Facultad de Ciencias UCSC y Programa Ci2030 organizaron conversatorio sobre ecología en la acuicultura de moluscos

56

Estudiantes, académicos y público en general participaron de esta actividad, que contó con la presencia del Dr. Bernardo Broitman y fue organizada por la Facultad de Ciencias de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC).  

En el marco del proyecto Ciencia para la Innovación 2030, iniciativa donde participa la Facultad de Ciencias UCSC como Consorcio Sur-Subantártico junto a las universidades de Talca (UTAL), del Bío-Bío (UBB), Austral del Chile (UACH), de la Frontera (UFRO) y Magallanes (UMAG); se realizó la charla titulada: “Ecología aplicada y aplicaciones de la ecología en la acuicultura de moluscos”, a cargo del Dr. Bernardo Broitman. El expositor es académico del Departamento de Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez, investigador principal del Instituto Milenio SECOS y del Núcleo Milenio Upwell.

En una primera instancia, el Dr. Broitman realizó un diagnóstico en temas basados en la ecología y sus aplicaciones, acuicultura de moluscos y el dilema de la sustentabilidad, con la idea de aplicar la ciencia básica en otras áreas. “La ecología trata de entender cómo los organismos se relacionan entre ellos y cómo son las relaciones de los organismos con el medio ambiente, lo que define qué especies viven en determinados lugares, cuántas especies hay o cuánto producen esas especies”, explicó el Dr. Broitman al inicio de su presentación.

Luego, se abordó la importancia de la acuicultura en la ecología. “Nos importa la acuicultura y en particular la maricultura, es decir, el cultivo de mariscos en sistemas abiertos dentro del mar, porque en estos momentos está sobrepasada la captura de organismos marinos, y esta es una fuente extremadamente sustentable en comparación a otros sistemas de producción de alimentos. Siempre la producción de moluscos tiene un menor impacto ambiental, incluso en algunos casos reduce la emisión de gases de efecto invernadero”, complementó el Dr. Broitman estableciendo que la acuicultura de moluscos es la mejor alternativa.

En el caso de Chile, se están produciendo alrededor de 400 mil toneladas de moluscos, siendo el segundo mayor productor de bivalvos en el mundo y el primero en mitílidos. Las regiones donde se concentra la producción son principalmente en Coquimbo (Tongoy) y en la región de Los Lagos, específicamente en Chiloé.

El Dr. Broitman enfatizó en que el cambio climático ya está reestructurando la ecología de las costas de Chile y el mundo. “Además, debemos democratizar el acceso a la información ambiental para definitivamente cultivar la capacidad adaptativa. Sabemos lo que pasará en la bahía de Tongoy, con lo que dice el indicador ambiental a nivel operacional que da una capacidad predictiva para el año siguiente”, complementó el experto.

Además, abordó el concepto de la acuicultura integrada. “Existen oportunidades de desarrollo sustentable asociadas a la acuicultura, es decir, es importante que la acuicultura considere las avenidas sustentables. Finalmente, todos queremos tener un medio ambiente saludable, sustentable y productivo. Debemos descubrir las nuevas formas de hacer preguntas y de contestarlas, las que necesariamente deben apuntar a la diversidad e inclusión”, finalizó el Dr. Broitman.

La actividad enmarcada en el curso Proyecto de Tesis, del programa de Magíster en Ecología Marina tiene como finalidad entregar a los estudiantes una formación donde puedan conectar la ciencia básica con posibles aplicaciones que permitan la resolución de problemáticas del entorno y la sociedad.