loader image

Egresados U. de Chile ganan concurso con propuesta para prevenir incendios forestales y restaurar áreas quemadas

Tiempo de lectura: 20 minutos
Redacción CienciaEnChile
Somos un medio de comunicación y una agencia nacional de difusión y divulgación de ciencia. Estamos comprometidos con la difusión de una variedad de proyectos respaldados por ANID y diversas fuentes de financiamiento.

Compartir publicación

“Modelo de propagación de incendios urbano-forestal mediante autómatas celulares” es el título del proyecto que ganó la edición 2024 del certamen “DO-Safíos: Datatón FACH” en la categoría “Incendios Forestales”. El equipo fue liderado por ingenieros en recursos naturales renovables de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile, quienes propusieron un modelo de predicción del riesgo de incendios forestales y otro para la restauración de áreas quemadas.

En el marco de la Semana Latinoamericana de Percepción Remota (LARS) del Space Summit en FIDAE 2024, el pasado mes de abril se realizó la ceremonia de clausura y premiación del concurso “DO-Safíos: Datatón FACH “. Este certamen, organizado por Data Observatory y la Fuerza Aérea de Chile, es una iniciativa que busca abordar problemas derivados del cambio climático mediante el uso de inteligencia artificial, ciencia de datos e imágenes satelitales y aerotransportadas.

El equipo “La Orden de las Palmas”, compuesto por los ingenieros en recursos naturales renovables de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile Tamara Muñoz VillagraSebastián Landeros EspinaVicente Urrutia Acuña y Hugo Vásquez, junto con Gonzalo Maurel Escobedo, ingeniero civil eléctrico de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la U. de Chile, y Pedro Mondaca, colaborador postdoctoral de la Universidad Técnica Federico Santa María, obtuvo el primer lugar del concurso en la categoría “Incendios Forestales”, con su “Modelo de propagación de incendios urbano-forestal mediante autómatas celulares”.

El proyecto se basó en el grave problema que significa la constante ocurrencia de incendios forestales en nuestro territorio, eventos que además del peligro y la destrucción que conllevan generan una importante emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI), responsables del calentamiento global. En este sentido, la iniciativa también apuntó a la importancia de los bosques como filtros de aire o sumideros de carbono, al absorber el CO2 del aire y fijarlo en su biomasa vegetal y en el suelo.

Según explica Hugo Vásquez, las soluciones propuestas abordaron dos problemas específicos: la restauración de áreas quemadas y la prevención de incendios forestales. Para ello, desarrollaron un modelo de detección de sitios quemados mediante imágenes satelitales y modelos de clasificación con redes neuronales convolucionales U-Net para cuantificar y georreferenciar la superficie afectada. De esta forma, generaron un insumo de alto valor para el desarrollo de planes de restauración y post-conservación de bosques.

Por otro lado, en el ámbito de la prevención de incendios forestales, desarrollaron un modelo de predicción del riesgo de incendios forestales, integrado con un sistema para simular la propagación de incendios basado en autómatas celulares. “Esta tecnología permite identificar áreas de mayor riesgo y entender el comportamiento y dirección de los incendios dado un punto de ignición, lo cual nos permite generar planes de prevención y acción frente a futuros incendios en tiempo real”, señala Hugo Vásquez.

En cuanto al trabajo en equipo, Tamara Muñoz cuenta que debieron organizar sus tiempos y trabajar con plazos acotados. “Debíamos tener un modelo en menos de una semana, por lo que fueron jornadas muy extenuantes, pero muy enriquecedoras. Tuvimos un muy buen equipo de trabajo que contribuyó desde distintas disciplinas, todos muy comprometidos. Yo creo que eso fue determinante para obtener el primer lugar“.

Sebastián Landeros, en tanto, destaca la ambición y dedicación del equipo para lograr el éxito en este concurso. “Fue difícil. Todos nosotros teníamos tiempos limitados por nuestros trabajos. Organizarnos bien fue clave. Fue lindo porque en el proceso, cuando nos juntábamos, me recordaba a mi época universitaria, donde trabajamos, pero también compartíamos entre todos“.

Cabe destacar que el objetivo de este certamen es articular el desarrollo de soluciones concretas e innovadoras que permitan abordar el cambio climático y mitigar sus efectos, empleando para ello las herramientas y capacidades que entregan la informática y la teledetección, cuyos resultados trascienden a la actividad. La versión de este año contó con quince equipos conformados por estudiantes, académicos, profesionales y entusiastas de la informática, que se enfrentaron a tres desafíos definidos: “Incendios en Valparaíso”, “Escasez hídrica en Petorca” y “Retroceso del Glaciar Grey en Torres del Paine”.

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Sorry, No posts.