dr. Miguel Maldonado, quien indicó que en Chile ha habido un enfoque importante en el desarrollo de conocimiento científico y tecnológico asociado a la exploración y uso de diversos elementos químicos de la tabla periódica. “Sin embargo, en la parte de abajo dela tabla periódica, hay un grupo de elementos que ha sido considerado por la Unión Europea como metales tecnológicos, por su gran valor en áreas de energía y tecnología. Este proyecto se focalizó en dos de ellos llegando a conclusiones importantes y que desde la Vridei queremos no solamente felicitar, sino que manifestar nuestro total apoyo a la promoción de estos proyectos de I+D y transferencia, y estaremos atentos a las iniciativas que se requieran”.

Proyectos como el Fondef del Dr. Jaime Pizarro, permiten que se genere un grupo de expertos y un debate científico en torno a las tierras raras, que se realicen investigaciones y avances que ayuden en el desarrollo tecnológico de una industria moderna y más sustentable.