loader image

Entrevista con el Dr. Carlos Peña: Innovación en Biotecnología Agrícola para la Seguridad Alimentaria y Sostenibilidad Ambiental

Tiempo de lectura: 20 minutos
Amanda Muñoz
Amanda Sofía Muñoz Ávila es Periodista, Licenciada en Comunicación Social y Bachiller en Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Austral de Chile.

Compartir publicación

Carlos Peña, bioquímico, Doctor en química (específicamente en química analítica) e investigador sénior del Proyecto Anillo, cuenta con una trayectoria profesional impecable que le ha permitido participar y liderar diferentes áreas de investigación.

Al participar de importantes proyectos asociados a la educación y su rol dentro de la comunidad científica e investigativa, quisimos conocer más de su área de trabajo y los importantes avances que estos suponen para la sociedad.

Doctor, ¿podría introducir su línea de investigación y el interés que desarrolló por ella?

Claro. Mi interés por la química analítica comenzó durante una pasantía de un año que realicé en la Universidad de Santiago de Compostela centrada en espectrometría y cromatografía, con enfoque en el área ambiental. Posteriormente, al completar mi doctorado y tras trabajar en la Universidad Católica de Temuco, me especialicé en electroquímica analítica gracias a una beca que me otorgó la Universidad de Concepción. Mis investigaciones abarcan diversos campos como alimentos, sensores electroquímicos y análisis forense de tintas y acelerantes de combustión.

¿Podría compartir cuánto tiempo lleva dedicado a esta línea de investigación y cómo ha evolucionado a lo largo de los años?

Hace cuatro años me uní a la Universidad Autónoma de Chile, donde mi enfoque se ha centrado en la calidad nutricional y la presencia de metales pesados en alimentos y agua, especialmente en la región agrícola de Temuco. Mi investigación ha evolucionado continuamente, adaptándose a las necesidades cambiantes y los avances en técnicas analíticas. Justamente ahora, junto a otros investigadores, nos encontramos trabajando en un proyecto de estrés hídrico.

Dr. Carlos Peña.

¿Podría explicar más sobre este proyecto y su rol en él?

Fui invitado a colaborar en un proyecto liderado por Patricio Arce en la Universidad Autónoma de Chile, centrado en mejorar la tolerancia al estrés hídrico en porotos utilizando microorganismos extremófilos. Mi rol incluye evaluar la calidad nutricional de los porotos obtenidos en estas condiciones.

¿Cuáles son los objetivos principales del proyecto y cómo se estructuran a corto y largo plazo?

Los objetivos incluyen la caracterización fisiológica y nutricional de los porotos mejorados, la promoción de redes de colaboración para la formación de investigadores jóvenes, y la difusión de resultados mediante publicaciones y patentes. A corto plazo, nos centramos en evaluar técnicas de edición genética y microorganismos beneficiosos, mientras que a largo plazo buscamos establecer aplicaciones comerciales y contribuir a la seguridad alimentaria.

Usted mencionó la importancia de la sustentabilidad alimentaria. ¿Podría explicar cómo este proyecto contribuye a este objetivo?

El proyecto busca desarrollar cultivos más resistentes al estrés hídrico, lo cual es crucial para asegurar la producción alimentaria en condiciones cambiantes y enfrentar desafíos como el calentamiento global y la sequía. Esto no solo fortalece la seguridad alimentaria a largo plazo, sino que también promueve prácticas agrícolas sostenibles y el cuidado del medio ambiente.

¿Cuál considera que será el impacto principal de este proyecto y cuáles son sus perspectivas futuras?

Destacaría el impacto multidisciplinario del proyecto, que integra diversos campos científicos y tecnológicos para abordar un problema complejo. Esperamos formar nuevas generaciones de investigadores, proteger la propiedad intelectual mediante patentes, y eventualmente proporcionar soluciones prácticas para agricultores frente a condiciones ambientales adversas.

Para cerrar nuestra entrevista, ¿podría resumir los aspectos más importantes del proyecto y lo que esperan lograr con él?

Este proyecto no solo busca desarrollar un poroto adaptado al estrés hídrico, sino que también servir como modelo para futuras investigaciones en otros cultivos. Destacamos la importancia de la sostenibilidad, la formación de redes de colaboración y el potencial comercial mediante la protección de la propiedad intelectual. En resumen, es un proyecto que no solo avanza en la ciencia, sino que también busca tener un impacto positivo y duradero en la seguridad alimentaria y el medio ambiente.

Compartir publicación

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Sorry, No posts.