loader image

Dos mil personas participan en estudio de vacuna tetravalente contra la influenza

Tiempo de lectura: 20 minutos
Alejandra Parra
Periodista y Comunicadora Social egresada de la Universidad Austral de Chile el 2013.Diplomada de Marketing Digital de la Pontificia Universidad Católica el 2020. Con 10 años de experiencia en el área comunicacional, enfocada en el plan estratégico.

Compartir publicación

El objetivo es determinar equivalencia en inmunogenicidad y seguridad entre vacunas tetravalentes, que protegen contra cuatro cepas del virus. El estudio convocó a voluntarios en Santiago y Puerto Montt.

Comunicaciones PUC.- En la etapa de revisión de resultados se encuentra actualmente el estudio científico-clínico fase 3 que se lleva a cabo en Chile y Filipinas con el fin de evaluar y validar una vacuna tetravalente -para cuatro cepas- contra la influenza, luego de que dos mil personas fueron inmunizadas en nuestro país y en la nación asiática.

La vacuna está siendo desarrollada en conjunto con el laboratorio Sinovac y es de mayor cobertura que la actualmente empleada en el programa nacional de inmunizaciones. El estudio científico es encabezado, en nuestro territorio, por investigadores del Instituto Milenio en Inmunología e Inmunoterapia (IMII) y de la Pontificia Universidad Católica de Chile (UC).

Desde los 3 años

“La revisión de los resultados permitirá determinar cómo se comparan las vacunas contra influenza evaluadas en los distintos grupos etarios participantes (3 a 7 años, 7 a 17 años, de 18 y más, y mayores de 65). El objetivo del estudio es analizar y comunicar estos resultados a través de una publicación científica evaluando de forma objetiva los datos obtenidos y con ello concluir sobre la posibilidad de implementar la vacuna probada en la población”, explica el doctor Pablo González, investigador del IMII, académico de la UC y director del estudio. El científico destaca que una característica relevante de la vacuna evaluada “es que es tetravalente, es decir, incluye cuatros cepas de influenza para inducir una respuesta más amplia contra este virus, comparada con las vacunas trivalentes más comunes”.

“En este estudio multicéntrico, denominado Tetrafluvac, fueron aplicadas dos mil dosis de vacuna contra la influenza entre los países participantes, particularmente Chile y Filipinas. Este tipo de estudios permite contar con un grupo diverso de participantes y con ello obtener resultados con un componente global. El periodo de vacunación se inició antes de la llegada del invierno 2023, con el fin de prevenir contra la temporada anual de influenza que se da principalmente en el periodo invernal”, comenta el doctor Alexis Kalergis, director del Instituto Milenio en Inmunología e Inmunoterapia, profesor titular de la UC y director académico del estudio.

En Chile, participaron voluntarios en el Centro de Investigación Clínica de la UC, la Clínica Alemana, el Centro de Salud de la Universidad San Sebastián y el Centro de Investigaciones Médicas Respiratorias, en la Región Metropolitana, así como en el Hospital Regional de Puerto Montt. El IMII resaltó que el estudio incluyera personas de una ciudad distinta a Santiago, lo que proporciona una mayor heterogeneidad en la población que es objeto de análisis.

“El objetivo del estudio es analizar y comunicar estos resultados a través de una publicación científica evaluando de forma objetiva los datos obtenidos y con ello concluir sobre la posibilidad de implementar la vacuna probada en la población”.- Pablo González, académico UC , director del estudio.

“Están participando instituciones de salud tanto públicas como privadas, lo cual ha permitido que un amplio grupo de personas pueda tomar parte del estudio. Los centros hospitalarios cuentan con equipos médicos constituidos por enfermeras, TENS y médicos, entre otros, mientras que en los laboratorios de análisis de muestra participan investigadores como bioquímicos, biólogos, tecnólogos médicos y químico-farmacéuticos. El trabajo realizado en estudios científico-clínicos de este tipo es mancomunado e involucra diversas capacidades transdisciplinarias, las cuales combinadas permiten la realización de estos estudios de gran envergadura”, sostiene la doctora Susan Bueno, investigadora del IMII, académica de la UC y directora científica del estudio.

Alexis Kalergis pone de relieve que “este tipo de trabajo colaborativo apunta a fortalecer las capacidades científicas en nuestro país, para impactar directa y positivamente en la salud de la ciudadanía”.

Inmunogenicidad

Susan Bueno explica que el estudio es comparativo, dado que son cotejadas la vacuna tetravalente de Sinovac con una de igual cobertura que ya está registrada en Chile y que ha sido desarrollada por otro laboratorio. “Evaluamos la respuesta de la vacuna desarrollada con Sinovac con otras alternativas, con el propósito de determinar que el resultado sea equivalente en inmunogenicidad y seguridad a una vacuna ya aprobada y registrada (la comparada). Es decir, evaluamos si produce anticuerpos neutralizantes contra cuatro cepas de influenza”, puntualiza la doctora en Ciencias Biomédicas. Ello se hace a través de ensayos de laboratorio.

En estos estudios, los participantes son informados en detalle respecto de qué se trata el estudio y firman un consentimiento. Se les toma una pequeña muestra de sangre y se les vacuna, tras lo cual llevan un diario en el que describen cómo se sienten tras la inoculación. Al mes, vuelven a ser citados para que se les tome una nueva muestra de sangre, de modo de medir los anticuerpos generados por el inmunizante.

Enfermedad contagiosa

La influenza es una enfermedad contagiosa causada por un virus que se transmite al toser, estornudar o por secreciones nasales. Las complicaciones derivadas de la infección “pueden llevar a la hospitalización e incluso provocar la muerte; ejemplos de complicaciones graves son la neumonía y la bronquitis severa”, indica el Ministerio de Salud en su web.

Este año, en Chile, hasta el 19 de agosto pasado, 6.598 personas se habían infectado con el virus de la influenza, de acuerdo con lo informado por el Instituto de Salud Pública en su Informe de Circulación de Virus Respiratorios. De ellas, 5.707 se contagió con la influenza tipo A y 891 con la influenza tipo B. Luego del virus respiratorio sincicial, es el patógeno respiratorio que más infecciones ha generado en el país durante 2023.

 

“Los virus de la influenza cambian constantemente y en cada temporada circulan diferentes cepas, razón por la cual la composición de la vacuna se modifica cada año para brindar protección contra las cepas que, de acuerdo con la recomendación de la Organización Mundial de la Salud, serán más comunes en el hemisferio Sur, a partir de lo que ocurre en la temporada de invierno inmediatamente anterior en el hemisferio Norte”, comenta el doctor Pablo González.

La vacuna trivalente es la utilizada en la campaña de vacunación de Chile y protege ante tres cepas de la enfermedad; generalmente, dos de influenza tipo A y una cepa de influenza tipo B. El inmunizante del estudio de Chile y Filipinas agrega la protección contra una cepa adicional de la influenza de tipo B.

La campaña de vacunación gratuita en nuestro país tiene por objetivo prevenir la mortalidad y la morbilidad grave en sectores de la población más propensos a tener complicaciones causadas o secundarias a la infección por el virus influenza, e incluso fallecer. Esto incluye a adultos mayores, enfermos crónicos, personal de salud, niños de 6 meses a 10 años y embarazadas, entre otros. Asimismo, la estrategia implementada busca preservar la integridad de los servicios asistenciales.

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Sorry, No posts.