loader image

Buscan dar a conocer importancia del humedal del Campus Isla Teja

Tiempo de lectura: 20 minutos
Valentina luza

Compartir publicación

Extender el conocimiento sobre este ecosistema que se ubica en la Universidad Austral de Chile y comenzar a restaurarlo es la intención de un estudiante de Ingeniería en Conservación de Recursos Naturales.

El terreno que bordea la alameda al ingresar al Campus Isla Teja de la Universidad Austral de Chile es un importante ecosistema denominado hualve o pitranto, un tipo de humedal boscoso pantanoso que presenta altos niveles de biodiversidad. Estas características, junto con el gran interés de hacer divulgación científica, impulsaron a Fernando Riveros, estudiante de 5° año de Ingeniería en Conservación de Recursos Naturales de la UACh, a investigar más sobre el tema y comenzar a difundir la necesidad de conservarlo y también de restaurarlo.

Con el apoyo del Dr. Mauro González, académico de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales, Fernando está en una primera etapa, estudiando en qué situación legal se encuentra este sitio para buscar posteriormente los mecanismos más adecuados para hacer una propuesta de restauración.

“Este humedal boscoso de agua dulce -según la clasificación Ramsar- está reconocido bajo la Ley de Protección de Humedales Urbanos. Desde el año 2021 todos los proyectos en humedales urbanos deben someterse a un estudio de impacto ambiental, lo cual es algo positivo”, afirmó el estudiante.

Chuncho en humedal del Campus Isla Teja

Pero ¿Qué es exactamente un humedal? Es un sitio inundado permanente o temporalmente, una zona de transición entre un medio terrestre a uno acuático, o al revés. En el caso de los hualves, en general, pueden albergar hasta 247 especies vegetales y una gran variedad de fauna. Sus servicios son múltiples: purificación del agua, hábitat donde muchas especies se reproducen, ayuda a control de las inundaciones, entre muchas otras. Estos servicios ecosistémicos se perderían si el humedal desaparece.

“Mucha gente a la cual le he preguntado no reconoce el humedal de la UACh como tal, lo que es curioso, ya que lo vemos todos los días”, expresó Fernando, cuya primera intención es que toda la comunidad universitaria conozca la importancia del humedal Guadalafquén, como se le ha llamado temporalmente.

A pesar de que aún hay mucho por hacer para generar su línea base, se puede mencionar que posee aproximadamente 60 especies vegetales, 43 especies de fauna y alta abundancia de especies exóticas de alto riesgo, como el espinillo y el aromo australiano, que -de acuerdo con lo informado por el estudiante- están reemplazando a algunas especies nativas. También se pueden observar plantaciones nativas y especies como el maqui y pitra. Además, hay un sector de compostaje.

Huairavo

Entre la fauna encontrada se encuentran anfibios como la rana chilena, el sapito de antifaz, la lagartija valdiviana y otros. Los mamíferos observados en el humedal son el perro y el conejo; en cuanto a las aves el listado es más largo y se puede mencionar el queltehue, la tenca, bandurrias, mirlo, cachudito, huairavo, chuncho y choroy, entre otros.

Los invertebrados también habitan el humedal, pudiendo encontrar caballito del diablo, libélulas, abejorro chileno, abejorro europeo, coliguacho, chicharritas y otros.

Amenazas

Lo que más preocupa a Fernando Riveros son las amenazas a las que pudiera estar sometido este lugar, las que se dividen en antrópicas (contaminación, cambio climático), biológicas (fauna y flora exótica) y físico químicas (compostaje que podría causar eutrofización). “Las amenazas exóticas son preocupantes. Este año por ejemplo se encontró un zorro muerto dentro del Campus debido a ataque de perros que circulan por sector”, señaló.

Para ayudar a que esto no suceda, el estudiante junto a su compañera de la misma carrera Javiera Manríquez elaboraron una propuesta de restauración que socializarán con las unidades de la UACh pertinentes para analizar su factibilidad en el futuro. Por el momento indicaron que sus objetivos específicos son aumentar las especies nativas por sobre las exóticas, establecer una línea base del componente acuático y concientizar y educar a la comunidad universitaria de la existencia de este humedal.

“Me gustaría hacer un llamado a quienes tengan interés y se dediquen a estudios de humedales, para apoyar esta iniciativa y a la conservación de los servicios ecosistémicos. Los hualves son ecosistemas que necesitan protección y para ello necesitamos el apoyo de toda la comunidad universitaria”, enfatizó.

Fernando Riveros ofreció una charla en la UACh, donde expuso en detalle este tema y a la que se puede acceder en este enlace: https://youtu.be/dIJtHeQao08?t=18

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Sorry, No posts.