loader image

Avances y Desafíos: Estrategia Binacional para la Conservación de la Ranita de Darwin

Tiempo de lectura: 20 minutos
Redacción CienciaEnChile
Somos un medio de comunicación y una agencia nacional de difusión y divulgación de ciencia. Estamos comprometidos con la difusión de una variedad de proyectos respaldados por ANID y diversas fuentes de financiamiento.

Los anfibios son el grupo de vertebrados más amenazado del planeta, así lo determinó un reciente estudio publicado en la revista científica Nature, que incluyó el análisis crítico de más de 8.000 especies y 20 años de datos a nivel global. Entre los hallazgos, se detectó que 160 especies de anfibios están consideradas como ‘Posiblemente Extintas’, entre ellas, la Ranita de Darwin del Norte (Rhinoderma rufum), especie que habitaba los bosques costeros entre Zapallar y Concepción y que no ha sido vista desde 1981.

Con este antecedente, y en un intento por preservar a la Ranita de Darwin del Sur (Rhinoderma darwinii), se lanzó en 2018, desde la Universidad Andrés Bello, la “Estrategia Binacional de Conservación de la Ranita de Darwin”, iniciativa que contempla acciones, objetivos y metas a cumplir en un plazo de diez años. El trabajo fue desarrollado por más de 30 organizaciones, entre las que se cuentan el Ministerio de Medio Ambiente de Chile, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Argentina, Fundación Meri, Fundación Huilo Huilo, el Zoológico de Leipzig (Alemania), la Zoological Society of London, empresas forestales y ONGs, así como la Universidad Austral, Universidad de Concepción, Universidad de Chile y Universidad Andrés Bello, entre otras.

A cinco años de ese lanzamiento, las organizaciones participantes volvieron a reunirse en Campus República de UNAB donde realizaron un Taller de Actualización de la Estrategia Binacional. “Estamos a la mitad de esta estrategia de conservación, entonces la importancia de esta instancia es que nos permite saber cómo vamos avanzando, actualizar lo que haya que actualizar, pero también renovar los esfuerzos para los siguientes cinco años”, indicó Andrés Valenzuela, presidente de la ONG Ranita de Darwin e investigador en el Instituto de Zoología de la Zoological Society of London.

A juicio de Claudio Azat, director del Centro de Investigación para la Sustentabilidad de UNAB y presidente regional del Grupo de Especialistas de Anfibios de la IUCN, el taller fue un éxito. “Logramos convocar a todos los actores relevantes, incluso se sumaron algunos nuevos que no estaban presentes en la primera reunión, hace cinco años atrás. Eso significa que estuvo representada la academia, los servicios públicos, el sector privado a través de las forestales, y también las ONGs. Tuvimos una instancia de dos jornadas muy provechosas e interesantes para poder actualizar y discutir sobre los próximos desafíos para la Estrategia», indicó Azat.

Ranita de Darwin, una especie bandera

La ranita de Darwin del Sur fue registrada por primera vez en 1834, en la isla de Lemuy, en Chiloé, por el naturalista y explorador inglés Charles Darwin. Entre las 8.000 especies de anfibios del planeta, esta es la única en donde el macho cría a sus renacuajos dentro de su saco vocal. A eso se suma su diminuto tamaño –no sobrepasa los 3 cm—, y su fina habilidad para el camuflaje.

ranita de darwin“La Ranita de Darwin es una especie tan especial, que no podemos darnos el lujo de perderla”, señaló Andrew Cunningham, subdirector de Ciencia del Instituto de Zoología de la Sociedad Zoológica de Londres y miembro de la Estrategia Binacional.  “Creo que la razón por la cual personas como yo y otras que vienen del extranjero seguimos participando en esta iniciativa, es porque hay verdadera pasión y un auténtico deseo de mejorar las condiciones de esta especie en Chile y Argentina. Entonces, dado que hay personas aquí que trabajan arduamente, si podemos apoyarlos de alguna manera, ¿por qué no?”

