loader image

Estudio Odontología UANDES: A más de la mitad de los chilenos le sangran las encías cuando se cepillan los dientes

Tiempo de lectura: 20 minutos
Redacción CienciaEnChile
Somos un medio de comunicación y una agencia nacional de difusión y divulgación de ciencia. Estamos comprometidos con la difusión de una variedad de proyectos respaldados por ANID y diversas fuentes de financiamiento.

Compartir publicación

El estudio analizó una muestra de 1.377 personas desde Arica hasta Punta Arenas, hombres y mujeres entre 18 y 55 años y más, de los cinco grupos socioeconómicos del país.

Al 52% de los chilenos le sangran las encías siempre o algunas veces al cepillarse los dientes fue uno de los principales hallazgos de la segunda parte de un estudio realizado por la Facultad de Odontología de la Universidad de los Andes que se planteó como objetivo conocer los hábitos de higiene bucal de los chilenos y así determinar las principales razones
que repercuten en la mala salud bucal del país. (Ver estudio aquí)

La Dra. Alejandra Chaparro, académica de la Facultad de Odontología de la Universidad de los Andes explica que “la enfermedad periodontal es muy prevalente en nuestra
población. Lamentablemente nos hemos acostumbrado a que nos sangren las encías y este, es un signo de inflamación y enfermedad. Probablemente, si nos sangrada un ojo o
el oído estaríamos muy asustados acudiendo el médico especialista. Tanto la gingivitis (inflamación reversible de las encías) como la periodontitis (inflamación irreversible acompañada con pérdida del tejido óseo que afirma los dientes) deben ser tratadas oportunamente por su odontólogo. La enfermedad periodontal no solo tiene repercusiones a nivel de la salud oral, causando inflamación, sangrado de encías, halitosis, movilidad y pérdida de dientes, sino que, representa un sitio que genera inflamación crónica con paso de las bacterias orales a la sangre, las que pueden colonizar órganos y tejidos a distancia, afectando nuestra salud a nivel general
”, explica la especialista.

El estudio consultó por varios hábitos de higiene, entre ellos el uso de hilo dental y cepillos interdentales; la frecuencia de cambio del cepillo de dientes; el número de veces que se visita al dentista en un año y la frecuencia de cepillado de dientes.

Dentro de estos hábitos de limpieza dental, el menos arraigado en los chilenos es el uso de algún elemento para limpiar entre los dientes. El 68% de los encuestados señaló que nunca o
algunas veces por semana usa hilo dental o cepillos interdentales, siendo las mujeres (37%) las que más usan estos elementos de limpieza, en contraste con un 26% de los hombres. En cuanto al desglose por Grupo Socio Económico (GSE), un 41% del grupo E señala que nunca utiliza hilo dental o cepillos interdentales.

Actualmente sabemos que tanto la caries como la enfermedad de las encías comienzan entre los dientes, es por eso, que la limpieza interdentaria es hasta casi más importante que el cepillado de dientes. Entre los dientes se acumulan las bacterias orales, cuentan con nutrientes y existen las condiciones ideales para su proliferación. Es por esto que deberíamos reforzar este hábito en nuestra población y explicar desde la niñez la relevancia de la limpieza interdentaria para prevenir tanto caries como enfermedad periodontal, que son una de las enfermedades más prevalentes en la especie humana”, precisa la académica de la Facultad de Odontología UANDES.

La Dra. Chaparro agrega que “si queremos mantener nuestra boca sana es primordial la prevención a través de la enseña de correctas técnicas para el control de la placa
bacteriana. Además, la mayoría de las enfermedades orales se relacionan con una mala higiene oral, pero la boca es una de las principales puertas de entrada de las bacterias a nuestro organismo y la evidencia científica ha relacionado a la enfermedad periodontal con más de 56 enfermedades sistémicas, como así también existe un riesgo aumentado de enfermedad cardiovascular para aquellos dientes con infecciones derivadas de las caries también. Es por esto que deberíamos concientizar a nuestra población que la salud oral es parte de su salud general en donde una boca sana es fundamental para tener un cuerpo sano
”.

Respecto a la frecuencia de cambio del cepillo de dientes, un 57% de los encuestados señaló que lo renueva cada tres meses, siendo las mujeres las que lo cambian más seguido. Al revisar esta pregunta por GSE, el grupo que más cambia su cepillo es el ABC1, en donde un 61% dice que lo hace cada tres meses.

Respecto a este punto, la odontóloga hace referencia a que “los estudios nos indican que más que considerar un tiempo estándar de recambio para el cepillo de dientes, este debe ser cambiado cuando los filamentos se abren más allá de la base del cepillo y esto dependerá de la fuerza y técnica que utilicemos al cepillarnos. Mientras más desgatado y abierto este el cepillo, menos efectivo será para lograr un adecuado control de placa bacteriana y limpieza de los dientes. Además, estos filamentos abiertos pueden dañar las encías, traumatizándola y causando retracciones de ellas. Otro factor para considerar es que un cepillo dental representa un potente reservorio de bacterias, por lo que se aconseja su recambio oportuno”.

Respecto a la regularidad con que los chilenos van al dentista, el estudio arrojó que el 63% de los encuestados afirma ir una vez al año o cada dos años. En estos mismos parámetros, las mujeres (62%) van más seguido al dentista que los hombres (52%). Si vemos esta pregunta por GSE, los datos arrojan que el 72% del grupo ABC1 va una vez al año o cada dos años al dentista, mientras que el 52% del grupo E dice hacerlo en esas mismas frecuencias.

La Dra. Alejandra Chaparro cometa que “a los pacientes con problemas de encías se les recomienda visitar regularmente a su periodoncista, al menos 2 veces al año. Estas visitas pueden ser aún más frecuentes para aquellos pacientes fumadores, diabéticos o aquellos que no logran un buen control mecánico de su placa bacteriana. A pacientes con alto riesgo de caries también es conveniente controlarlos cada 6 meses y a sujetos sanos, con bajo riesgo de caries y enfermedad periodontal lo ideal es controlarlos 1 vez al año o cada 2 años como máximo”.

Finalmente, al consultar por cuántas veces al día cepilla sus dientes, el 77% de los chilenos dice hacerlo 2 o 3 veces al día, siendo el grupo ABC1 (80%) el que obtiene el porcentaje más alto. Al preguntar si se cepillan los dientes después de almuerzo en su lugar de trabajo, un 62% señala que sí lo hace, mientras que un 39% dice que no se cepilla los dientes o solo lo hace de forma ocasional, siendo las mujeres (65%) las que más lo realizan.

La académica UANDES finaliza señalando que “idealmente los dientes deben limpiarse todos los días al menos 2 veces al día, con énfasis, no sólo en el cepillado de dientes, sino que limpiando entre los dientes. Para esto se puede usar la seda dental, cepillos interproximales o equipos eléctricos como irrigadores. La elección de cada método es personal, pero los estudios sugieren que cuando los dientes están más separados o se ha perdido parte de la encía o el hueso entre los dientes, los cepillos interproximales son más eficientes en remover la placa bacteriana y mantener la salud oral. Obviamente es entendible que en el horario de almuerzo no alcancemos a hacer una limpieza completa de ellos, la cual deberíamos realizar en las mañanas después del desayuno y noches antes de acostarnos. En todo caso, si se realiza una buena técnica de higiene oral en la mañana y en la noche, el cepillado de mediodía es opcional”, concluye la Dra. Alejandra Chaparro, académica de la Facultad de Odontología de la Universidad de los Andes.

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Sorry, No posts.