DECLARACIÓN PÚBLICA: Asociación de Ex Académicos – Universidad Austral de Chile

210

DECLARACIÓN PÚBLICA:

Ante la gravedad de los hechos valerosamente denunciados en Junio recién pasado por la ex Presidenta del Sindicato Docente de la Universidad Austral de Chile, Profesora Claudia Letelier Velásquez, y que afectan seriamente los principios de probidad, la transparencia de los actos administrativos de las autoridades superiores y la cautela del patrimonio de la Corporación, la Asociación de Ex Académicos de la Universidad Austral de Chile, compuesta por quienes entregamos muchos años de nuestras vidas al servicio desinteresado de la Corporación, para cooperar en su engrandecimiento al servicio de la comunidad, considera un deber moral expresar su opinión respecto a los hechos denunciados.

La conmoción causada por la extensión y fortaleza de las denuncias de la Prof. Letelier, que involucran tanto a miembros del Directorio de la Corporación como a autoridades superiores de confianza exclusiva del Señor Rector, motivó al Consejo Académico de la Universidad a exigir a las autoridades superiores la intervención de una Auditoría Externa a través de una Comisión ad hoc de Auditoría para esclarecer los hechos denunciados. Paralelamente, Rectoría solicitó una auditoría interna a cargo de la Contraloría de la Corporación que, a nuestro juicio, éticamente no correspondía por estar involucrada en los hechos denunciados. De hecho, el resultado de la Auditoría Interna determinó que no se detectaron irregularidades en el manejo administrativo y financiero de la Universidad sin explicitar mayormente la gestión realizada y expresando que existen áreas que están fuera del ámbito de su competencia.

Por el contrario, en el Informe Final de la Auditoría Externa, después de un largo y exhaustivo proceso investigativo, se concluye que todos los hechos denunciados por la Prof. Letelier son verídicos, informe final que fue ratificado por la Comisión ad hoc la cual emitió una Certificación de Conformidad, que también fue aprobada por el Consejo Académico.

Posteriormente, y a raíz de lo anterior, Decanos y Consejeros habilitados emitieron una Declaración Pública dirigiendo una Carta Abierta al Rector en la cual señalan: “en términos resumidos, los hechos corroborados por la Auditoría externa que comprometen la responsabilidad política de las altas autoridades de la Universidad, y en particular a su Rector”, razón por la cual le solicitan al Señor Rector que presente su renuncia, “en un gesto generoso que evite el colapso de la estructura ética y moral de la institución”.

El Señor Rector, amparándose en los propios Estatutos y Reglamentos de la Corporación, se ha negado a renunciar, ya que según éstos solo la Contraloría Interna tiene la facultad de sancionar las irregularidades o perjuicios patrimoniales de cualquier miembro de la comunidad universitaria.

Esta grave discrepancia entre la Auditoría Externa y el informe de la Contraloría Interna, más la discrepancia entre el Consejo Académico y el Señor Rector, debería dirimirla el Consejo Superior. Sin embargo, este último está compuesto por el Consejo Académico y el Directorio, ambos presididos por el Señor Rector, el cual está directamente involucrado en la Auditoría Externa, especialmente por actos de nepotismo. Por su parte, el Directorio está involucrado en la mayoría de las irregularidades denunciadas y que afectan severamente el patrimonio de la Corporación, especialmente su Presidente que, a pesar de haber presentado la renuncia a su cargo, continúa como Vicepresidente del Directorio, entidad responsable del patrimonio de la Corporación. En consecuencia, no procede recurrir al Consejo Superior para dirimir estas discrepancias.

De acuerdo con estos antecedentes expuestos en forma resumida, la Asociación de Ex Académicos de la Universidad Austral de Chile representada por su Directorio, ha acordado suscribir sin reservas la Carta Abierta al Rector firmada por los Señores Decanos en ejercicio y los Consejeros no inhabilitados que solicitan al Señor Rector renuncie a su cargo.

Directorio

Valdivia, 9 de enero de 2021