loader image

Estudio indica efectos positivos de plantas nativas en tratamiento de Alzheimer

Tiempo de lectura: 20 minutos
Alejandra Parra
Periodista y Comunicadora Social egresada de la Universidad Austral de Chile el 2013.Diplomada de Marketing Digital de la Pontificia Universidad Católica el 2020. Con 10 años de experiencia en el área comunicacional, enfocada en el plan estratégico.

Compartir publicación

La investigación colaborativa arrojó los primeros indicios de los efectos que estas especies tendrían en disminuir la expresión de un catalizador asociado a esta enfermedad neurodegenerativa.

Camila Bauer, Periodista UTalca.- Un estudio incipiente arrojó favorables efectos de tres plantas nativas originarias del altiplano chileno, las que eventualmente disminuirían la actividad de una enzima asociada a la enfermedad de Alzheimer.

La investigación, desarrollada por académicos de las universidades de Talca, Autónoma y Andrés Bello, daría los primeros indicios de cómo la Muña, Chinchircoma y Soyko, tendrían beneficios para prevenir y tratar esta enfermedad neurodegenerativa.

“En el estudio se tomaron tres plantas de la zona norte del país, se prepararon unos extractos en etanol y a partir de ellos se trató de caracterizar sus componentes químicos y evaluar la actividad biológica que estos tienen, enfocada principalmente a inhibir un par de enzimas relacionadas directamente con la enfermedad de Alzheimer, que son la enzima acetil y butil colinesterasa.” explicó la investigadora del Instituto de Química de Recursos Naturales UTalca y coautora del trabajo, Margarita Gutiérrez Cabrera.

“Los extractos mostraron potencial, por lo tanto, resulta de interés poder estudiarlos un poquito más, tratar de aislar los componentes mayoritarios que están presentes y evaluar si estos compuestos, cuando los tengamos aislados, muestran la misma actividad”, explicó.

La investigación, publicada recientemente en la revista científica Plants, busca establecer nuevos beneficios de estas especies, que ya se utilizan popularmente como infusiones para el tratamiento de problemas estomacales, síntomas inflamatorios y otras dolencias.

De acuerdo a Gutiérrez, “el interés de estudiar estas plantas es principalmente buscar un valor agregado que puedan tener”. Sin embargo, explicó que se debe ser cauto e intentar preservarlas. “Normalmente cuando se hace uso de estas plantas en la medicina tradicional o para investigación, en muchos casos se toman las muestras y se puede llegar hasta el punto de exterminar la especie”, alertó.

Una segunda etapa del estudio buscaría determinar si el consumo de los extractos de estas plantas tendría efectos en algún otro tipo proceso fisiológico importante. “Lo que vendría ahora sería poder, en un principio, tratar de aislar estos compuestos y ver si mantienen la misma actividad, si es que la mejoran, y también evaluar si estos compuestos son citotóxicos”, indicó la docente utalina.

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados