Científicos estudian la marea roja y extraen sedimentos del fiordo Puyuhuapi en Aysén

772

 Los sedimentos obtenidos son verdaderos archivos del tiempo que ayudarán a conocer los episodios de marea roja del pasado en la Patagonia 

Iván Pérez Santos, Patricio Díaz y Facundo Barrera.

Lorenzo Palma, Ciencia en Chile. Durante una semana, en enero 2020, se realizó una campaña oceanográfica en el fiordo Puyuhuapi, de la Región de Aysén, por investigadores del Centro i-mar de la Universidad de Los Lagos, COPAS Sur-Austral y CR2 de la Universidad de Concepción, del centro CIBAS de la Universidad Católica de la Santísima Concepción y el Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia, CIEP, de Coyhaique.

El objetivo fue determinar los procesos físicos y biogeoquímicos que contribuyen con las condiciones de hipoxia, o disminución del oxígeno disponible en el fiordo Puyuhuapi, y el impacto que generan la presencia de agua de bajos contenido de oxígeno en el plancton, explicó el Dr. Iván Pérez, investigador del Centro I-mar.

Los científicos, provistos de un sacatestigo conocido como gravity corer, obtubieron dos testigos, uno a 180 metros de profundidad en el seno Magdalena, donde por lo general existen bloom de especies nocivas y, el segundo, se extrajo a 100 metros en la desembocadura del río Cisnes. Las muestras de sedimento, en este caso, se obtienen por la acción del peso del instrumento y la gravedad.

Con los testigos de sedimentos se pueden hacer estudios geológicos, análisis químicos y biológicos, permiten conocer las condiciones de oxigenación de las aguas superficiales, así como los cambios climáticos y oceanográficos del pasado. En esta oportunidad, los investigadores Dres. Iván Pérez-Santos, Patricio Díaz y Facundo Barrera han realizado un muestreo oceanográfico en el marco del Programa de Investigación Copas Sur-Austral, liderado por el Departamento de Oceanografía de la Universidad de Concepción.

Los testigos que se extrajo del fiordo son parte de la colaboración con una interesante iniciativa internacional, que trabaja para reconstruir la historia de los últimos 1000 años de marea roja (proyecto IGCP-681), que corresponde a una iniciativa financiada por la División de Ecología y Ciencias de la Tierra de UNESCO.

El proyecto de la UNESCO es liderado por la Dra. Claudia Aracena en Chile, quien realiza investigación en las dependencias del Laboratorio Costero de Recursos acuáticos de Calfuco, perteneciente a la Universidad Austral de Chile en Valdivia.

La Dra. Aracena, explica que las propiedades químicas y biológicas de los sedimentos serán analizadas en diferentes laboratorios de las instituciones antes mencionadas en Chile. Posteriormente serán llevados al Instituto Geológico del Sur ubicado en Bahía Blanca, en Argentina, para analizar la abundancia de quistes de Dinoflagelados, que son los organismos responsables de estos eventos de marea roja en el fiordo Puyuhuapi. En este sentido la Dra. Claudia Marcela Borel es una de las pocas especialistas del área en Latinoamérica y será la investigadora a cargo de esta actividad y la anfitriona de la pasantía.

En junio del 2020 el equipo espera tener resultados preliminares que podrán ser comunicados a la comunidad científica en reuniones nacionales e internacionales en el ámbito de ciencias del mar y marea roja.