loader image

Dirección Museológica desarrollará activación educativa intercultural en torno al Jardín Medicinal Juan Pardo

Tiempo de lectura: 20 minutos
Valentina luza

Compartir publicación

La iniciativa tiene por objetivo promocionar el vínculo botánico, patrimonial y territorial de las especies herbales existentes en la huerta medicinal ubicada a un costado del Museo de la Exploración R.A. Philippi.

Comunicaciones Universidad Austral de Chile.-Con una forma similar a la de un cuerpo humano, el Jardín Medicinal Juan Pardo -espacio inaugurado en el Campus de Los Museos de la Universidad Austral de Chile en 2019 por la  Dirección Museológica (DM) en colaboración con la Escuela de Química y Farmacia- busca contribuir al conocimiento científico de las plantas nativas, así como a la conservación, rescate y puesta en valor de los usos tradicionales de plantas medicinales.

Es en este contexto que el Área de Educación Patrimonial de la DM, liderado por su coordinadora, Carolina Maturana, presentó y adjudicó un proyecto al Fondo de Formación Inicial docente de la Facultad de Filosofía y Humanidades, enfocado en la realización de una activación educativa intercultural en dicho espacio. De esta forma, se intenta retomar el trabajo iniciado en torno al Jardín Medicinal Juan Pardo previo a la pandemia, a partir de la elaboración de un material pedagógico impreso dirigido a comunidades escolares de nivel parvulario de la Región de Los Ríos.

Según explicó Maturana, el material se encontrará orientado a estudiantes de transición, es decir, niños y niñas de entre 3 y 4 años de edad, quienes tendrán un acercamiento al patrimonio natural y cultural del jardín medicinal desde una aproximación intercultural. Dicho aspecto facilitará comprender este espacio de una manera distinta y apostando a que las nuevas generaciones puedan acercarse a la experiencia de la interculturalidad desde sus primeros años.

“En este momento nos encontramos junto a la profesora de historia y educadora intercultural Angélica Aucapan Millaquipai en la etapa de diseño del material de activación, el que contiene un relato donde aparecen personajes propios con pertinencia territorial que van contándonos una historia y relevan el valor natural y cultural del jardín”.

El diseño de esta propuesta educativa, en ejecución desde mediados de 2022, ha contemplado diversas etapas, entre ellas la selección y documentación científica, cultural y patrimonial de las especies nativas disponibles en el jardín; un diseño de la matriz pedagógica que sustenta el material didáctico; la elaboración de una secuencia didáctica de carácter constructivista que considera los tres momentos de acercamiento educativo a la visita del jardín: el antes, durante y después de la visita; y, por último, la etapa en la que tanto Maturana como Aucapan se encuentran trabajando actualmente y que tiene que ver con el diseño e impresión de las cuatro carillas de material educativo que considerarán contenidos científicos, culturales y patrimoniales de tres especies por momento pedagógico, así como juegos orientados a la exploración, identificación y reflexión patrimonial de los repertorios herbarios.

Se espera que la activación entre en ejecución durante mayo, fecha reconocida por ser el Mes del Patrimonio y que -según señalaron las ejecutoras de la propuesta- es el momento más idóneo para poner en práctica una actividad que combina el patrimonio, educación, naturaleza e interculturalidad. Sin embargo, el camino no ha sido fácil y durante el levantamiento de información y diseño de la matriz pedagógica han debido sortear diversos desafíos. Para Angélica Aucapan, uno de los retos es poder llegar a una comunidad educativa que esté dispuesta a recibir este tipo de conocimiento de saberes diferentes y que puedan implementarlo en la sala de clase antes de la experiencia presencial. “Si bien es un trabajo que está pensado para niños y niñas, el rol de las educadoras va a ser un aspecto importante sobre todo en el tema de apoyo y de concientización de las familias”.

Por su parte, Carolina Maturana se refirió a la importancia de poner énfasis en aquellos públicos que no han sido plenamente abordados desde los museos. “Creo que el desafío para nosotros es hacernos cargo de un público con el cual no hemos generado previamente estrategias de acercamiento, como es el caso de la comunidad de párvulos. Esperamos que esta actividad pueda tributar a la organización museográfica de los museos en tanto adaptación de las vitrinas y narrativas, así como los ejercicios que sean pertinentes a este público de primera infancia, favoreciendo así los descubrimientos”.

Más información en www.museosaustral.cl

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados