loader image

Desde Cerro Paranal, científicos lograron dar con un sorprendente hallazgo astronómico

Tiempo de lectura: 20 minutos
Redacción CienciaEnChile
Somos un medio de comunicación y una agencia nacional de difusión y divulgación de ciencia. Estamos comprometidos con la difusión de una variedad de proyectos respaldados por ANID y diversas fuentes de financiamiento.

El Dr. Zhen Guo de la Universidad de Valparaíso, y el Dr. Dante Minniti, de la Universidad Andrés Bello, fueron parte del equipo de científicos que descubrieron dos nuevos tipos de estrellas. Todo esto, desde el Observatorio del Cerro Paranal en la Región de Antofagasta.

El diario La Tercera, recientemente publicó una nota sobre un equipo internacional de científicos, liderado por el profesor Philip Lucas de la Universidad de Hertfordshire, y en el cual participaron Zhen Guo, investigador del Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso y Dante Minniti, director del Instituto de Astrofísica de la Universidad Andrés Bello.

Tras una década de estudio de la Vía Láctea, el equipo realizó importantes descubrimientos. En particular, se identificó un nuevo tipo de estrella gigante anciana, que expulsa una columna de polvo, y se encontraron estrellas recién nacidas que aumentan su brillo en hasta 300 veces durante periodos prolongados.

Este trabajo se realizó a través del proyecto de mapeo de larga duración de la Vía Láctea denominado ‘Variables VISTA en la Vía Láctea’ (VVV), fundado por el astrofísico Dante Minniti, de UNAB. Esta iniciativa utiliza el telescopio VISTA en el Observatorio Cerro Paranal, ubicado en Chile, para observar la galaxia con luz infrarroja, permitiendo el estudio de estrellas ocultas a la vista en luz visible, debido al polvo y gas que se encuentra en la Vía Láctea.

Descubrimientos astronómicos desde Cerro Paranal

El equipo descubrió 32 protoestrellas en erupción cuyo brillo aumentó al menos 40 veces, y en algunos casos, más de 300 veces; 25 de estas estrellas fueron descubiertas desde telescopios en Chile. “Esto incluye 16 nuevos objetos de tipo FUor que rara vez se encuentran, lo que amplió el catálogo actual de tales variables en más de un 30%”, señaló el Dr. Guo. La mayoría de las erupciones aún están en curso, permitiendo a los astrónomos analizar por primera vez un gran grupo de estos misteriosos eventos a lo largo de su evolución, desde el estado de reposo inicial hasta el máximo de brillo, y luego en la etapa de declive.

Además, el estudio arrojó algo completamente inesperado. Había 21 estrellas rojas cerca del centro de la Vía Láctea que mostraron cambios ambiguos en su brillo durante los 10 años de observación. El análisis de los espectros de siete de estas estrellas, en comparación con datos de estudios anteriores, concluyó que se trataba de un nuevo tipo de estrella gigante roja.

El Dr. Dante Minniti, director del Instituto de Astrofísica UNAB y líder del mapeo VVV, indicó que «estas estrellas ancianas permanecen en silencio durante años o décadas y luego expulsan nubes de polvo de manera totalmente inesperada. Entonces se ven muy rojas y apagadas durante varios años, hasta el punto que a veces no podemos verlas en absoluto”. El investigador UNAB agregó:

Tanto las explosiones gigantescas en estrellas bebés como las expulsiones de nubes de polvo opacas por las estrellas tan enriquecidas del centro Galáctico son fenómenos nunca antes vistos, y abren otras áreas de investigación para los astrónomos.

Asimismo, el hecho de que estos descubrimientos se hayan realizado desde Cerro Paranal, en la región de Antofagasta, releva la posición que ha alcanzado Chile en términos de capacidad astronómica.

Revisa la nota AQUÍ.

Escrito por Pamela Alarcón

Compartir publicación

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados