loader image

Consumo de agua en recintos hoteleros de Chile es seis veces mayor que en Europa

Tiempo de lectura: 20 minutos
Amanda Muñoz
Amanda Sofía Muñoz Ávila es Periodista, Licenciada en Comunicación Social y Bachiller en Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Austral de Chile.

Compartir publicación

Estudio USS:

El proyecto del Área de Vinculación con el Medio de la Universidad San Sebastián abarcó alojamientos en las regiones de Valparaíso y Metropolitana. En aquellos ubicados en zonas urbanas se consumen 1.56 metros cúbicos de agua por persona al día, lo que asciende a 2.1 metros cúbicos en zonas rurales.

Aunque el turismo solo absorbe el 1% del consumo hídrico mundial, en comparación a otras actividades como la agricultura (70%) o la industria (19%), el desafío del sector radica en que su actividad se suele concentrar en períodos estivales -cuando más escasea el agua- y en lugares donde los recursos hídricos para el consumo humano suelen ser escasos.

Para conocer la realidad local, hace dos años consecutivos las carreras de Ingeniería en Gestión de Expediciones y Ecoturismo e Ingeniería en Gestión de Energía y Sustentabilidad Ambiental de la Universidad San Sebastián (USS) miden la huella hídrica en distintos alojamientos de la Región Metropolitana y de Valparaíso. El proyecto del área de Vinculación con el Medio de la USS arrojó que, en alojamientos urbanos, en promedio se consumen 1.56 metros cúbicos de agua por persona al día. La cifra asciende a 2.1 metros cúbicos en zonas rurales.

Principales hallazgos

De acuerdo al estudio, el consumo en alojamientos urbanos, tanto de la Región Metropolitana como de la Región de Valparaíso, promedia 1,56 m3 por persona, al día. Mientras, en los alojamientos de la zona rural, se promedia una huella de 2,1 m3 por persona al día.

El académico de la carrera de Ingeniería en Gestión de Expediciones y Ecoturismo de la USS, Pablo Ramírez, explica que “estos consumos son mucho más elevados que el promedio de alojamientos hoteleros en España y México, cuyos consumos son de 0,25 m3 y 0,233 m3 por persona al día, respectivamente”.

Cabe considerar que una persona puede ocupar alrededor de 640 litros de agua estando 30 días en un establecimiento turístico.

Otras variables a considerar, de acuerdo a Ramírez, son la tipología del alojamiento y de los servicios que este ofrece. Es decir, si cuenta con piscinas, parques acuáticos o jardines. “Distinguimos entre alojamientos urbanos y rurales ya que en los primeros las instalaciones suelen ser más reducidas”, afirma el académico.

El dilema del hotel cinco estrellas

Si bien, en los hoteles de cuatro o cinco estrellas suelen haber más servicios como spa o campos de golf, también hay otras funciones que consumen cantidades “importantes” de agua, tales como el lavado de toallas, ropa de cama, limpieza de instalaciones, cocina, etc.

“Sin embargo, detectamos que donde más agua se consume dentro de un alojamiento es en las habitaciones que, además, es donde precisamente se tiene menos control. De ahí en la importancia de concientizar y sensibilizar a las personas”, enfatiza Pablo Ramírez.

Recomendaciones para disminuir la huella

De acuerdo con el especialista de la USS, Pablo Ramírez, una manera de aportar de manera directa a la disminución de la huella hídrica, pasa por implementar las siguientes medidas:

  • Aireadores para llaves o grifos: diseñados para reducir el caudal de salida.
  • Cabezales eficientes de ducha: en la vivienda, la ducha supone un 27% del consumo total de agua.
  • Inodoros eficientes: que permiten la elección de descarga.
  • Recicladores de agua caliente: hábito fundamental para recuperar el agua que perdemos mientras esperamos que el agua tome una temperatura agradable.
  • Reutilización de aguas lluvias: a pesar de no ser agua potable y de consumo humano, sí puede servir para el riego de zonas verdes, limpieza y descargas de cisternas de inodoros.
  • Reutilización de aguas grises: sirven para alimentar el inodoro, cuya huella alcanza el 23% del gasto de agua total de la vivienda. Su ventaja es que se pueden generar todos los días del año, y basta depurar poco más de un tercio de estas aguas para eliminar el gasto del inodoro.

Compartir publicación

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados