En el marco del Proyecto UCH-1899: U. de Chile implementará cuatro nuevos laboratorios para potenciar la investigación en ciencias sociales

113

Tres facultades desarrollarán laboratorios para impulsar proyectos interdisciplinarios relacionados con el proceso constituyente, cambio climático, prácticas de formación inicial en docencia y las nuevas museologías en el Chile contemporáneo.

Estamos fortaleciendo las humanidades y las ciencias sociales en temas que sean de impacto y de interés nacional, destacó el vicerrector de Investigación y Desarrollo, Flavio Salazar.
“Estamos fortaleciendo las humanidades y las ciencias sociales en temas que sean de impacto y de interés nacional”, destacó el vicerrector de Investigación y Desarrollo, Flavio Salazar.

Comunicaciones VID

Las experiencias internacionales han demostrado que los laboratorios de investigación en ciencias sociales facilitan la articulación del trabajo entre diversas disciplinas, involucran a estudiantes en distintos niveles y desarrollan proyectos capaces de contribuir con los desafíos globales, regionales y nacionales.

En este contexto, el concurso enmarcado en el Proyecto de Fortalecimiento de Universidades Estatales UCH-1899, impulsado por la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo (VID) de la U. de Chile, seleccionó cuatro iniciativas de las más de 30 propuestas postuladas. Los recursos adjudicados permitirán la creación de laboratorios que apoyarán con más fuerza a la comunidad académica y la investigación institucional. Además, se instalarán como una herramienta para fortalecer el abordaje inter y transdisciplinario entre investigación, formación y relación con la comunidad.

En esta línea, el vicerrector Flavio Salazar señaló que “la Universidad está realizando esfuerzos importantes para generar una red de apoyo a las ideas o los proyectos transversales e integradores, abordándolos desde distintas perspectivas. Estamos fortaleciendo las humanidades y las ciencias sociales en temas que sean de impacto y de interés nacional. Por lo tanto, apoyamos proyectos que combinan la investigación con la implementación de laboratorios, pues también abren la posibilidad formar capital humano”.

Proyectos de investigación inspirados en el proceso constituyente y la nueva constitución

Uno de los proyectos adjudicados es el “Laboratorio interdisciplinar de Estudios en Controversias Constituyentes”, liderado por el profesor de la Facultad de Ciencias Sociales, Pablo Cottet. Esta iniciativa se enfoca en las discusiones constitucionales, entendiéndolas como un elemento importante en el proceso constituyente del país. Para el académico, estos procesos están configurados como controversias que van mucho más allá de la discusión técnico-jurídica y tienen relación con el modo en que la soberanía ciudadana se dispone a participar de un conjunto de procesos muy diferentes, diversos y no necesariamente conectados entre sí.

El profesor Cottet indicó que “el proyecto consiste en tener una plataforma web donde los colectivos que están interesados en los procesos constituyentes nos cuenten qué están haciendo, planificando, proponiendo, y ponerlos en red. La idea es asociar a estos grupos que muestran diferentes expresiones. También están los debates propiamente constitucionales, los que empujan la idea de una soberanía ciudadana activando el principio deliberativo de la democracia, junto al plano de la investigación y el resultado de ella”.

Por su parte, la académica de la Facultad de Derecho, Pilar Moraga junto a Rodolfo Sapiains, encabezan el “Laboratorio social para la construcción comunitaria de bases constitucionales para una sociedad resiliente al cambio climático, una perspectiva desde la Patagonia”. Este proyecto busca levantar datos en la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena sobre las percepciones de la población respecto al calentamiento global y el proceso constituyente. Por tanto, se observará la adaptación y qué cambios se necesitan en esta nueva carta para hacer frente a los desafíos e impactos de este problema.

La profesora Moraga explica que Chile es un país vulnerable al cambio climático y se requiere analizar esta perspectiva. “Esto afecta a los territorios y a las personas y comunidades que los habitan. En ese sentido, es necesario ver qué rol debe jugar la constitución en la protección de los derechos de los afectados”, dijo especificando que, por ejemplo, “cuando hay un aluvión u olas de calor que generan incendios, existen derechos que se deben resguardar mediante mecanismos y normativas. Tenemos que construir una institucionalidad adecuada que considere la prevención y protección de las personas ante esos eventos, que además son más o menos predecibles, o más o menos evitables. En caso de que no sean proyectables, podemos tener una normativa para proteger a la población y que ésta se vea mínimamente afectada”.

Formación docente y nuevas miradas en la museología

Desde la Facultad de Filosofía y Humanidades, en tanto, el profesor Iván Salinas está implementando el “Laboratorio de Prácticas de Formación Inicial y Docencia”, que aborda la poca conexión entre las universidades y los establecimientos educacionales donde los alumnos realizan práctica profesional. El académico explicó que con estos espacios buscan explorar fenómenos que no solo están restringidos a las ciencias en su versión más tradicional, sino que a todas las experiencias que pueden tener como personas vinculadas a la educación y ciencias sociales

“Lo que tratamos de hacer es construir un ‘tercer espacio’, donde se junten personas de la escuela, de la universidad y aquellas que tienen esta relación entre los dos. O sea, los estudiantes de pedagogía, los académicos de la pedagogía y los profesores que guían prácticas en los colegios, para imaginar esas relaciones que están viendo y cómo se conectan con mejorar la formación docente, que es lo que nos interesa a nosotros”, detalló el académico.

Por su parte, la académica de la Facultad de Ciencias Sociales, Marisol Facuse, está a cargo del “Laboratorio de Estudios Interdisciplinarios e Investigación Aplicada: Museos y Museologías en el Chile contemporáneo”. Este proyecto busca crear e implementar una red de actores que genere una colaboración entre universidad pública y museo público, incorporando diversos espacios de la Región Metropolitana y de la Casa de Bello.

La académica explica que el objetivo es articular saberes entre universidad y museos. “Hay facultades que realizan un trabajo sobre museos, museología, patrimonio, mediación cultural y que no necesariamente se termina por traducir en la generación de políticas o la incorporación de prácticas innovadoras. Este proyecto tiene una fuerte vocación articuladora de saberes y de actorías, incorporando cursos y abriendo espacios de participación, colonialidad y feminismo en los museos” destacó.

Finalmente, la profesora Facuse se refirió a la innovación en Chile y la relación del concepto con la tecnología y no con lo social. “Este concepto puede incorporar de manera mucho más profunda la idea de generar políticas de la cultura de manera participativa, involucrando a los actores, el territorio y no solamente difundiendo a través de redes sociales, sino también incorporando el patrimonio local y familiar territorial”, detalló.