loader image

Concurso visibiliza experiencias de salud mental

Tiempo de lectura: 20 minutos
Alejandra Parra
Periodista y Comunicadora Social egresada de la Universidad Austral de Chile el 2013.Diplomada de Marketing Digital de la Pontificia Universidad Católica el 2020. Con 10 años de experiencia en el área comunicacional, enfocada en el plan estratégico.

Se trata de iniciativa de Cepa UTalca «Mi Historia, Mi Salud Mental», donde 10 pacientes relataron los desafíos de sufrir trastornos psicológicos.

Camila Bauer, Periodista UTalca.- Relevar la importancia del diálogo y visibilizar los efectos de enfermedades psiquiátricas en las personas son algunos de los desafíos que presenta la salud mental en el país. A pesar de ser un área donde aumentan las necesidades de la población, existen pocos avances en materia de políticas públicas.

La Universidad de Talca, a través del Centro de Psicología Aplicada (CEPA UTalca), busca generar conciencia sobre la necesidad de acceso a terapias como un derecho universal. Es por esto que se desarrolló el  concurso «Mi Historia, Mi Salud Mental», organizado por la Facultad de Psicología en el marco del Día Mundial de la Salud Mental. A través de 10 historias, pacientes relataron la experiencia de sufrir trastornos psicológicos en una sociedad que los estigmatiza y donde los tratamientos son dificultosos.

La coordinadora Clínica del CEPA UTalca, Carla Mendoza , manifestó que esta es una actividad que buscaba poner en evidencia las experiencias de las personas que viven con algún tipo de trastorno.

“Nace desde la unidad clínica para poder conmemorar el Día de la Salud Mental y busca encontrar todas las historias de lucha y de esperanza de nuestros usuarios y mostrar todo lo resilientes que han sido en sus procesos de mejora”, manifestó.

Con ese objetivo se creó un espacio protegido, en que los pacientes pudieran contar sus historias, “y para que de alguna manera podamos romper el estigma que hay a través de la salud mental y contarles a todos que necesitamos que el lema de este año se haga carne: ‘que el derecho a la salud mental sea un derecho universal’”.

La Universidad de Talca, a través del CEPA, realiza una importante labor que apunta a mejorar el bienestar emocional de la comunidad. De acuerdo a Mendoza, “no solo atendemos pacientes con un equipo especializado en lo que es el trauma, sino que, también hacemos vinculación con el medio a través de campañas de prevención y promoción”, explicó la psicóloga.

Responsabilidad colectiva

La decana de la Facultad de Psicología, Carolina Iturra, recalcó la necesidad de contar con acceso oportuno e igualitario a tratamientos. “Como Facultad de Psicología tenemos un deber de relevar aquellos elementos para propiciar el bienestar, y eso implica tener un foco en el bienestar psicológico.

A pesar de que la pandemia relevó la necesidad de cuidados en esta área, sostuvo que existe falta de financiamiento para llevar a cabo actividades de prevención y promoción en la comunidad.

“Aun cuando se releva la importancia de la salud mental en la política pública, aun no hay recursos vinculados para ejecutar programas o atenciones vinculadas a la atención. Cuando pensamos en el porcentaje de los recursos orientados a esta área, nos damos cuenta de que efectivamente es un bien muy escaso”, enfatizó.

Historias

“Yo tengo TOC. Lo tengo hace más de 30 años, pero me comencé a atender hace un año y medio. Creo que eso resume muy bien lo que es el acceso a la salud mental en Chile”, declaró María Paz Sepúlveda, diagnosticada con Trastorno Obsesivo Compulsivo.

“Hay mucha ignorancia sobre este tema. Al menos lo que yo vivo en particular, la gente lo desconoce, y hay una imagen casi de caricatura de esto”, sostuvo, y agregó que “el TOC es mucho más que ordenar los zapatos o fijarse que el cuadro esté alineado, es mucho más que eso”.

Para María Paz, poder compartir su experiencia y generar conciencia sobre la importancia del bienestar psíquico fueron las principales motivaciones. “Fue muy enriquecedor el poder concentrar lo que yo siento en 500 palabras”, aseguró.

“Me gustaría que la persona que lea mi historia sienta al menos una parte de lo que siento yo. Después de darle hartas vueltas, escribí un episodio, que creo que resume bien lo que yo vivo, y fue premiado, por lo que creo que cumplió bien su propósito”.

Gracias al CEPA miles de personas como ella pueden acceder a atención psicológica. “Lo que hace el CEPA es maravilloso, porque es una atención semanal de apoyo de excelentes profesionales y eso yo no lo había visto nunca. La salud pública es muy limitada, una consulta una vez al mes o cada varios meses no es suficiente”, manifestó la joven.

Renata Faundez también participó del concurso y concuerda con la importancia de visibilizar la experiencia de quienes, como ella, viven con algún tipo de trastorno. “A veces se oculta mucho este tema, o no creen que sea una enfermedad real, pero sí lo es y cada vez afecta a más personas”.

Además, recalcó que el factor económico es determinante a la hora de acceder a tratamiento. “Es super complicado tener una terapia buena y pagada. Se debiera dar posibilidades buenas a quienes no tienen los recursos”, sostuvo.

Renata coincidió con la relevancia de contar con un espacio para compartir sus vivencias. “Es super importante porque nos da la oportunidad para quienes queremos hablar o contar nuestra experiencia para poder orientar a quienes se sienten atrapados en su trastorno”.

Compartir publicación

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados