loader image

Con entrega de certificados a emprendedores/as y empresarios/as finalizó proyecto FIC que fortaleció ecosistema regional

Tiempo de lectura: 20 minutos
Valentina luza

Compartir publicación

Con la entrega de certificados y constancias a 47 representantes de Mipymes y emprendedores finalizó el proyecto FiC 2020 Fortalecimiento de Ecosistema empresarial regional ejecutado por la Facultad de Ciencias Empresariales (Face) con el apoyo del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) del Gobierno Regional del Biobío.

La iniciativa consistió en el diseño e instalación de una Academia Empresarial que contribuyó a fortalecer la competitividad de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) y emprendedores de la Región mediante espacios de articulación  que permitieron favorecer una interacción virtuosa entre la academia, la empresa y el Estado, además de la transferencia, instalación y desarrollo de las capacidades en gestión empresarial y en técnica especializada en diversas áreas.

La ceremonia, realizada en el Aula Magna de la sede Concepción, contó con la presencia de la vicerrectora de Investigación y Postgrado, Dra. María Angélica Caro Gutiérrez; la contraparte técnica del Gobierno Regional del Biobío, Nancy Gatica Fuentes; el decano subrogante y la decana electa de la Facultad de Ciencias Empresariales,  Manuel Crisosto Muñoz y Elizabeth Grandón Toledo, respectivamente; el director de Innovación, Dr. Mario Núñez Decap y el director de Formación Continua, Sergio Vargas Tejeda, además de representantes de la comunidad universitaria y familiares y amigos de los empresarios/as y emprendedores/as.

El decano (S) de la Face, Manuel Crisosto, agradeció al Gobierno Regional por el apoyo en numerosas iniciativas que han permitido el desarrollo de la universidad y la región en diversos ámbitos, así como al director del proyecto Cristian Muñoz y a su antecesor y actual rector Benito Umaña.

Valoró las clases, mentorías y charlas que entregaron las herramientas necesarias para el desarrollo de emprendedores y empresarios, de los cuales 33 recibieron certificados de competencia adquiridas a través de una alianza con la Dirección de Formación Continua y 14 constancias a quienes egresaron del programa. Asimismo, les agradeció por confiar en la Facultad y en la Universidad del Bío-Bío y por dar su valioso tiempo en esta primera etapa de trabajo. “Esperamos que los conocimientos y aprendizaje adquiridos sean de valor para sus empresas”.

Por su parte, la vicerrectora de Investigación y Postgrado, María Angélica Caro, señaló que “es muy grato ver en este auditorio la evidencia de que es posible articular la triple hélice (academia, Estado, empresa). Durante el desarrollo de este proyecto se ha logrado algo muy valioso para la academia que es la formación de capacidades y de transferencia de conocimiento a la comunidad”.

Agregó que el Estado, a través del Gore Biobío, cumple su labor de articular mediante la Universidad del Bío-Bío el desarrollo de competencias en las empresas locales de modo que éstas junto con mejorar su competitividad aporten al desarrollo de nuestra región. También subrayó el trabajo de los mentores y mentoras que ayudan y guían a quienes están recién comenzando, lo que tiene un valor social incomparable puesto que aporta a la vinculación con las empresas.

El director del proyecto, Cristian Muñoz, agradeció la presencia de empresarios/as y emprendedores/as de las tres provincias de la región del Biobío. “Para nosotros es signo de gratitud que nos dejaran entrar en sus casas, semana a semana, en largas jornadas que se abordaron variadas temáticas que espero les hayan servido. Creemos que ustedes van a poder hacer su trabajo un poco mejor que antes, fruto del aprendizaje y el esfuerzo que pusieron.”

La empresaria de Katia r Gutiérrez, manifestó que los módulos fueron interesantes, con harto contenido fue superbuena iniciativa porque aparte de reforzar aspectos técnicos y empresariales genera redes de contacto. Para mi empresa factores positivos fueron las modificaciones del régimen tributario, estar abierta a conocer otras industrias de la región que no sabía que existían y darme cuenta que también hay hartas mujeres que están en la empresa y ver que tienen la fuerza y ganas de aportar a la región”.

La emprendedora Katherine Gaete Esparza, afirmó que este curso le sirvió mucho para gestionar marketing, organizar su empresa, fue muy enriquecedor para mí.  En mi caso aporto desde el punto de vista de la administración, la contabilidad para tener un orden de los ingresos o insumos activos y también en el  área de marketing para fortalecer el uso en redes sociales, sacarles provecho y poder expandirme”

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados