loader image

Estudio detectó los puntos críticos de enredo de focas y lobos marinos del mundo

Tiempo de lectura: 20 minutos
Alejandra Parra
Periodista y Comunicadora Social egresada de la Universidad Austral de Chile el 2013.Diplomada de Marketing Digital de la Pontificia Universidad Católica el 2020. Con 10 años de experiencia en el área comunicacional, enfocada en el plan estratégico.

Compartir publicación

Un modelo, creado por un grupo de investigadores, entre ellos el académico del Centro GEMA U. Mayor, Cristóbal Galbán, mostró que las islas de Hawaii (EE.UU.) y Kaikoura (Nueva Zelanda) representan el mayor riesgo de enredo para las colonias de pinnípedos (lobos marinos, morsas y focas). “Este es un punto de partida para recopilar nuevos datos y comparar los impactos de las actividades pesqueras en distintas áreas geográficas”, dijo.

Comunicaciones Universidad Mayor.- Los pinnípedos son una familia que considera a los lobos marinos, morsas y focas y representan uno de los grupos marinos más vulnerables y gravemente afectados por los enredos. Sin embargo, no existen datos que permitan predecir incidentes derivados de las actividades relacionadas a la pesca a nivel global. Por eso, un equipo, integrado por el académico del Centro GEMA, Genómica, Ecología y Medio Ambiente de la Universidad Mayor, Dr. Cristóbal Galbán, creó un modelo para la identificación de áreas geográficas que suponen un riesgo importante de enredo para este grupo.

Los investigadores, pertenecientes además a la Universidad de Valparaíso y a la Agencia Nacional de Investigación Científica Aplicada de Australia CSIRO, evaluaron 13 especies de pinnípedos de 17 colonias, utilizando datos de enredos reportados en las últimas cuatro décadas (1976-2017).

Así, aplicando modelos aditivos lineales generalizados, incorporaron cifras de enredos informadas, datos de esfuerzo pesquero (tiempo de pesca invertido) y densidad de material de pesca perdido, abandonado o liberado. Es decir, variables relacionadas con la pesca, además de las diferentes tasas de enredo de las especies.

Lo que vimos es que había una relación muy alta entre la densidad de materiales de pesca perdido o abandonado y los enredos reportados de cada especie. Esto revela el impacto de las actividades del hombre en el mar. No obstante, llamó la atención que el esfuerzo pesquero no ha revelado este impacto, sin embargo, no desmerece el hecho de que las consecuencias de la actividad pesquera con un mal manejo de residuos sí lo tiene en el número de enredos de animales”, dijo el académico.

De esta manera, se pudo identificar cuáles son las zonas críticas y las especies más afectadas. Así, las islas de Hawaii (EE.UU.) y Kaikoura (Nueva Zelanda) aparecen como las zonas con más riesgo para las especies que tienen allí sus colonias.  

 

“Este modelo es un punto de partida. A partir de ahora, uno lo puede seguir alimentando para recopilar nuevos datos y comparar los impactos de las actividades pesqueras en distintas áreas geográficas”, comentó el Dr. Galbán.

Para el experto, es importante tener mapeadas estas zonas para saber cuál es el riesgo que van a correr esas poblaciones. “En trabajos previos identificamos que los enredos pueden tener un impacto importante sobre las poblaciones, sobre todo cuando se enredan hembras en etapa fértil y crías. Toda esta información va a suponer un trabajo importante a la hora de establecer planes de manejo y prevenir que las poblaciones se vean afectadas. No tiene el mismo efecto sobre una población, ya que retirar una hembra implica eliminar a la hembra y a las potenciales crías que puedan llegar a la colonia”.

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Sorry, No posts.