loader image

«Bokashi» y biotecnología, la poderosa receta para darle un nuevo uso a los residuos industriales

Alejandra Parra
Periodista y Comunicadora Social egresada de la Universidad Austral de Chile el 2013.Diplomada de Marketing Digital de la Pontificia Universidad Católica el 2020. Con 10 años de experiencia en el área comunicacional, enfocada en el plan estratégico.
[tiempo_lectura]
En su sección de Innovación, el diario El Mercurio destaca la labor de investigadoras del Centro de Biotecnología de Sistemas de la Universidad Andrés Bello, quienes combinan el bokashi –técnica tradicional japonesa del siglo 17–, con biotecnología para producir un nutritivo biofertilizante agrícola. Se trata de una de las fórmulas más costoefectivas para la valorización de residuos industriales.

bokashi

Pamela Alarcón, Periodista UNAB.- Un artículo publicado en la sección Innovación de El Mercurio da cuenta del trabajo desarrollado por investigadoras del Centro de Biotecnología de Sistemas de la Universidad Andrés Bello (CSB UNAB), quienes proponen un modelo que combina el bokashi –técnica tradicional japonesa que data del siglo 17 para la producción de abono orgánico–, con los avances de la biotecnología. De esta forma logran convertir residuos agroindustriales o de empresas sanitarias en un valioso biofertilizante agrícola de alta calidad.

“La forma tradicional en que se hace bokashi es solo a partir de los microorganismos que vienen en los residuos, a los que se la añade una levadura o un yogurt para promover bacterias”, explica Giovanna Anziani, investigadora del CSB UNAB y quien realiza ensayos sobre el desarrollo y mejoramiento de esta antigua técnica adaptada para el manejo sostenible de residuos industriales.

Anziani indicó a El Mercurio que la propuesta contempla el uso de biotecnología para analizar los residuos industriales:

Y a partir de esa información hacer una bioaumentación específica de ciertos microorganismos, bacterias, hongos o levaduras para agregar al bokashi, seleccionados para controlar patógenos y degradar compuestos dañinos que estén presentes en los residuos de una determinada industria. Al final, eso aumenta la calidad nutricional del abono que produces.

Asimismo, la directora del Centro de Biotecnología Vegetal de UNAB, Pilar Parada, y quien supervisa la investigación de Anziani, indicó en el artículo que esta propuesta disminuye la cantidad de basura que llega a los vertederos. “Por otro lado, [permite] tener un producto de muy alta calidad, que es este fertilizante bokashi para el terreno agrícola”. A su juicio, esta es hoy una de las fórmulas más costoefectivas para tratar y valorizar los residuos industriales.

 Revisa el artículo completo AQUÍ.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Descubre novedades en publicaciones científicas destacadas