loader image

Biopropano da una segunda vida a aceites residuales

Tiempo de lectura: 20 minutos
Alejandra Parra
Periodista y Comunicadora Social egresada de la Universidad Austral de Chile el 2013.Diplomada de Marketing Digital de la Pontificia Universidad Católica el 2020. Con 10 años de experiencia en el área comunicacional, enfocada en el plan estratégico.

Compartir publicación

Proyecto UCSC consiguió obtener un combustible de alto rendimiento, presentado en la ceremonia de cierre de la iniciativa.

Jean Pierre Molina, Periodista UCSC.- Un litro de aceite contamina mil litros de agua. Por eso, dar una segunda vida a este producto puede ser una alternativa sustentable que permita encontrar un sustituto al gas licuado de petróleo, que es un combustible fósil. Y una investigación liderada por la académica de la Facultad de Ciencias de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, Dra. Laura Azócar, ofrece un proceso para generar biopropano a partir de aceites residuales, una oportunidad que permitirá diversificar la matriz energética.

Se trata del proyecto Fondef IDeA I+D “Producción de biopropano de segunda generación a través de un proceso integrado biotecnológico/termoquímico” ID 20 I 10331, que obtuvo un biocombustible con las mismas propiedades que un gas licuado de petróleo, pero sin emisiones.

“Nosotros desarrollamos un proceso integrado que permite maximizar la producción de un biopropano a partir de aceite con rendimientos bastante altos. Para eso, desarrollamos una línea biotecnológica y otra termoquímica, en la que estudiamos una reacción química de metanil. Cuando se genera esta reacción química, hay un residuo que se produce, y eso lo llevamos a un proceso biotecnológico, con una cepa bacteriana”, resumió la Dra. Laura Azócar.

La tecnología, en proceso de ser patentada, es una solución sustentable y ecológica, con costos de almacenamiento y transporte similar al gas licuado, que tiene como aliado a empresas como Gasco GLP y Rendering Chile, interesados en desarrollar procesos productivos para este combustible.

Matriz renovable

Durante la ceremonia de cierre del proyecto, participó la seremi de Energía, Daniela Espinoza, quien destacó el trabajo que realiza la UCSC en materia de energías sostenibles. Según afirmó, “la energía representa casi el 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero, pero además es un sector estratégico para potenciar las economías locales, impulsar el desarrollo y demandar de mano de obra especializada, que esperamos que sea formada en universidades locales. Tenemos que avanzar hacia una matriz renovable, con combustibles sostenibles y en esta transición tenemos el deber de mantener un suministro energético confiable y seguro. Y precisamente el gas y los biocombustibles constituyen las opciones más confiables que apoyarán la reducción de emisiones de gases de efecto de invernadero. Este proyecto de biopropano se alinea con las metas y la hoja de ruta que nos hemos propuesto en el sector de energía”.

El encuentro contó con presentaciones de los representantes de Gasco GP, Juan Francisco Richards, y de Rendering Chile, Joaquín Aguirre, así como también una charla magistral del director ejecutivo de Fundación Energía para Todos, Javier Piedra, con el tema “Energías renovables, desafíos y oportunidades frente al cambio climático”.

Compartir publicación

Sorry, No posts.

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados

Sorry, No posts.