Ciencia aplicada para fortalecer la economía regional y nacional

244
Ingeniero Civil en Metalurgia de la Universidad de Atacama y Doctor en Ciencias de la Ingeniería, mención Ciencias e Ingeniería de Materiales de la Universidad de Santiago de Chile.

En este periodo que enfrentamos la pandemia del COVID-19 ha pasado desapercibido ciertos aspectos que dan cuenta de lo transversal que es el uso del cobre. Las características antibacterianas y antivirales han revivido la discusión de por qué no investigar nuevos usos de este metal.

Chile por años ha sostenido su economía en el mundo minero y en  la exportación de commodities, o recursos naturales con bajo nivel de procesamiento, por sobre el desarrollo de productos manufacturados, quedando éstas iniciativas supeditadas a esfuerzos particulares de grupos de investigadores y empresarios que hacen lo posible para generar valor agregado.

Pese a lo anterior, y por esfuerzos particulares, se exportaron miles de mascarillas con cobre a distintos países. Menciono esto como un ejemplo de los alcances inimaginables que la minería, de la mano con la innovación y el conocimiento científico puede alcanzar.

Afortunadamente el Gobierno Regional de Atacama con clara visión de futuro, ha apoyado un proyecto que une el conocimiento científico con la posibilidad de valorizar importantes recursos naturales, como lo son los depósitos de minerales de cobre, derrumbando los mitos del pasado y construyendo lo que puede ser un real impulso a la economía regional desde la innovación.

Desarrollo de Nuevas Aleaciones Cobre-Molibdeno es el nombre de la iniciativa FIC-R que busca entregar valor agregado a la producción minera de la región de Atacama y el país. En la región de Atacama, el sector minero aporta sobre el 35% del Producto Interno Bruto (PIB). Pese a lo anterior, esta dependencia, deja a la economía regional muy susceptible a los vaivenes internacionales de los precios de venta de los principales metales.

Para revertir esta situación, es necesario invertir en iniciativas que tiendan a entregar mayor valor agregado a estos recursos minerales, incluyendo la investigación científica e innovación en el proceso. En este contexto,  la Universidad de Atacama está llamada a  jugar un rol protagónico, ya que es la única institución de educación superior pública a nivel regional acreditada en investigación.  Adicionalmente, cuenta con la infraestructura y recursos humanos calificados para enfrentar este desafío.

Cambiar el paradigma del desarrollo del país y región, es una tarea a largo plazo, que involucrará el compromiso de los diferentes actores del sector público y privado. Sin embargo, es una tarea ineludible si queremos pensar en un país desarrollado. En este ámbito, la minería puede jugar un rol estratégico, al ser un rubro demandante de materiales manufacturados con alto valor agregado, abriendo posibilidades de nuevos mercados,  donde la innovación y desarrollo de conocimiento deberán tener un rol protagónico.

El proyecto Desarrollo de Nuevas Aleaciones Cobre-Molibdeno, tiene como objetivo probar que es posible obtener un producto manufacturado de uso en el campo eléctrico a partir de minerales existentes en la región de Atacama. Adicionalmente, en este proyecto se está desarrollando una tecnología de producción de polvos de cobre de alta pureza, lo cual podría impactar positivamente a la producción de la pequeña minería local. Finalmente, este trabajo está impulsando el desarrollo de dos tesis de magíster, permitiendo la generación de capital humano avanzado en la región, lo cual tiene una gran importancia si queremos fortalecer el ecosistema de innovación regional.