loader image

Equipo de investigadores detectaron primeros casos de tenacibaculosis en trucha arcoíris y salmón coho

Tiempo de lectura: 20 minutos
Lorenzo Palma
Lorenzo Palma Morales es Periodista, Licenciado en Comunicación Social y Bachiller en Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Austral de Chile. Diplomado en Periodismo de Investigación de la Universidad de Chile y Magíster en Desarrollo Rural, Becado por CONI- CYT (UACh), Diplomado en Escritura Creativa de No Ficción por la Universidad Alberto Hurtado. En el año 2018 fundó el medio de comunicación nacional y agencia de contenidos www.cienciaenchile.cl, del cual es su director. Ha participado organizando actividades de divulgación y difundiendo resultados de investigación en innumerables proyectos de norte a sur del país.

Compartir publicación

El estudio se realizó a partir de mortalidades registradas en cinco centros de cultivo de las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes, peces que dentro de los signos clínicos presentaron hemorragias cutáneas, pudrición de la cola y pedúnculo y lesiones en la boca y lengua.

En Chile, se ha podido detectar y aislar Tenacibaculum dicentrarchi y “Tenacibaculum finnmarkense” en salmón Atlántico y congrio colorado, sin embargo, no existen reportes de brotes de tenacibaculosis en otros salmónidos de cultivo como la trucha arcoíris o salmón coho.

Eso hasta ahora, ya que los investigadores nacionales Ruben Avendaño, Constanza Collarte, Mónica Saldarriaga y Rute Irgang publicaron recientemente un paper donde describen por primera vez a nivel mundial, el patógeno en estas últimas dos especies.

El estudio se realizó a partir de mortalidades registradas en cinco centros de cultivo de las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes, peces que dentro de los signos clínicos presentaron hemorragias cutáneas, pudrición de la cola y pedúnculo y lesiones en la boca y lengua.

Dentro de los análisis microbiológicos de los tejidos infectados, los expertos pudieron identificar 13 aislados bacterianos que, mediante análisis bioquímicos, fueron clasificados dentro del género Tenacibaculum. Luego, a través de biología molecular, pudieron confirmar sus hallazgos.

“El análisis del gen 16S ARNr concluyó que la mayoría de los aislados estaban más estrechamente relacionados con “T. Finnmarkense ”que T. dicentrarchi, mientras que los árboles filogenéticos resultantes de los datos de secuencia multilocus identificaron los cuatro clados principales (clados I a IV) descritos por Olsen y col., (2017)”, explicaron los autores del estudio.

Asimismo, señalaron que esta primera descripción extiende la cantidad de hospedadores conocidos para este patógeno a nivel mundial.

Como conclusión, los expertos declararon que sus hallazgos “resaltan la importancia de establecer medidas preventivas para minimizar la propagación de esta enfermedad dentro de la acuicultura chilena”.

Lea el abstract del estudio titulado “New salmonid hosts for Tenacibaculum species: Expansion of tenacibaculosis in Chilean aquaculture” aquí.

Comunicaciones-Unab

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Sorry, No posts.