Por su parte, Michael Meyerhoff, oficial de Conservación y Eco-Gestión del Zoológico de Leipzig, Alemania, señala: “Tal vez sea solo una pequeña rana, pero es una especie bandera muy carismática para este tipo especial de hábitat, que es el bosque templado del sur de Chile y Argentina”.

Las especies bandera son especies carismáticas que sirven como símbolo de los programas de conservación, ayudando a promover la causa y a recaudar fondos. Según Meyerhoff, a través de la Ranita de Darwin se pueden abordar muchos temas de interés global, como la discusión sobre Una Salud, la quitridiomicosis (enfermedad que diezma la población de anfibios), y la conservación y restauración de ecosistemas, entonces, “puede que esto solo una estrategia de conservación y un taller enfocado en un anfibio muy raro, pero hay tanto más detrás de eso y que tiene que ver con discusiones a nivel global”, indicó Meyerhoff.

Liliana Pezoa, administradora de la Reserva Costera Valdiviana de The Nature Conservancy en la Región de los Ríos explica que tienen un área protegida de 50 mil hectáreas, en donde uno de los objetos de conservación son los anfibios del bosque, y entre ellos, la ranita de Darwin. “Para nosotros es fundamental estar aquí, aportando la experiencia que tenemos, pero por sobre todo aprender de los profesionales que están trabajando nuevas técnicas de monitoreo, de investigación y estar en línea con lo que está haciendo Chile al respecto”.

Una estrategia participativa

El Taller de Actualización de la Estrategia Binacional contó con la presencia de alrededor de 30 personas representando a diversas instituciones, entre universidades, organismos estatales, ONGs, y empresas privadas, lo que fue destacado por Charif Tala, jefe del Departamento de Conservación de Especies del Ministerio del Medio Ambiente. “En la medida que uno quiere hacer procesos de planificación para conservación, que sean más efectivos, estos tienen que ser participativos, requieren de estas instancias de colaboración público-privada”, señaló Tala.

ranita de DarwinAsimismo, Raúl Briones, jefe del Programa de Conservación de Especies de BioForest, ARAUCO, valoró la instancia para compartir el trabajo y los protocolos que mantiene la empresa forestal. “Aquí nosotros actualizamos los métodos de monitoreo, de estudio para llevar esto a las áreas de Alto Valor de Conservación de la empresa, donde está presente la rana de Darwin”.

Carmen Úbeda, académica del Departamento de Zoología de la Universidad Nacional del Comahue, Argentina, también destacó la amplia representación de organismos y la oportunidad para compartir sus avances, “y es lo que representa esta instancia, compartir con los colegas y renovarnos académicamente para ir cumpliendo las premisas y los objetivos que quedaron en la estrategia”.

Huilo Huilo

El Taller de Actualización de la Estrategia Binacional de Conservación de la Ranita de Darwin culminó con un viaje a la Reserva Biológica Huilo Huilo, ubicada en la comuna de Panguipulli, en la Región de los Ríos. Esta es una área protegida privada de 100.000 hectáreas que contiene una sorprendente diversidad biológica, con especies de flora y fauna únicas en el mundo, entre ellas, la Ranita de Darwin. La Reserva, administrada por la Fundación Huilo Huilo, busca preservar esta riqueza natural y cultural para las generaciones futuras.

“Huilo Huilo ha sido una fundación importante en la generación de la estrategia binacional, siempre han estado apoyando con mucha fuerza. De hecho, el primer taller lo hicimos en el hotel de Huilo Huilo, en 2017”, destacó Claudio Azat, de UNAB.

Durante su estadía, los miembros de la Estrategia Binacional sostuvieron reuniones con la Fundación Huilo Huilo, y visitaron la Reserva, donde se llevan a cabo investigaciones desde hace más de 10 años.

“La idea de la estadía era empaparnos aún más de esta iniciativa y empujar con más fuerza esta segunda parte de la estrategia”, indicó Azat, agregando que en marzo esperan publicar un libro de actualización y volver a reunirse en un año más.

Compartir publicación

Etiquetas de esta publicación

Artículos
relacionados