loader image

Entrevista con el investigador Nicolás Guiliani: los avances en la biominería y su liderazgo en la Escuela de Postgrado de Ciencias de la Universidad de Chile

Tiempo de lectura: 20 minutos
Nicole Jimenes Donoso
Nicole Donoso Jiménez es periodista y Licenciada en Comunicación Social de la Universidad de Chile. En sus años de estudio manifestó interés por el periodismo científico, reporteando en numerosas pautas noticiosas sobre innovación, ciencia y tecnología.

Compartir publicación

Doctor en microbiología e ingeniería genética, el investigador Nicolás Guiliani aterrizó en Chile hace 28 años y desde entonces ha dirigido varios proyectos de investigación Fondecyt Regular y de cooperación internacional que estudian la fisiología de las bacterias y su adherencia a los minerales, cuyos resultados impactan positivamente al área de la biominería, abaratando costos en la sustracción de estos.

Además de investigador, el Prof. Guiliani se ha involucrado en el quehacer político-administrativo de la Casa Bello siendo actualmente miembro del Senado Universitario y director de la Escuela de Postgrados de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile, enfocando su liderazgo en la administración de las becas para estudiantes y en combatir la falta de recursos para financiar estas últimas. También fue presidente de la Sociedad de Microbiología de Chile por dos periodos desde 2013 a 2016.

Llegó desde Francia como postdoctorado Fondecyt ¿qué resultados reveló dicho proyecto de investigación?

 Era entender la fisiología de la bacteria, pero también en términos aplicados a estos microorganismos, estas bacterias participan en el proceso de biolixiviación, que es la extracción de cobre usando microorganismos, bacterias o arqueas. Entonces, sabemos que cuando se adhieren al mineral, favorecen, por su tipo de vida, la extracción de cobre o de otros valores metálicos, como por ejemplo el oro, y por lo tanto, es conveniente para las empresas mineras para procesar minerales de baja ley.

¿En qué benefician sus investigaciones a la biominería?

 Es demasiado caro extraer el cobre, usar microorganismos abarata los costos y entonces permite que las empresas mineras puedan producir cobre a un costo favorable para ellos, cuando el mineral está en una baja concentración de cobre. Hace ya unos años, nos juntamos con agrupaciones de minería para hacerle ver que estudiar los mecanismo moleculares que queríamos podía tener una implicancia valiosa para la biominería, sea para producir más cobre u otro valor metálico que puede estar presente dentro de mineral.

¿Cuál de todos los proyectos Fondecyt que usted ha dirigido podría destacar?

 Yo he trabajado con Fondecyt regular y también asociado a estos fondos regular algunos proyectos de colaboración bilateral entre Chile-Alemania con el de DAAD y entre Francia-Chile con el ECOS. Es difícil destacar uno porque son una misma historia con un mismo estudio, un mismo enfoque, por lo tanto, es un continuo y se van potenciando los proyectos, pero en términos de resultados, quizás podría destacar que nuestro grupo fue el primero en demostrar y en estudiar cómo las bacterias biomineras se adhieren a los minerales, cómo se desarrollan sobre estos minerales y cuáles son los mecanismos moleculares involucrados en esta adherencia sobre el mineral, así que, en términos de logro eso me deja contento. Más que destacar uno, destacaría el continuo.

Usted decidió quedarse en Chile y desarrollar sus proyectos aquí. ¿Es entonces Chile un país modelo para desarrollar investigación científica, en particular en el área de la microbiología?

La opción de hacer un postdoctorado en Chile me pareció la más equilibrada entre la calidad académica profesional que ya se notaba en ese tiempo (1996) y la calidad de vida. Chile es el país latinoamericano que lidera en términos de producción científica que encabeza investigación. Es decir, en cantidad absoluta no, porque Brasil y Argentina son países más grandes, pero en términos calidad/cantidad de publicaciones y proporción de la comunidad científica versus el tamaño de la población, es el país que sigue liderando la producción científica.

¿Actualmente está trabajando en algún proyecto en este momento?

Sí, soy parte de un proyecto bien interesante que se llama Landata (https://www.landata.cl/) que es parte del programa ANID de los Nodos Laboratorios Naturales. Este proyecto involucra colegas de geología, de microbiología, de biología, de ciencias sociales, de comunicación, pero también involucra a las comunidades. Es un proyecto multidimensional transdisciplinario cuyo objetivo es conocer la masa crítica del sistema CTCI (Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación) en la región de Atacama y también promover el desarrollo local sustentable con base en la Ciencia, así que ese quizás es el proyecto del momento del cual estoy muy orgulloso de participar porque tiene un enfoque científico, pero también social.

Es actualmente director de la Escuela de Postgrado de Ciencias. ¿Qué elementos podría destacar de su liderazgo?

Yo traté de seguir la senda iniciada por el director anterior, el profesor Tulio Núñez, en el sentido de asentar el programa de beca que tenemos acá en la Facultad, pero también, en esta dimensión trato de sistematizar, porque había becas de Facultad, de cada Departamento en donde cada uno tenía su propia reglamento. Logramos para 2024 consensuar que todos los y las estudiantes, independiente del campo, debían recibir el mismo beneficio, es decir, que todas las becas fuesen equivalentes en términos de recursos.

¿Cuentan con recursos suficientes para financiar estos programas?

Nunca alcanza. En este momento estamos construyendo un presupuesto que ojalá pueda significar que haya recursos para estadía corta de investigación para nuestras/os estudiantes, un apoyo, quizás no financiar una estadía completamente, pero sí tener algún grado de apoyo para que vayan a hacer una estadía de investigación dentro de un laboratorio, que vayan a participar en congresos nacionales. Igual, mientras el Estado siga maltratando económicamente sus Universidades Estatales de alguna manera es muy complicado.

Además del presupuesto, ¿Qué otros desafíos enfrenta la Escuela de Postgrados?

La tremenda oferta que hay en el ámbito de la educación superior y de los postgrados, ya que muchas instituciones privadas de educación superior tienen recursos y facilidades para becar a sus estudiantes y, por lo tanto, atraen estudiantes porque es cada vez más caro estudiar y hacer un postgrado en el sistema actual, y al no tener nosotros recursos tan fácilmente disponibles para apoyar en beca, tenemos dificultad.

 

¿Por qué elegir un postgrado de la Universidad de Chile?

Porque, por ejemplo, en la Facultad de Ciencias, un 95% a 96% de nuestros académicas/os tienen un doctorado, por lo tanto, tienen proyectos de investigación, no solamente haciendo investigación activa, sino que además están a la frontera y, por lo tanto, tienen redes nacionales e internacionales. Además de los niveles altos de acreditación, yo me atrevería a decir que el cuerpo académico de la Universidad de Chile es muy comprometido con sus estudiantes y con el país y, por lo tanto, se mueve, y a pesar de todas las dificultades, encuentra los caminos para seguir creciendo. Y finalmente, resaltar que nuestra Universidad está en la vanguardia a nivel nacional en término de iniciativas y políticas específicas para resguardar y fortalecer la perspectiva de Género a niveles de los tres estamentos estudiantes, académicas y personal de colaboración.

 

 

 

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Sorry, No posts.