loader image

Expertos U. de Chile del área de la salud explican cómo cuidarnos ante el aumento de virus respiratorios

Tiempo de lectura: 20 minutos
Redacción CienciaEnChile
Somos un medio de comunicación y una agencia nacional de difusión y divulgación de ciencia. Estamos comprometidos con la difusión de una variedad de proyectos respaldados por ANID y diversas fuentes de financiamiento.

Compartir publicación

El Ministerio de Salud decretó Alerta Sanitaria debido al aumento de virus respiratorios estacionales y dentro de las medidas destaca el uso de mascarillas en servicios de urgencia. La infectóloga Claudia Cortés explica que “la circulación principal es la de un virus llamado rinovirus, que es el virus que provoca resfrío común”. El llamado es a vacunarse contra la influenza y el COVID, señala el epidemiólogo Gabriel Cavada, mientras que el pediatra Guillermo Zepeda recomienda “evitar las aglomeraciones de gente y tratar de evitar el contacto con gente que uno sepa que está enferma”.

El Ministerio de Salud anunció una nueva Alerta Sanitaria, que ya fue publicada en el Diario Oficial. Esta vez la razón fue el aumento de los de virus respiratorios estacionales y dentro de las medidas que se decretaron destaca la obligatoriedad del uso de mascarilla a partir del 1 de abril en los servicios de urgencia del sector público y privado.

La Alerta Sanitaria es preventiva, afirmó la ministra Ximena Aguilera, y -en ese sentido- la infectóloga del Hospital Clínico San Borja Arriarán y académica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, Claudia Cortés, comenta que “el peak de virus respiratorio no se ha adelantado, está en los patrones más o menos habituales en este momento”. Detalla, asimismo, que “la circulación principal es la de un virus llamado rinovirus, que es el virus que provoca resfrío común, y está afectando principalmente entre los 5 y los 14 años de edad. Luego viene la influenza que está un poquito adelantada y los adenovirus que no tienen que ver con los meses del año, sino que circula todo el año”.

Gabriel Cavada, epidemiólogo de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, afirma que “no se ha adelantado el peak de los virus respiratorios, sino que estamos respondiendo a la estacionalidad del otoño, donde empieza a haber una curva creciente de contagios”. Respecto al próximo invierno, en tanto, “solo hay una proyección basada en la historia, donde esperamos que a finales de junio, probablemente, vayamos a tener los peak más altos de circulación de virus respiratorio”.

De acuerdo al pediatra del Hospital Clínico Universidad de Chile sede Quilín, Guillermo Zepeda, este año el invierno se enfrentará con nuevas herramientas, como la llegada del medicamento Nirsevimab para enfrentar el virus respiratorio sincicial (VRS) en lactantes menores de seis meses. “De una u otra manera, eso tendería a disminuir la circulación del virus respiratorio sincicial y uno, efectivamente, espera que vayan disminuyendo las infecciones, tanto a nivel ambulatorio como a nivel de los servicios de urgencia de hospitalización y también de ingresos a las unidades de cuidados críticos”, detalla el doctor Zepeda.

La doctora Claudia Cortés asegura que para protegernos de posibles contagios, “además de las vacunas, es importante mantener una buena higiene de manos”.

La importancia de la vacunación

La doctora Claudia Cortés explica que la vacunación contra la influenza es fundamental, ya que esta “es una enfermedad viral bastante estacional, que se ve en los meses de invierno, y que puede causar una gripe o un resfrío fuerte que nos puede botar a la cama. Pero para algunas personas, para quienes son grupos de riesgo, puede ser una enfermedad bastante más grave. Por eso es fundamental la vacuna, que ya se comenzó a colocar hace una semana atrás a todas las embarazadas, a los niños mayores de seis meses, a los mayores de 60 años, al personal sanitario y a todos los que tengan una comorbilidad o alguna enfermedad crónica”.

La vacuna de la influenza disminuye el riesgo de hospitalización y el riesgo de muerte en quienes tienen una condición predisponente a tener enfermedades graves, lo mismo que la vacuna del COVID, que hoy se está privilegiando a las personas sobre los 50 años y quienes tengan alguna patología para prevenir los cuadros severos. Chile tiene una muy buena tasa de vacunación COVID. La nueva vacuna de COVID está actualizada al virus que está en circulación, al igual que la vacuna influenza que se actualiza año a año con la variante predominante”, sostiene la infectóloga.

El epidemiólogo Gabriel Cavada añade, por su parte, que “siempre es importante vacunarse contra la influenza y el COVID. Más que para que siga aumentando, es para prevenir enfermedades de cursos graves y muertes en el caso de la influenza y otros virus respiratorios, sobre todo en adultos mayores y personas con riesgo, como personas que tengan enfermedades de base”.

Respecto al próximo invierno, el epidemiólogo Gabriel Cavada comenta que “solo hay una proyección basada en la historia, donde esperamos que a finales de junio, probablemente, vayamos a tener los peak más altos de circulación de virus respiratorio”.

Cómo protegernos de los virus

La doctora Cortés asegura que para protegernos de posibles contagios, “además de las vacunas, es importante mantener una buena higiene de manos cada vez que llegamos a un lugar. Cuando salimos de la casa y entramos a un lugar nos lavamos las manos. En el transporte público hay mucha transmisión de virus y si estamos con síntomas respiratorios, lo mejor que podemos hacer para cuidar a quienes nos rodean, ya sea nuestros familiares o nuestros compañeros de trabajo, es usar una mascarilla”.

El pediatra Guillermo Zepeda añade que es importante “evitar las aglomeraciones de gente, tratar de evitar el contacto con gente que uno sepa que está enferma, privilegiar los espacios que están abiertos sobre los cerrados, ventilar muy bien las casas. Lo otro también es el tema del tabaquismo, tanto el tabaquismo tradicional como los vapeadores aumentan la incidencia en la prevalencia de enfermedades respiratorias, aumentan el riesgo de hospitalización en pacientes que ya se sabe que tienen una enfermedad pulmonar crónica o incluso en gente sana aumentan el riesgo de neumonía, de cuadros bronquiales obstructivos, de otitis y de sinusitis”.

El pediatra Guillermo Zepeda celebró que este año el invierno se enfrente con nuevas herramientas, como la llegada del medicamento Nirsevimab para enfrentar el virus respiratorio sincicial (VRS) en lactantes menores de seis meses.

Compartir publicación

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados